Trump lle­ga a Bue­nos Ai­res ase­dia­do por sus re­la­cio­nes con Ru­sia y Ara­bia Sau­dí

∑Tras cancelar sus en­cuen­tros con Pu­tin y Bin Sal­man, se cen­tra­rá en ne­go­ciar con Xi Jin­ping có­mo po­ner fin a la gue­rra co­mer­cial en­tre EE.UU. y Chi­na

ABC (Andalucía) - - INTERNACIONAL - DA­VID ALANDETE WAS­HING­TON

Do­nald Trump lle­ga a la cum­bre del G-20, que se ce­le­bra hoy y ma­ña­na en Ar­gen­ti­na, con una am­bi­cio­sa agen­da di­plo­má­ti­ca y con al­tas ex­pec­ta­ti­vas por su es­pe­ra­do en­cuen­tro con el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, pe­ro ase­dia­do por la in­ves­ti­ga­ción so­bre sus la­zos con Ru­sia y por su defensa de la co­ro­na sau­dí a pe­sar del pa­pel de es­ta en el ase­si­na­to del di­si­den­te Ja­mal Khas­hog­gi.

Obli­ga­do a cancelar los en­cuen­tros pre­vis­tos con el pre­si­den­te ru­so, Vla­dí­mir Pu­tin, y el he­re­de­ro sau­dí, Moha­med bin Sal­man, el pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano se cen­tra­rá en ne­go­ciar con su ho­mó­lo­go chino las con­di­cio­nes pa­ra po­ner fin a la mul­ti­mi­llo­na­ria gue­rra co­mer­cial en la que es­tán im­pli­ca­das las dos prin­ci­pa­les eco­no­mías del mun­do.

No­ve­da­des en la tra­ma ru­sa

Ho­ras an­tes de aban­do­nar Was­hing­ton, Trump se veía gol­pea­do por otra re­ve­la­ción so­bre la in­ves­ti­ga­ción de la tra­ma ru­sa: man­tu­vo los pla­nes pa­ra una To­rre Trump en Moscú aun des­pués de anun­ciar su can­di­da­tu­ra a la pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos en las elec­cio­nes 2016.

Ya a bor­do del avión pre­si­den­cial, el Air For­ce One, Trump can­ce­ló el en­cuen­tro pre­vis­to con Pu­tin en Bue­nos Ai­res, a pe­sar de que mi­nu­tos an­tes ha­bía di­cho que es­te se­guía en pie. La ra­zón que adu­jo: la agre­sión de Ru­sia a Ucra­nia el pa­sa­do fin de se­ma­na en el ac­ce­so al mar de Azov. «Da­do que Ru­sia no ha de­vuel­to a Ucra­nia los bar­cos ni los tri­pu­lan­tes, he de­ci­di­do que es me­jor cancelar el en­cuen­tro», di­jo en Twitter.

Has­ta la fe­cha, sin em­bar­go, ni él ni la Ca­sa Blan­ca han con­de­na­do di­rec­ta­men­te esa agre­sión, al­go que ha alar­ma­do a su par­ti­do, que ha apo­ya­do to­das las ron­das de san­cio­nes a Ru­sia por sus cons­tan­tes agre­sio­nes a Ucra­nia, in­clui­da la ane­xión de la pe­nín­su­la de Cri­mea. Has­ta aho­ra, só­lo la em­ba­ja­do­ra nor­te­ame­ri­ca­na an­te la ONU, Nik­ki Ha­ley, ha exi­gi­do el ce­se de esas hos­ti­li­da­des.

Trump, de he­cho, lle­ga al G-20 ma­nia­ta­do por su par­ti­do en otro asun­to pa­ra él cru­cial: las po­si­bles san­cio­nes a Ara­bia Sau­dí por el ase­si­na­to de Khas­hog­gi, que vi­vía exi­lia­do en Was­hing­ton. El mar­tes por la no­che el Se­na­do ini­ció los trá­mi­tes pa­ra sus­pen­der la ayu­da mi­li­tar que el Pen­tá­gono ofre­ce a Riad en la gue­rra ci­vil que se libra en Ye­men.

A los de­mó­cra­tas se les unie­ron 14 re­pu­bli­ca­nos, al­gu­nos de ellos muy cer­ca­nos al pre­si­den­te, que con­si­de­ran inacep­ta­ble su ne­ga­ti­va a con­de­nar a Bin Sal­man, a quien la CIA con­si­de­ra res­pon­sa­ble úl­ti­mo del ase­si­na­to. Trump, sin em­bar­go, se nie­ga a creer a la CIA y las ten­sio­nes con es­ta agencia han lle­ga­do a tal pun­to que su di­rec­to­ra, Gi­na Has­pel, se ne­gó a acu­dir a la se­sión en el Ca­pi­to­lio a la que se la ci­tó pa­ra ana­li­zar la cri­sis.

«El mo­do en que es­ta Ad­mi­nis­tra­ción es­tá ges­tio­nan­do el pro­ble­ma sau­dí no es acep­ta­ble», se la­men­tó el se­na­dor re­pu­bli­cano Lind­sey Graham. Los tes­ti­mo­nios de los se­cre­ta­rios de Defensa, Ja­mes Mat­tis, y Es­ta­do, Mi­ke Pom­peo, re­sul­ta­ron in­su­fi­cien­tes pa­ra los se­na­do­res, que apro­ba­ron por una abru­ma­do­ra ma­yo­ría las san­cio­nes a Riad, que aún de­ben ser ra­ti­fi­ca­das.

En­fren­ta­do con los po­de­res le­gis­la­ti­vo y ejecutivo; con su par­ti­do, y con las agen­cias de in­te­li­gen­cia por sus la­zos con Ara­bia Sau­dí y Ru­sia, a Trump le que­da en Ar­gen­ti­na tra­tar de re­me­diar la gue­rra co­mer­cial con Chi­na.

El pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se se ve­rá con Xi en una ce­na ca­ra a ca­ra cuan­do aca­ben las reunio­nes del G-20, ma­ña­na por la no­che. Só­lo un mi­la­gro ne­go­cia­dor, de los que Trump se sue­le jac­tar, evi­ta­rá que los aran­ce­les apro­ba­dos por EE.UU. a pro­duc­tos chi­nos por va­lor de 250.000 mi­llo­nes de dó­la­res (220 mi­llo­nes de eu­ros) as­cien­dan el 1 de enero del 10% al 25% pre­vis­to. «Es­ta­mos muy cer­ca de ha­cer al­go con Chi­na, pe­ro no sé si quie­ro ha­cer­lo. Creo que Chi­na quie­re ha­cer un tra­to. Me gus­ta el tra­to que te­ne­mos aho­ra», ase­gu­ró Trump a los pe­rio­dis­tas en la Ca­sa Blan­ca an­tes de par­tir ha­cia Ar­gen­ti­na.

Cri­sis de Cri­mea La Ca­sa Blan­ca no ha con­de­na­do por aho­ra la agre­sión a una flo­ti­lla ucra­nia­na por un guar­da­cos­tas ru­so

Ca­so Khas­hog­gi El Pen­tá­gono ha ini­cia­do los trá­mi­tes pa­ra sus­pen­der la ayu­da mi­li­tar a Riad en Ye­men

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.