To­tus Tuus pi­de «paz» en la Uni­ver­si­dad Car­los III

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Madrid - José Cal­de­re­ro de Al­de­coa @jcal­de­re­ro

La Uni­ver­si­dad Car­los III re­vo­có re­pen­ti­na­men­te el permiso pa­ra la inau­gu­ra­ción de la Aso­cia­ción To­tus Tuus UC3M an­te la pre­sión de otras or­ga­ni­za­cio­nes del cen­tro. El pre­si­den­te de la en­ti­dad reivin­di­ca su «de­re­cho a con­tar con el es­pa­cio pú­bli­co pa­ra ex­pre­sar nues­tras ideas» y ase­gu­ra que, «co­mo ca­tó­li­cos, que­re­mos un cli­ma de paz y con­cor­dia den­tro de la uni­ver­si­dad, e in­ter­cam­biar ideas con to­do el mun­do»

Ape­sar de su ac­ci­den­ta­da inau­gu­ra­ción, can­ce­la­da des­de la Uni­ver­si­dad Car­los III de Ma­drid (UC3M) por la pre­sión de otros gru­pos del cen­tro, la Aso­cia­ción To­tus Tuus UC3M no bus­ca el en­fren­ta­mien­to con na­die. Al con­tra­rio, «no­so­tros, co­mo ca­tó­li­cos, que­re­mos un cli­ma de paz, de con­cor­dia den­tro de la uni­ver­si­dad, de en­ten­der­nos con to­do el mun­do, de in­ter­cam­biar ideas y que el men­sa­je pue­da lle­gar a cuan­tos más me­jor», ex­pli­ca Emi­lio Es­te­ban, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción To­tus Tuus UC3M, a Al­fa y Ome­ga.

Pe­ro es­ta idea son más que pa­la­bras. Des­de To­tus Tuus es­ta­ban más que dis­pues­tos a acu­dir a una reunión con­vo­ca­da pa­ra es­te mis­mo mar­tes con otras aso­cia­cio­nes del cen­tro pa­ra co­no­cer­se y dia­lo­gar. «Que­re­mos que ha­ya unas bue­nas re­la­cio­nes en­tre to­dos y que ca­da uno pue­da dis­fru­tar de la uni­ver­si­dad de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble, con­vi­vien­do pa­cí­fi­ca­men­te», ase­gu­ra Es­te­ban. Sin em­bar­go, la reunión ha si­do fi­nal­men­te sus­pen­di­da por la UC3M, pos­pues­ta pa­ra más ade­lan­te y con­ta­rá con la pre­sen­cia de la vi­ce­rrec­to­ra de la uni­ver­si­dad.

To­dos los pa­pe­les en re­gla

La aso­cia­ción na­ció es­te ve­rano con el ob­je­ti­vo de res­pon­der a las in­quie­tu­des es­pi­ri­tua­les de los es­tu­dian­tes de la Uni­ver­si­dad Car­los III. Sus es­ta­tu­tos fue­ron de­bi­da­men­te apro­ba­dos por el cen­tro uni­ver­si­ta­rio. Una vez con los pa­pe­les en re­gla, de­ci­die­ron or­ga­ni­zar un ac­to inau­gu­ral pa­ra el mar­tes 16 de oc­tu­bre que in­cluía una Mi­sa pre­si­di­da por el obis­po de Ge­ta­fe. El ac­to tam­bién fue au­to­ri­za­do por la uni­ver­si­dad, que ce­dió el au­la 10.2.12 pa­ra que se desa­rro­lla­ra. Pe­ro tan so­lo 24 ho­ras an­tes de que se ce­le­bra­ra el even­to, la Uni­ver­si­dad Car­los III re­vo­có el permiso y la ce­sión del au­la.

«Las ra­zo­nes que nos die­ron fue que exis­tía la po­si­bi­li­dad de que se pro­du­je­ran in­ci­den­tes que cau­sa­ran da­ños en el mo­bi­lia­rio y que im­pi­die­sen el nor­mal fun­cio­na­mien­to de las ac­ti­vi­da­des que se desa­rro­llan en la uni­ver­si­dad», afir­ma el pre­si­den­te de la aso­cia­ción. En con­cre­to, el cen­tro uni­ver­si­ta­rio se es­cu­dó a úl­ti­ma ho­ra en el ar­tícu­lo 2.3 de la nor­ma­ti­va so­bre au­to­ri­za­ción de uso de es­pa­cios en la UC3M en el que se re­co­ge la sus­pen­sión de ac­ti­vi­da­des cuan­do ha­ya sos­pe­chas de que la ce­le­bra­ción del ac­to pue­de su­po­ner «ries­go pa­ra la in­te­gri­dad de per­so­nas o bie­nes».

Pa­ra Es­te­ban, sin em­bar­go, lo sig­ni­fi­ca­ti­vo del ca­so es que los «ries­gos» que la uni­ver­si­dad ar­gu­yó pa­ra can­ce­lar los per­mi­sos no eran impu­tables a los con­vo­can­tes del ac­to, sino a otros miem­bros de la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va que se opu­sie­ron ra­di­cal­men­te a la ce­le­bra­ción del mis­mo. «Cuan­do em­pe­za­mos a pro­mo­cio­nar el ac­to inau­gu­ral hu­bo va­rias aso­cia­cio­nes que pro­tes­ta­ron. Re­dac­ta­ron un co­mu­ni­ca­do y es­tu­vie­ron re­co­gien­do fir­mas pa­ra que se nos re­ti­ra­ra el permiso», ase­gu­ra. «In­clu­so nos lle­ga­ron a de­cir que si no se can­ce­la­ba por fir­mas, ha­bía gru­pos dis­pues­tos a boi­co­tear­lo ac­ti­va­men­te». An­te es­tas cir­cuns­tan­cias, en vez de «de de­fen­der un ac­to que te­nía to­dos los re­qui­si­tos le­ga­les cum­pli­dos», la UC3M, «de­ci­dió ce­der a la pre­sión de gru­pos que que­rían coar­tar la li­ber­tad de otros es­tu­dian­tes».

An­te la re­pen­ti­na re­vo­ca­ción y sin po­si­bi­li­dad ma­te­rial de avi­sar a to­dos los que te­nían pre­vis­to acu­dir al ac­to, los alum­nos de­ci­die­ron can­ce­lar el even­to pe­ro acu­die­ron el mar­tes al cen­tro es­tu­dian­til «pa­ra ex­pre­sar nues­tras ideas y pa­ra prac­ti­car li­bre­men­te nues­tras creen­cias, co­mo lo ha­ce cual­quier otra aso­cia­ción», sub­ra­ya el pre­si­den­te. Asis­tie­ron de­ce­nas de es­tu­dian­tes. «Nos hi­ci­mos al­gu­nas fo­tos fren­te al au­la que fi­nal­men­te nos han ne­ga­do y lue­go ba­ja­mos al jar­dín. Allí leí­mos un ma­ni­fies­to en el que con­ta­mos pa­ra qué nace la aso­cia­ción, cuá­les son los ob­je­ti­vos, quié­nes so­mos y por qué es­tá­ba­mos en el jar­dín en vez de en un au­la». Al fi­nal, «re­za­mos jun­tos un ro­sa­rio».

Fo­tos: To­tus Tuus

Con­cen­tra­ción fren­te al au­la en la que de­bía ce­le­brar­se el ac­to de inau­gu­ra­ción

En los jar­di­nes de la Uni­ver­si­dad Car­los III de Ma­drid le­yen­do un ma­ni­fies­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.