Ope­ra­ción: re­cu­pe­rar a los jó­ve­nes

Los cam­bios en pas­to­ral ju­ve­nil que im­pul­sa el Pa­pa van muy en se­rio, pe­ro no lle­ga­rán de un día pa­ra otro. Es­te es el diag­nós­ti­co que de­ja el Cur­so de For­ma­ción en Doc­tri­na So­cial 2018 de la Fun­da­ción Pablo VI

ABC - Alfa y Omega - - España - R.B. / J. C. de A.

La re­no­va­ción de la pas­to­ral ju­ve­nil que im­pul­sa el Pa­pa va muy en se­rio. Es­ta es la pro­me­sa que de­ja­ba en Ma­drid el se­cre­ta­rio es­pe­cial del Sí­no­do de los obis­pos que se ce­le­bra­rá en oc­tu­bre, el sa­le­siano Ros­sano Sa­la, al inau­gu­rar el Cur­so de For­ma­ción en Doc­tri­na So­cial de la Igle­sia que, del 10 al 12 de sep­tiem­bre, ha ce­le­bra­do la Fun­da­ción Pablo VI, con el tí­tu­lo Los jó­ve­nes, pre­sen­te de la so­cie­dad y de la Igle­sia.

En es­tos tres años de ca­mino si­no­dal, la Igle­sia «no ha pues­to el si­len­cia­dor» a los jó­ve­nes, sino que «su voz es es­cu­cha­da sin fil­tros y su pa­la­bra ha si­do to­ma­da en con­si­de­ra­ción de mo­do li­te­ral en mu­chas oca­sio­nes, in­clu­so cuan­do se he­cho de mo­do cor­tan­te». El Pa­pa y los obis­pos quie­ren «es­cu­char las ra­zo­nes de su dis­tan­cia­mien­to» y avan­zar ha­cia una «Igle­sia pa­ra y con los jó­ve­nes», que no sim­ple­men­te les ayu­da a ca­mi­nar, sino que «ca­mi­na con ellos».

Esos cam­bios lle­ga­rán, pe­ro «no po­de­mos caer en la ten­ta­ción de que es­to va a ser de un día pa­ra otro», de­cía a es­te se­ma­na­rio el di­rec­tor de Pas­to­ral Ju­ve­nil de la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal (CEE), Raúl Ti­na­je­ro. An­tes, hay que re­vi­sar mu­chas prác­ti­cas que se vie­nen rea­li­zan­do has­ta aho­ra, co­men­zan­do por to­mar con­cien­cia de la ne­ce­si­dad de «un pri­mer anun­cio», aña­de. Aquí per­ci­be el res­pon­sa­ble de la CEE una opor­tu­ni­dad: «los jó­ve­nes nos di­cen que se sien­ten le­ja­nos de la Igle­sia, que la vez muy doc­tri­nal y mo­ra­lis­ta, pe­ro les si­gue lla­man­do mu­cho la aten­ción la per­so­na de Je­sús. En­ton­ces, ha­brá que co­men­zar mos­trán­do­les a un Je­sús cer­cano a ellos».

El si­guien­te pa­so de­be ser su «in­ser­ción en la co­mu­ni­dad», en una «Igle­sia aco­ge­do­ra, ma­dre, que se preo­cu­pa real­men­te por ellos». Lo cual re­quie­re –re­co­no­ce– «ofre­cer­les co­mu­ni­da­des ver­da­de­ra­men­te vi­vas, ale­gres, en­tu­sias­tas….», en las que el jo­ven pue­da «sen­tir­se pro­ta­go­nis­ta».

A par­tir de ahí, «los chi­cos y chi­cas se sen­ti­rán co­rres­pon­sa­bles de la mi­sión de evangelizar» y de «trans­for­mar la so­cie­dad». «Quie­ren ser par­te ac­ti­va en la cons­truc­ción de un mun­do me­jor. Es lo que nos han di­cho en el pre­sí­no­do de mar­zo, pe­ro ne­ce­si­ta­mos ofre­cer­les una me­jor for­ma­ción en doc­tri­na so­cial de la Igle­sia», con­clu­ye Ti­na­je­ro.

De­jar­se evangelizar por los jó­ve­nes

Pa­ra fa­ci­li­tar que es­tos cam­bios lle­guen a to­dos los ám­bi­tos de la Igle­sia, la CEE ha pues­to en mar­cha una Me­sa de Diá­lo­go en la que par­ti­ci­pan re­pre­sen­tan­tes de dis­tin­tas reali­da­des in­vo­lu­cra­das en la pas­to­ral ju­ve­nil. Su coor­di­na­do­ra, la re­li­gio­sa de la Com­pa­ñía de Ma­ría Ali­cia Ruiz Ló­pez de So­ria, abo­gó du­ran­te la se­gun­da jor­na­da del cur­so por dar a los jó­ve­nes «más res­pon­sa­bi­li­da­des, li­ber­tad de ac­ción y con­fiar en ellos». El Sí­no­do de los obis­pos so­bre la ju­ven­tud, va­ti­ci­nó, «va a sen­tar las ba­ses en es­te sen­ti­do, va a dar un im­pul­so», pe­ro «no va a ser una so­lu­ción in­me­dia­ta. Es una ca­rre­ra de fon­do y hay que cam­biar la men­ta­li­dad».

Je­sús Ro­jano Mar­tí­nez, di­rec­tor de la re­vis­ta Mi­sión Jo­ven y miem­bro tam­bién de la Me­sa de Diá­lo­go, cree que hay «una ge­ne­ra­ción per­di­da», al me­nos «en gran par­te». Se tra­ta de per­so­nas que tie­nen hoy en­tre 30 y 40 años. Pa­ra evi­tar que la si­tua­ción se re­pi­ta en las si­guien­tes ge­ne­ra­cio­nes, no bas­ta ya con «evangelizar a los jó­ve­nes», sino que ade­más es pre­ci­so de­jar­se evangelizar por ellos. So­lo así se les con­ver­ti­rá en «miem­bros de pleno de­re­cho» y se va­lo­ra­rán ade­cua­da­men­te sus apor­ta­cio­nes, de mo­do que «la Igle­sia en su con­jun­to pue­da apren­der de có­mo afron­ta la vi­da la ge­ne­ra­ción mi­llen­nial, de su to­le­ran­cia, de su ma­ne­ra de de­tec­tar los pro­ble­mas…».

Sy­nod2018

Unos jó­ve­nes, du­ran­te la pre­sen­ta­ción del bo­rra­dor del do­cu­men­to que lue­go en­tre­ga­ron al Pa­pa Fran­cis­co, du­ran­te el pre­si­no­do, el pa­sa­do 23 de mar­zo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.