Es­co­cia: Una lla­ma­da de «bue­nos días»

ABC - Alfa y Omega - - España -

Se­gún la Ofi­ci­na Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca de Reino Uni­do, los bri­tá­ni­cos pa­san un 29 % de su tiem­po so­los, un da­to que ha em­pu­ja­do al Go­bierno a nom­brar un mi­nis­tro pa­ra la so­le­dad. A pe­sar de afec­tar a un al­to por­cen­ta­je de la so­cie­dad, pro­nun­ciar es­te tér­mino en Reino Uni­do su­po­ne rom­per un ta­bú. «Cuan­do de­ci­mos “so­le­dad”, la gen­te sa­le pi­tan­do por­que hay un es­tig­ma. Cuan­do nos pi­den ayu­da, mu­cha gen­te lo que di­ce es que quie­re “re­co­nec­tar­se”», se­ña­la An­ne Ca­llag­han, res­pon­sa­ble de la Cam­pa­ña pa­ra la Eli­mi­na­ción de la So­le­dad en Glas­gow. En es­ta ciu­dad es­co­ce­sa «hay mu­chas per­so­nas que no co­no­cen a sus ve­ci­nos y la so­le­dad pue­de in­va­dir a cual­quie­ra», opi­na Ca­llag­han. Qui­zá por ese mo­ti­vo, un 93 % de los ve­ci­nos ma­yo­res de 65 años pien­san que el ais­la­mien­to es más fuer­te en es­tos tiem­pos que nun­ca an­tes, «pe­ro no quie­ren de­cir­lo pa­ra no su­po­ner una car­ga». Pa­ra afron­tar es­ta si­tua­ción, la Cam­pa­ña pa­ra la Eli­mi­na­ción de la So­le­dad ha im­ple­men­ta­do va­rias me­di­das de cho­que. Una de ellas es el Ser­vi­cio de Bue­nos Días, en el que, ca­da ma­ña­na, un equi­po de te­le­fo­nis­tas lla­ma a los be­ne­fi­cia­rios del pro­yec­to y va crean­do víncu­los con ellos. Tam­bién ha da­do fru­to la unión con otros gru­pos. Gra­cias a la co­la­bo­ra­ción en­tre es­ta cam­pa­ña y la Aso­cia­ción pa­ra la Dis­ca­pa­ci­dad de Glas­gow, to­das las se­ma­nas un au­to­bús re­co­ge a las per­so­nas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da pa­ra ha­cer una es­ca­pa­da tu­rís­ti­ca y fa­ci­li­tar que se re­la­cio­nen en­tre sí. Un ob­je­ti­vo si­mi­lar al que per­si­guen los chat ca­fes, es­ta­ble­ci­mien­tos en los que to­dos los clien­tes es­tán abier­tos por nor­ma a man­te­ner una con­ver­sa­ción y al que las per­so­nas so­li­ta­rias pue­den acu­dir con la cer­te­za de que se­rán bien re­ci­bi­das. A tra­vés de es­tas pe­que­ñas ini­cia­ti­vas, quie­nes se sien­ten so­los pue­den rom­per sus ba­rre­ras en un en­torno con­tro­la­do pues, co­mo re­ve­la Ca­llag­han, «pa­ra sa­lir de la so­le­dad lo más di­fí­cil es dar el pri­mer pa­so».

Mo­na Li­sa

Mo­men­to de en­cuen­tro pro­mo­vi­do por Mo­na Li­sa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.