La Igle­sia an­te la cri­sis de la vi­vien­da

ABC - Alfa y Omega - - Editoriales -

La Igle­sia siem­pre ha pres­ta­do mu­cha aten­ción a los pro­ble­mas de vi­vien­da, que afec­tan pro­fun­da­men­te a la vi­da de las per­so­nas. Du­ran­te los peo­res años de la cri­sis eco­nó­mi­ca, es­ta fue una de las lí­neas de ac­tua­ción prio­ri­ta­rias de las Cá­ri­tas. Y sin em­bar­go, re­sul­ta no­ve­do­sa la ro­tun­di­dad con la que la Igle­sia en Ma­drid ha in­ter­ve­ni­do en las úl­ti­mas se­ma­nas en un de­ba­te de la má­xi­ma ac­tua­li­dad, so­li­ci­tan­do a las au­to­ri­da­des me­di­das le­gis­la­ti­vas que pro­mue­van la cons­truc­ción de vi­vien­das so­cia­les par­ti­cu­lar­men­te pa­ra el al­qui­ler. La vi­vien­da –re­cuer­da la ar­chi­dió­ce­sis– no es un bien cual­quie­ra, se­gún lo en­tien­den la doc­tri­na so­cial de la Igle­sia y la pro­pia Cons­ti­tu­ción es­pa­ño­la. Sin cues­tio­nar los le­gí­ti­mos in­tere­ses de los pro­pie­ta­rios, ha­ce fal­ta por ello una in­ter­ven­ción de la Ad­mi­nis­tra­ción que pon­ga freno a los mi­les de desahu­cios que de­jan a fa­mi­lias en­te­ras en la ca­lle, o a la más si­len­cio­sa gen­tri­fi­ca­ción, que las obli­ga a mu­dar­se de los ba­rrios don­de siem­pre ha­bían vi­vi­do an­te el drás­ti­co y re­pen­tino in­cre­men­to del al­qui­ler de la vi­vien­da, con­ver­ti­da en un bien es­pe­cu­la­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.