San Jo­sé, es­po­so y pa­dre

ABC - Alfa y Omega - - Editoriales -

La he­chu­ra de san Jo­sé / no era de hom­bre aca­ba­do / sino de jo­ven ro­bus­to, / es­bel­to, grá­cil y sano / que no pue­de ser acor­de / a los lien­zos di­bu­ja­dos / don­de su au­gus­ta fi­gu­ra / mues­tra per­fi­les de an­ciano. / Su co­ra­zón de don­cel, / hon­da­men­te tras­pa­sa­do, / no po­día com­pren­der / de Ma­ría el em­ba­ra­zo / has­ta que se le hi­zo ver / los pla­nes pa­ra él tra­za­dos / de es­po­so más bueno y fiel, / pa­dre del Hi­jo en­car­na­do. Con sus pies re­co­rre­ría, / de ida y

ve­ni­da los pa­sos, / a ca­da lu­gar que fue­sen/ ne­ce­sa­rios los tra­ba­jos, / ya de en­car­gos ya de arre­glos, / ma­ni­pu­lan­do he­rra­mien­tas / ru­di­men­ta­rias de en­ton­ces, / has­ta ago­tar­le el can­san­cio. / Cuan­do es­te pa­dre ben­di­to / cum­plió en la vi­da los años, / san­ta Ma­ría y Je­sús / su­pie­ron ha­cer muy su­yo / el oro de su le­ga­do / y to­mó Je­sús las rien­das, / como Hom­bre per­fec­to que es, / de cuan­to que­dó a su car­go. / En­tre­gó el al­ma fe­liz / por­que era jus­to y san­to / y como Ma­ría y Je­sús, / en el úl­ti­mo sus­pi­ro / lo arro­pa­ron en sus bra­zos, / sien­do Ellos lo más ex­cel­so, / pa­trón de la bue­na muer­te / pa­ra siem­pre fue in­vo­ca­do.

Jo­sé Ma­ría Ló­pez Fe­rre­ra Ma­drid

CNS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.