La igual­dad se apren­de en el pa­tio del co­le­gio

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Madrid -

Pa­ra des­ha­cer la ló­gi­ca de la de­sigual­dad y des­te­rrar el ma­chis­mo del en­torno es­co­lar, la ba­ta­lla co­mien­za con pe­que­ños ges­tos en el pa­tio del co­le­gio. Allí los chi­cos y chi­cas no tie­nen una su­per­vi­sión tan es­tric­ta y, en mu­chos ca­sos, ter­mi­na im­po­nién­do­se la ley del más fuer­te.

Pa­ra Inma Ma­rín, pre­si­den­ta en Es­pa­ña de la Aso­cia­ción In­ter­na­cio­nal por el De­re­cho del Ni­ño a Ju­gar, es im­por­tan­te «cam­biar de men­ta­li­dad» y «de­jar de ver el au­la co­mo el úni­co es­pa­cio del cen­tro es­co­lar en el que se edu­ca a los ni­ños» y al «pa­tio co­mo el si­tio don­de se des­fo­gan an­tes de vol­ver a cla­se». Fren­te a es­ta vi­sión, Ma­rín de­fi­ne el pa­tio co­mo un «es­pa­cio ex­te­rior de apren­di­za­je». «Es el lu­gar don­de los ni­ños apren­den a so­cia­li­zar a tra­vés del jue­go y, por eso, es muy im­por­tan­te lan­zar­les un men­sa­je de igual­dad y de no dis­cri­mi­na­ción ha­cia el otro gé­ne­ro».

Des­de es­ta mis­ma con­vic­ción, la Red de Pa­tios In­clu­si­vos y Sos­te­ni­bles tra­ba­ja en la trans­for­ma­ción de los pa­tios es­co­la­res pa­ra «que to­dos sus usua­rios lo pue­dan dis­fru­tar de igual ma­ne­ra y que no se apro­pien de él un por­cen­ta­je pe­que­ño de los alum­nos», ex­pli­ca una de las im­pul­so­ras de la ini­cia­ti­va, Mar­ta Mo­nas­te­rio.

El pro­yec­to, que ha si­do re­pli­ca­do por el Ayun­ta­mien­to de Ma­drid en otros cen­tros y que

ha ins­pi­ra­do la trans­for­ma­ción de di­fe­ren­tes pa­tios a lo lar­go de Es­pa­ña, na­ció en 2017 con el cam­bio de los pa­tios de los co­le­gios Nues­tra Se­ño­ra de la Pa­lo­ma y San­ta Ma­ría de Ma­drid. «Eran gri­ses, do­mi­na­dos ca­si en su to­ta­li­dad por un cam­po de fút­bol y, por lo tan­to, ocu­pa­dos en gran par­te por aque­llos ni­ños a los que les gus­ta es­te de­por­te. En los már­ge­nes, mu­chas ve­ces so­me­ti­dos a los ba­lo­na­zos, veías al res­to de ni­ños a los que no les gus­ta­ba el fút­bol, y a las ni­ñas in­ten­ta­do ju­gar a otras co­sas», ex­pli­ca Mo­nas­te­rio.

Pa­ra la ela­bo­ra­ción del nue­vo lu­gar de re­creo se con­sul­tó a to­dos los im­pli­ca­dos –alum­nas, alum­nos, pa­dres, pro­fe­so­res y di­rec­ti­vos– y se de­ci­dió «re­du­cir el cam­po de fút­bol, y se in­clu­ye­ron en el pa­tio dos ro­có­dro­mos, un huer­to más gran­de, un me­ren­de­ro, es­truc­tu­ras con las que ju­gar y mu­ra­les».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.