Ca­za­do­res an­da­lu­ces apues­tan por la ex­pan­sión na­tu­ral del lobo en An­da­lu­cía

Se opo­nen a la idea eco­lo­gis­ta de su re­in­tro­duc­ción Los censos na­cio­na­les de Lobo Ibé­ri­co apun­tan al cre­ci­mien­to po­bla­cio­nal de una es­pe­cie que em­pie­za a avis­tar­se en el te­rri­to­rio an­da­luz, lo que es­tá ge­ne­ran­do un am­plio de­ba­te en cuan­to a su ges­tión

ABC (Andalucía) - - CAZA Y NATURALEZA - Pa­blo Sor­zano Ima­gen:

Muy le­jos que­da ya el tra­di­cio­nal en­fren­ta­mien­to entre el ca­za­dor y el lobo tan re­pre­sen­ta­do en mul­ti­tud de cuen­tos po­pu­la­res. Los ca­za­do­res an­da­lu­ces, co­mo miem­bros del Pro­yec­to Life Lobo en An­da­lu­cía a tra­vés de la Fe­de­ra­ción An­da­lu­za de Ca­za, apues­tan por la con­ser­va­ción del Lobo Ibé­ri­co a tra­vés de su ex­pa­sión na­tu­ral en aque­llos te­rri­to­rios don­de en­cuen­tre su hábitat. La apa­ri­ción de pro­yec­tos eu­ro­peos Life de con­ser­va­ción de­di­ca­dos al lobo han ge­ne­ra­do en to­da Es­pa­ña un am­plio de­ba­te so­bre la ges­tión de una es­pe­cie cu­yas po­bla­cio­nes afec­tan a ga­na­de­ros, ca­za­do­res y con­ser­va­cio­nis­tas. El des­equi­li­bro es una de las prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas de las po­bla­ción lo­be­ra a ni­vel na­cio­nal: mien­tras que al nor­te del Due­ro su ca­za es­tá per­mi­ti­da pa­ra evi­tar los múl­ti­ples da­ños que oca­sio­nan a la ga­na­de­ría, al sur del Due­ro su es­ca­sa po­bla­ción ha­ce que sea una es­pe­cie pro­te­gi­da cu­ya ca­za es­tá com­ple­ta­men­te prohi­bi­da. Sin em­bar­go, los úl­ti­mos da­tos pu­bli­ca­dos por el Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Ali­men­ta­ción y Me­dio Am­bien­te en 2016 apun­tan que la po­bla­ción de lobo en Es­pa­ña ha ex­pe­ri­men­ta­do un cre­ci­mien­to del 20 por cien­to pa­san­do de 250 ma­na­das a 297, se­gún el cen­so na­cio­nal ela­bo­ra­do por el MAPAMA. En An­da­lu­cía, don­de la pre­sen­cia de lobo ha si­do prác­ti­ca­men­te nu­la en los pró­xi­mos años, la Con­se­je­ría de Me­dio Am­bien­te y Or­de­na­ción del te­rri­to­rio con?rmó es­te mis­mo año la exis­ten­cia de da­tos po­si­ti­vos de su pre­sen­cia en cin­co de 26 cua­drí­cu­las cen­sa­das de los Par­ques Naturales de Sie­rra de An­dú­jar, Sie­rra Morena y Hor­na­chue­los. No es ca­sua­li­dad la pre­sen­cia de lo­bos en las áreas ci­ne­gé­ti­cas an­da­lu­zas de referencia: las ci­fras de­mues­tran, se­gún la Fe­de­ra­ción An­da­lu­za de Ca­za, que la de­fen­sa y con­ser­va­ción de es­ta es­pe­cie no só­lo es com­pa­ti­ble con la ac­ti­vi­dad ci­ne­gé­ti­ca re­gu­la­da, sino que se­gu­ra­men­te sea és­te el mo­ti­vo de su éxi­to. Bas­ta com­pro­bar el ca­so de Por­tu­gal, don­de no es­tá per­mi­ti­da su ca­za, en don­de las po­bla­cio­nes de lobo ibé­ri­co han des­cen­di­do en los úl­ti­mos años. Pe­se a es­tos da­tos, Equo An­da­lu­cía emi­tía re­cien­te­men­te una no­ta de pren­sa en la que anun­cia­ban que pe­di­rá a la Con­se­je­ría de Me­dio Am­bien­te la re­in­tro­duc­ción de lo­bos en la co­mu­ni­dad an­da­lu­za, me­di­da con­tra la que al­gu­nas de las aso­cia­cio­nes más re­pre­sen­ta­ti­vas del mun­do ru­ral an­da­luz, co­mo Asa­ja ó la Fe­de­ra­ción An­da­lu­za de Ca­za (FAC), ya han ex­pre­sa­do su to­tal re­cha­zo al con­si­de­rar­la ca­ren­te de ri­gor cien­tí?co. En un co­mu­ni­ca­do pu­bli­ca­do ha­ce dos se­ma­nas, la FAC cri­ti­ca­ba que “la re­cien­te preo­cu­pa­ción de los gru­pos eco­lo­gis­tas y ani­ma­lis­tas por la re­in­tro­duc­ción del lobo no só­lo se en­cuen­tra to­tal­men­te des­co­nec­ta­da de la so­cie­dad an­da­lu­za y del res­to de agen­tes que in­ter­vie­nen en la con­ser­vai­ción del me­dio na­tu­ral, sino que res­pon­de, ex­clu­si­va­men­te, al in­te­rés por abrir una nue­va vía de ?nan­cia­ción pa­ra el sector eco­lo­gis­ta a tra­vés de fon­dos pú­bli­cos”. Asi­mis­mo, el or­ga­nis­mo fe­de­ra­do an­da­luz ins­ta­ba a la Con­se­je­ría de Me­dio Am­bien­te a man­te­ner su com­pro­mi­so de fa­vo­re­cer la con­ser­va­ción del Lobo Ibé­ri­co me­dian­te su ex­pan­sión na­tu­ral en aque­llas zo­nas don­de en­cuen­tre un hábitat fa­vo­ra­ble pa­ra ello.

Lobo Ibé­ri­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.