Un ma­tri­mo­nio en la Cu­ria

▼ El car­de­nal Oso­ro anun­cia du­ran­te la ce­le­bra­ción de la Sa­gra­da Fa­mi­lia que un ma­tri­mo­nio se si­túa al frente de la nueva área de Fa­mi­lia y Lai­cos. Uno de los pri­me­ros pun­tos de la re­no­va­ción de la pas­to­ral fa­mi­liar que de­be­rán pi­lo­tar es el re­plan­te­amien

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Portada - Ricardo Ben­ju­mea

El car­de­nal Oso­ro ce­le­bró la Jor­na­da de la Sa­gra­da Fa­mi­lia sa­lu­dan­do y ben­di­cien­do a las fa­mi­lias que a lo lar­go de to­do el día se acer­ca­ron a la ca­te­dral. Al fi­na de la Misa, anun­ció el nom­bra­mien­to de Ma­ría Ba­zal y Jo­sé Barceló –res­pon­sa­bles de la Fun­da­ción Ca­sa de la Fa­mi­lia– al frente del área de Fa­mi­lia y Lai­cos.

Se lla­man Ma­ría y Jo­sé. «Sí, y nues­tros hi­jos na­cie­ron en [la clí­ni­ca de] Be­lén», bro­mean am­bos, tras anun­ciar el car­de­nal Oso­ro su nom­bra­mien­to al fi­nal la Misa de la Sa­gra­da Fa­mi­lia.

Por pri­me­ra vez en su his­to­ria, el área de pas­to­ral fa­mi­liar de la ar­chi­dió­ce­sis de Madrid (que in­cor­po­ra la has­ta aho­ra De­le­ga­ción de Apos­to­la­do Se­glar) tie­ne al frente a un ma­tri­mo­nio, con ex­pe­rien­cia di­rec­ta de los re­tos y di­fi­cul­ta­des que afron­ta en el día a día la fa­mi­lia cris­tia­na. Pe­ro an­tes que eso, Ma­ría Ba­zal Gon­zá­lez y Jo­sé Barceló Llau­ger lle­gan a la Cu­ria dio­ce­sa­na con una am­plia ex­pe­rien­cia en el acom­pa­ña­mien­to a otras fa­mi­lias. Miem­bros des­de ha­ce más de 30 años de la Co­mu­ni­dad Cris­tia­na de Ma­tri­mo­nios de Nues­tra Se­ño­ra de Na­za­ret y del Pi­lar, de ins­pi­ra­ción ig­na­cia­na, Ba­zal y Barceló son res­pec­ti­va­men­te miem­bro del pa­tro­na­to y pre­si­den­te de la Fun­da­ción Ca­sa de la Fa­mi­lia. Es­ta en­ti­dad se ha con­ver­ti­do en los úl­ti­mos años en una pie­za cla­ve en la pas­to­ral de fa­mi­lia del Ar­zo­bis­pa­do. En co­la­bo­ra­ción con el Ins­ti­tu­to Uni­ver­si­ta­rio de la Fa­mi­lia de la Uni­ver­si­dad Pon­ti­fi­ca Comillas, la Ca­sa de la Fa­mi­lia lan­zó a fi­na­les de 2017 el In­for­me Fa­mi­lia, en res­pues­ta al re­to plan­tea­do por la ex­hor­ta­ción Amo­ris lae­ti­tia de con­tar con ins­tru­men­tos que per­mi­tan co­no­cer de for­ma ri­gu­ro­sa la reali­dad con­cre­ta de las fa­mi­lias y, a par­tir de ahí, desideo­lo­gi­zar los de­ba­tes y bus­car si­ner­gias con otros ac­to­res so­cia­les. Una ex­pre­sión más de esa Igle­sia en sa­li­da que, en pa­la­bras del car­de­nal Oso­ro, de­be «es­tar pre­sen­te don­de es­tá la gen­te, no don­de a no­so­tros nos gus­ta­ría que es­tu­vie­ra».

Lo pri­me­ro, sin em­bar­go, que des­ta­can los nue­vos res­pon­sa­bles de Fa­mi­lia es el va­lor de la he­ren­cia que re­ci­ben del has­ta aho­ra de­le­ga­do dio­ce­sano, el sa­cer­do­te Fer­nan­do Si­món, y su vo­lun­tad de «cons­truir so­bre lo que ya hay». A par­tir de ahí, con­si­de­ran que «to­do su­ma», y creen que la pas­to­ral fa­mi­liar se pue­de en­ri­que­cer con las «ac­ti­vi­da­des exi­to­sas en otros es­pa­cios», ya sea en Madrid o en otras dió­ce­sis.

Ade­más de pro­mo­ver la evan­ge­li­za­ción de las fa­mi­lias, Jo­sé Barceló ex­pli­ca de for­ma muy grá­fi­ca que la pas­to­ral fa­mi­liar as­pi­ra a trans­for­mar la so­cie­dad: «Hay que dis­mi­nuir el nú­me­ro de di­vor­cios y de abor­tos». Y pa­ra ello, ase­gu­ra, es ne­ce­sa­rio apli­car la fi­lo­so­fía del Cho­lo Si­meo­ne, el en­tre­na­dor del Atlé­ti­co de Madrid: «Par­ti­do a par­ti­do, es de­cir, fa­mi­lia a fa­mi­lia», po­nien­do en prác­ti­ca esa pas­to­ral cuer­po a cuer­po que pro­po­ne el Pa­pa Fran­cis­co.

«El tes­ti­mo­nio es cla­ve», aña­de Ma­ría Ba­zal. «Ayu­da mu­cho ver có­mo otros ma­tri­mo­nios han su­pe­ra­do de­ter­mi­na­das si­tua­cio­nes de os­cu­ri­dad gra­cias a que, en un mo­men­to da­do, se han po­di­do sen­tir es­cu­cha­dos, que­ri­dos y acom­pa­ña­dos, no juz­ga­dos. Yo creo que eso pue­de ayu­dar y sa­nar mu­cho».

Un nue­vo mo­de­lo de cur­si­llos de no­vios

A fal­ta –acla­ran– de sen­tar­se a ha­blar con el ar­zo­bis­po pa­ra re­ci­bir in­di­ca­cio­nes más es­pe­cí­fi­cas, uno de los as­pec­tos cla­ve en la re­no­va­ción de la pas­to­ral fa­mi­liar a la que apun­ta la Amo­ris lae­ti­tia es el re­plan­tea­mien­to de los cur­si­llos pre­ma­tri­mo­nia­les, al­go que se ha em­pe­za­do ya a po­ner en prác­ti­ca en Madrid. «An­tes era una lec­ción más de ti­po teó­ri­co y aho­ra hay un en­fo­que mu­cho más tes­ti­mo­nial», ex­pli­ca Barceló. Y no me­nos im­por­tan­te: «Aho­ra, to­do aquel que es­tá dis­pues­to a ca­sar­se por la Igle­sia es pa­ra se­guir des­pués vin­cu­la­do», aña­de.

«Don Car­los [Oso­ro] quie­re que ha­ya una for­ma­ción pre­via a los no­vios, y lue­go un acom­pa­ña­mien­to du­ran­te los pri­me­ros años de ma­tri­mo­nio, co­mo di­ce la Amo­ris lae­ti­tia», acla­ra Ma­ría Ba­zal. «Nos ha pe­di­do nue­vos ma­te­ria­les pa­ra avan­zar en es­ta lí­nea, pe­ro to­da­vía es­ta­mos pen­dien­tes de con­cre­tar es­to con él».

Por su ex­pe­rien­cia en es­tos cur­si­llos, sa­ben que se en­fren­tan a una reali­dad con­tra­dic­to­ria en las pa­rro­quias. Por un la­do, apun­ta el nue­vo de­le­ga­do, cuan­do «los jó­ve­nes no han re­ci­bi­do la fe de su fa­mi­lia» y pi­den ca­sar­se por la Igle­sia –tal vez por tra­di­ción fa­mi­liar o por­que el fu­tu­ro cón­yu­ge es ca­tó­li­co–, «es muy di­fí­cil en­tron­car con ellos». Pe­ro, a la vez, el me­nor pe­so que tie­nen hoy en la so-

cie­dad ma­dri­le­ña «los for­ma­lis­mos y las cos­tum­bres» fa­ci­li­ta mu­cho las co­sas. «Pue­de que ha­ya dis­mi­nui­do el nú­me­ro de pa­re­jas». Sin em­bar­go, «las que vie­nen a los cur­si­llos nor­mal­men­te han he­cho una re­fle­xión pro­fun­da y lo tie­nen muy cla­ro», des­ta­ca por su par­te Ba­zal.

«Yo veo aho­ra que la gen­te quie­re cohe­ren­cia de vi­da», aña­de. Y «des­de ahí es mu­cho más fá­cil tra­ba­jar». No se tra­ta ya de ir a una parroquia a «re­ci­bir unas char­las» por pu­ro trá­mi­te, sino de «in­cor­po­rar» a ese nue­vo ma­tri­mo­nio a la Igle­sia co­mo par­te ac­ti­va de una pas­to­ral fa­mi­liar más ho­ri­zon­tal y ca­pi­lar, más «cuer­po a cuer­po». A lo Die­go Pa­blo Si­meo­ne.

Fotos: Ar­chi­ma­drid/ Jo­sé Luis Bo­na­ño

El car­de­nal Oso­ro du­ran­te la ho­mi­lía, en la fies­ta de la Sa­gra­da Fa­mi­lia

Jo­sé Barceló y Ma­ría Ba­zal, nue­vos res­pon­sa­bles de Fa­mi­lia y Lai­cos

El car­de­nal Oso­ro sa­lu­da a una fa­mi­lia en la fies­ta de la Sa­gra­da Fa­mi­lia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.