«Los cris­tia­nos nos es­táis en­se­ñan­do el amor»

ABC - Alfa y Omega - - Mundo -

Una de las prio­ri­da­des pa­ra la Igle­sia en Si­ria du­ran­te es­tos años de gue­rra ha si­do que el con­flic­to no hi­cie­ra sal­tar por los ai­res el ri­co «mo­sai­co» que siem­pre ha su­pues­to la con­vi­ven­cia en­tre mu­sul­ma­nes y cris­tia­nos. «Los te­rro­ris­tas qui­sie­ron obli­gar a los mis­mos mu­sul­ma­nes a vi­vir el fa­na­tis­mo. Los mu­sul­ma­nes li­be­ra­les di­cen que esa no es su re­li­gión. No­so­tros va­mos a creer­los. Y oja­lá al­gún día to­do el is­lam lle­gue a creer en el amor, el per­dón, la ale­gría y la paz», anela mon­se­ñor An­toi­ne Chah­da, obis­po si­ro­ca­tó­li­co de Ale­po.

El obis­po cree que se es­tán dan­do al­gu­nos pa­sos en esa di­rec­ción. «En Si­ria se ha es­cu­cha­do al gran muf­tí, Ah­mad Badr al-Din Has­soun, per­do­nar pú­bli­ca­men­te» e in­ter­ce­der por los ase­si­nos de su hi­jo Sa­ria, ti­ro­tea­do cuan­do sa­lía de la uni­ver­si­dad en 2011. «¡Es un cam­bio! En el is­lam no hay per­dón». El obis­po re­la­cio­na es­te gi­ro con el tes­ti­mo­nio de las co­mu­ni­da­des cris­tia­nas, que a pe­sar de su pro­pia ne­ce­si­dad no han du­da­do en lle­var ca­mio­nes lle­nos de ayu­da a los cam­pos de des­pla­za­dos que ro­dean Ale­po. «Los ni­ños ve­nían co­rrien­do y nos lla­ma­ban abou­na, pa­dre. Y una per­so­na le di­jo al vi­ca­rio apos­tó­li­co de Ale­po, mon­se­ñor Abu Já­zem: “Por pri­me­ra vez es­ta­mos sin­tien­do lo que es el amor. Y nos es­tá lle­gan­do de vo­so­tros, los cris­tia­nos”».

Pa­ra el obis­po, es­ta lec­ción es la apor­ta­ción más im­por­tan­te que pue­de ha­cer la Igle­sia pa­ra la re­cons­truc­ción es­pi­ri­tual y so­cial de Si­ria. «Es la evan­ge­li­za­ción que que­re­mos ha­cer: en­se­ñar que el amor no tie­ne fron­te­ras y que no­so­tros so­mos ami­gos; pa­ra que po­co a po­co pue­dan cam­biar su ma­ne­ra de pen­sar».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.