«El ma­chis­mo es­tá pre­sen­te en nues­tro ins­ti­tu­to»

▼ 200 alum­nos de 12 ins­ti­tu­tos ma­dri­le­ños, con­vo­ca­dos por la fun­da­ción pon­ti­fi­cia Scho­las Oc­cu­rren­tes, se han da­do ci­ta en el co­le­gio Sa­gra­do Co­ra­zón de Ma­drid pa­ra plan­tear so­lu­cio­nes con­tra la la vio­len­cia de gé­ne­ro y des­te­rrar el ma­chis­mo del en­torno e

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Madrid - Jo­sé Cal­de­re­ro de Al­de­coa @jcal­de­re­ro

«To­ca­ba cla­se de Edu­ca­ción Fí­si­ca». Por aquel en­ton­ces, el ca­so de la Ma­na­da – el gru­po de jó­ve­nes con­de­na­dos por el abu­so se­xual a una jo­ven du­ran­te los san­fer­mi­nes– lle­na­ba las por­ta­das de los pe­rió­di­cos. «El pro­fe­sor se pu­so a re­par­tir pa­ñue­los pa­ra la ac­ti­vi­dad que íba­mos a ha­cer» y uno de los com­pa­ñe­ros de Lau­ra, al re­ci­bir el su­yo, le sol­tó a la ca­ra: «“Mi­ra, mi­ra, so­mos co­mo los de la Ma­na­da”. No sé si pre­ten­día in­ti­mi­dar­me o se es­ta­ba ha­cien­do el gra­cio­so con sus ami­gos, pe­ro me sen­tí fa­tal», ase­gu­ra la jo­ven, de 17 años.

No es un ca­so ais­la­do. Tam­bién Clau­dia ha su­fri­do al­gún epi­so­dio des­agra­da­ble en el en­torno es­co­lar. «Me gus­ta mu­cho el fút­bol, pe­ro los chi­cos de mi cla­se nun­ca me han de­ja­do ju­gar con ellos en el re­creo por ser chi­ca», afir­ma. Co­mo ellas, cer­ca de 200 jó­ve­nes ma­dri­le­ños de 12 co­le­gios pú­bli­cos, pri­va­dos y con­cer­ta­dos de la ciu­dad de­nun­cia­ron el vier­nes –ape­nas dos días an­tes de que se ce­le­bra­ra, el 25 de no­viem­bre, el Día In­ter­na­cio­nal con­tra la Vio­len­cia de Gé­ne­ro– que el ma­chis­mo «es­tá pre­sen­te en nues­tro día a día. No­so­tros mis­mos nos he­mos vis­to in­vo­lu­cra­dos en si­tua­cio­nes de es­te ti­po. Y ve­mos, ade­más, que es un pro­ble­ma que se ha nor­ma­li­za­do in­cons­cien­te­men­te en nues­tra so­cie­dad». Así lo ase­gu­ra­ron los jó­ve­nes en el do­cu­men­to fi­nal du­ran­te la clau­su­ra de la IV edi­ción del pro­gra­ma Ciu­da­da­nía de la fun­da­ción pon­ti­fi­cia Scho­las Oc­cu­rren­tes.

Fren­te a es­ta la­cra, los es­tu­dian­tes pro­pu­sie­ron so­lu­cio­nes co­mo la ha­bi­li­ta­ción de un pun­to de en­cuen­tro en re­des so­cia­les pa­ra víc­ti­mas de vio­len­cia ma­chis­ta o la uti­li­za­ción de in­ter­net pa­ra di­fun­fir char­las y ví­deos pa­ra con­cien­ciar so­bre es­te pro­ble­ma. Las pro­pues­tas fue­ron pre­sen­ta­das el vier­nes an­te el di­rec­tor mun­dial de Scho­las, Jo­se Ma­ría del Co­rral, y el di­rec­tor ge­ne­ral de Edu­ca­ción In­fan­til, Pri­ma­ria y Se­cun­da­ria de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, Juan Jo­sé Nie­to. El mar­tes, el pro­pio Pa­pa Fran­cis­co re­ci­bió a Clau­dia en el Va­ti­cano pa­ra co­no­cer de pri­me­ra mano las con­clu­sio­nes al­can­za­das por los jó­ve­nes du­ran­te el cie­rre del ac­to de Scho­las.

Scho­la Oc­cu­rren­tes

Foto fi­nal de la IV edi­ción del pro­gra­ma Ciu­da­da­nía de la fun­da­ción pon­ti­fi­cia Scho­las Oc­cu­rren­tes ce­le­bra­da en Ma­drid has­ta el vier­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.