Vio­len­cia en el ho­gar

ABC - Alfa y Omega - - Editoriales -

Es­toy ca­sa­da y ten­go hi­jos ca­sa­dos, he tra­ba­ja­do fue­ra y den­tro de ca­sa, he lu­cha­do en mi vi­da per­so­nal por los de­re­chos de la mu­jer, pe­ro no es­toy de acuer­do con el fe­mi­nis­mo ab­sur­do y ma­chis­ta, pues pa­ra con­se­guir la igual­dad te­ne­mos que con­ver­tir­nos en hom­bres y per­der las cua­li­da­des pro­pias de la mu­jer. Hay mu­je­res que es­tán so­me­tien­do a un mal­tra­to psi­co­ló­gi­co

im­pre­sio­nan­te a sus ma­ri­dos, pe­ro se pre­sen­tan an­te los de­más co­mo víc­ti­mas, y que pro­vo­can a la fa­mi­lia un su­fri­mien­to ine­na­rra­ble. Ten­go her­ma­nas y cu­ña­dos mé­di­cos y ase­gu­ran que hay mu­chí­si­mos ca­sos. ¿Por qué no se ha­bla tam­bién de eso? Es­te si­len­cio con­tri­bu­ye mu­chí­si­mo al vic­ti­mis­mo de es­tos ca­sos. Creo que se es­tá me­tien­do la pa­ta. La lu­cha de­be­ría ir en el sen­ti­do de edu­car en las re­la­cio­nes, en una edu­ca­ción en pro­fun­di­dad, y es­ta edu­ca­ción en una bue­na me­di­da re­cae en la pren­sa es­cri­ta y vi­sual.

Car­men Vi­zán co­rreo elec­tró­ni­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.