La gran re­for­ma que em­pie­za por uno mis­mo

ABC - Alfa y Omega - - Editoriales -

Las com­pa­ra­cio­nes son odio­sas y es­té­ri­les en es­tos tiem­pos de gran­des pon­ti­fi­ca­dos, pe­ro al ha­cer ba­lan­ce del quin­to aniver­sa­rio del Pa­pa Fran­cis­co es inevi­ta­ble la sen­sa­ción de es­tar pre­sen­cian­do un mo­men­to his­tó­ri­co en la vi­da de la Igle­sia. Es co­mo si Ber­go­glio hu­bie­ra pi­sa­do el pe­dal del ace­le­ra­dor de las re­for­mas con­ci­lia­res pa­ra acom­pa­sar la vi­da de la Igle­sia a la le­tra y el es­pí­ri­tu del Evan­ge­lio. No tan­to qui­zá por to­do lo que él mis­mo es­tá ha­cien­do, sino por su mo­do de ha­cer­lo, por có­mo ha sa­bi­do ge­ne­rar de­ba­tes a gran es­ca­la, ex­pec­ta­ti­vas, pro­ce­sos… que des­pués no bus­ca re­sol­ver él mis­mo por me­dio de su su­pre­ma au­to­ri­dad, sino per­mi­tien­do que las so­lu­cio­nes cai­gan por su pro­pio pe­so. El fa­mo­so dis­cer­ni­mien­to ca­so a ca­so de la ex­hor­ta­ción Amo­ris lae­ti­tia es un buen ejem­plo. Tam­bién Lau­da­to si re­fuer­za la idea de que la gran re­for­ma de la Igle­sia em­pie­za por uno mis­mo. Se abre pa­so así una ma­ne­ra de vi­vir y com­pren­der la fe que ya no pue­de li­mi­tar­se a re­afir­mar una se­rie de dog­mas y tra­di­cio­nes, sino que es­tá mar­ca­da por la es­cu­cha fiel al Es­pí­ri­tu San­to y un áni­mo mi­sio­ne­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.