El re­gre­so de la Com­pa­ñía de Je­sús

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Editoriales - Jo­sé A. Ávi­la Ló­pez Ta­rra­sa (Bar­ce­lo­na)

Des­de bien pe­que­ño, siem­pre me ha­bía pre­gun­ta­do la ra­zón por la que una ins­ti­tu­ción tan im­por­tan­te co­mo la Com­pa­ñía de Je­sús tar­dó tan­to tiem­po en re­gre­sar y res­tau­rar­se des­pués de que fue di­suel­ta y ex­pul­sa­da de Es­pa­ña. Es­tos apun­tes his­tó­ri­cos aclaran mis du­das: el 29 de ma­yo de 1815, la Com­pa­ñía de Je­sús era res­ta­ble­ci­da en la Es­pa­ña de

Fer­nan­do VII. Me­ses an­tes, el 7 de agos­to de 1814, el Pa­pa Pío VII la ha­bía res­tau­ra­do con to­das sus pre­rro­ga­ti­vas y con to­dos sus de­re­chos en la Igle­sia universal. Fer­nan­do VII, y aquí se des­pe­jan to­das mis du­das, que fue nie­to y ad­mi­ra­dor de Car­los III (ac­tor prin­ci­pal de la ex­pul­sión de los je­sui­tas y de la ex­tin­ción de la Com­pa­ñía de Je­sús), sen­tía que la más que jus­ti­fi­ca­da vuel­ta de los je­sui­tas a las tie­rras del Reino de Es­pa­ña, era una des­au­to­ri­za­ción ex­pre­sa de la política in­te­rior y ex­te­rior de su pa­dre y de su abue­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.