Ilus­tres

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Madrid - Cris­ti­na Ta­rre­ro

Ra­món de Me­so­ne­ros Ro­ma­nos fue un cro­nis­ta ma­dri­le­ño que com­pi­ló la his­to­ria de nues­tra ciu­dad, es muy co­no­ci­do por sus li­bros cos­tum­bris­tas e his­tó­ri­cos. Sin du­da el pri­me­ro que ideó la crea­ción de un pan­teón de figuras ilus­tra­das, así en el año 1837 es­co­gió la igle­sia de San Fran­cis­co el Gran­de co­mo el es­pa­cio idó­neo pa­ra al­ber­gar a los gran­des de Es­pa­ña. Su idea fue asu­mi­da por el Go­bierno li­be­ral que im­bui­do en los ideales ilus­tra­dos que­ría re­cor­dar a los per­so­na­jes más sig­ni­fi­ca­ti­vos de nues­tro pa­sa­do; eso sí, figuras es­co­gi­das, las que ellos con­si­de­ra­ban dig­nas de ser re­cor­da­das y que lle­va­ban muer­tas más de cin­cuen­ta años. La Real Aca­de­mia de la His­to­ria de­be­ría pro­po­ner la lis­ta de per­so­na­jes que me­re­cían ser lle­va­dos al nue­vo pan­teón y pa­ra ello creó una co­mi­sión de ex­per­tos. Se bus­ca­ron los res­tos de Lo­pe de Ve­ga, Ve­láz­quez, Cer­van­tes…, aun­que sin éxi­to. Fi­nal­men­te el 20 de ju­nio del año 1869 lle­ga­ron a la igle­sia de San Fran­cis­co Juan de Me­na, Gar­ci­la­so de la Ve­ga, Cal­de­rón de la Bar­ca… y fue­ron de­po­si­ta­dos en una ca­pi­lla. La igle­sia ha­bía si­do escogida no so­lo por su sun­tuo­si­dad sino por­que ha­bía si­do des­amor­ti­za­da en 1836 ce­rra­da a cul­to y los fran­cis­ca­nos ex­pul­sa­dos y de­pen­día, y de­pen­de, del Es­ta­do. Re­sul­ta sor­pren­den­te que es­tos mis­mos ilus­tres que de­fen­dían la im­por­tan­cia de re­cor­dar nues­tro pa­sa­do glo­rio­so no se opu­sie­ron, sino que ani­ma­ron, al de­rri­bo de los igle­sias y con­ven­tos del an­ti­guo Ma­drid ta­les co­mo San­ta Ma­ría (1869), el con­ven­to de Santo Do­min­go (1869), la igle­sia del Buen Su­ce­so (1837), San Fe­li­pe el Real (1838), el con­ven­to de Nues­tra Se­ño­ra de la Vic­to­rias (1838), el con­ven­to del Es­pí­ri­tu Santo (1841), la igle­sia de la San­ta Cruz (1868)… El pro­yec­to de nue­vo pan­teón se es­tan­có y los ilus­tres de­po­si­ta­dos en la ca­pi­lla vol­vie­ron a su lu­gar de ori­gen.

Años más tar­de, la rei­na Ma­ria Cris­ti­na re­gen­te de­ci­dió crear un ver­da­de­ro pan­teón jun­to a una nue­va ba­sí­li­ca de Ato­cha da­do que la an­ti­gua ame­na­za­ba rui­na y en ella es­ta­ban ya en­te­rra­dos An­to­nio Ríos Ro­sas o el ge­ne­ral Pa­la­fox en­tre otros. Así, tras un con­cur­so fue ele­gi­do Fernando Ar­bós co­mo ar­qui­tec­to aun­que so­lo cons­tru­yó el pan­teón en es­ti­lo neo­bi­zan­tino. Hoy día es un lu­gar em­ble­má­ti­co don­de se en­cuen­tran en­te­rra­dos po­lí­ti­cos de fi­na­les del si­glo XIX y prin­ci­pios del XX, y un es­pa­cio mo­nu­men­tal don­de con­tem­plar fan­tás­ti­cos mau­so­leos rea­li­za­dos por Que­rol o Ben­llu­re en­tre otros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.