«Han lle­ga­do a la

La ma­dre de la alum­na agre­di­da por pin­tar una ban­de­ra es­pa­ño­la la­men­ta la po­li­ti­za­ción de las au­las ca­ta­la­nas

ABC (Andalucía) - - ESPAÑA - M. VE­RA / E. ARMORA BARCE,LO­NA

«Cuan­do ba­jó las es­ca­le­ras al sa­lir de la es­cue­la mi hi­ja ya es­ta­ba llo­ran­do». Lour­des, ma­dre de la ni­ña pre­sun­ta­men­te agre­di­da por su pro­fe­so­ra por pin­tar una ban­de­ra es­pa­ño­la en un ál­bum es­co­lar, cuen­ta con­mo­cio­na­da una es­ce­na de la que su hi­ja to­da­vía no se ha re­cu­pe­ra­do. La pe­que­ña, de diez años de edad, no ha vuel­to al co­le­gio Font de l’Al­ba de Ta­rra­sa (Barcelona) des­de que el pa­sa­do lu­nes una do­cen­te la za­ran­dea­ra por di­bu­jar una ban­de­ra. Se­gún re­la­ta a ABC, la me­nor se en­cuen­tra bien fí­si­ca­men­te a pe­sar de la caí­da y el gol­pe que su­frió en ma­nos de la pro­fe­so­ra; sin em­bar­go, su «shock» a ni­vel emo­cio­nal si­gue: «No quie­re ir y ver a la pro­fe­so­ra pa­ra na­da».

Lour­des ase­gu­ra que los pro­ble­mas con la pro­fe­so­ra que le gri­tó por es­cri­bir «¡Vi­va Es­pa­ña!» en su ál­bum de fin de cur­so vie­nen de le­jos. «Es in­de­pen­den­tis­ta “a to­pe”. Han lle­ga­do a la lo­cu­ra… Es­to de la po­lí­ti­ca se le ha subido de­ma­sia­do a la ca­be­za», la­men­ta des­pués de re­ve­lar que es­ta mis­ma do­cen­te ya ha­bía exal­ta­do la cau­sa se­ce­sio­nis­ta en cla­se e in­clu­so ha­bía pe­di­do a sus alum­nos que pro­mo­vie­ran el vo­to so­be­ra­nis­ta en­tre sus pa­dres. «Tam­bién lle­va­ba un la­zo ama­ri­llo pues­to mien­tras da­ba cla­se», ex­pli­ca tras im­plo­rar a los edu­ca­do­res que an­te­pon­gan su «pro­fe­sio­na­li­dad».

Los he­chos han con­mo­cio­na­do a la fa­mi­lia, en el cen­tro de un hu­ra­cán po­lí­ti­co

y me­diá­ti­co que no han bus­ca­do. Afirman sen­tir­se des­bor­da­dos por una si­tua­ción que aho­ra han de­ja­do en ma­nos de sus abo­ga­dos. Del mis­mo mo­do, la­men­tan ha­ber re­ci­bi­do to­do ti­po de in­sul­tos a tra­vés de las re­des so­cia­les.

Des­de el sin­di­ca­to CC.OO. pi­die­ron ayer «no cri­mi­na­li­zar» a la pro­fe­so­ra ni el cen­tro en cues­tión. Asi­mis­mo, la fa­mi­lia agra­de­ció el tra­to re­ci­bi­do por la di­rec­ción del cen­tro, por lo que de mo­men­to no se plan­tean cam­biar a las tres hi­jas que tie­nen allí es­co­la­ri­za­das, dos de diez años y una más pe­que­ña. «En el co­le­gio nos han es­ta­do apo­yan­do y la di­rec­to­ra tra­tó de tran­qui­li­zar­nos a mi y a mi hi­ja cuan­do pa­só to­do, pe­ro si la pro­fe­so­ra si­gue el año que vie­ne mo­ve­ré a mi hi­ja de cen­tro», ex­pli­ca.

Tal co­mo in­for­mó es­te dia­rio en su edi­ción de ayer, la fa­mi­lia de es­ta lo­ca­li­dad del Va­llès Oc­ci­den­tal ha in­ter­pues­to una de­nun­cia an­te los Mos­sos d’Es­qua­dra por la pre­sun­ta agre­sión de una pro­fe­so­ra a su hi­ja por ha­ber di­bu­ja­do unas ban­de­ras de Es­pa­ña.

Se­gún cons­ta en el par­te mé­di­co, la ma­dre de la ni­ña re­la­tó que tras pin­tar las ban­de­ras en el ál­bum acom­pa­ña­das con el le­ma «Vi­va Es­pa­ña», la pro­fe­so­ra gri­tó a la me­nor, la «co­gió de la ca­mi­se­ta y al ha­cer­lo la ni­ña ca­yó con­tra el sue­lo gol­peán­do­se en la es­pal­da». Pro­si­gue el par­te que «la do­cen­te la co­gió del cue­llo pa­ra sa­car­la de la cla­se». Co­mo con­se­cuen­cia de la pre­sun­ta agre­sión, y siem­pre se­gún el re­la­to de la ma­dre, la ni­ña se que­jó de mo­les­tias en la zo­na lum­bar, así co­mo mo­les­tias en el pri­mer de­do de la mano de­re­cha y a ni­vel in­gui­nal de­re­cho, don­de pre­sen­ta­ba una her­nia pen­dien­te de in­ter­ve­nir. Tras ser aten­di­da, la ni­ña fue re­mi­ti­da a ca­sa con pres­crip­ción de analgésico­s si ello fue­se ne­ce­sa­rio.

Ade­más de de­nun­ciar los he­chos an­te la Po­li­cía au­to­nó­mi­ca, la fa­mi­lia de la me­nor se pu­so tam­bién en con­tac­to con la Aso­cia­ción por una Es­cue­la Bi­lin­güe (AEB) e Im­pul­so Ciu­da­dano pa­ra tras­la­dar­les lo su­ce­di­do. Fuen­tes de la AEB pre­ci­sa­ron a es­te dia­rio que es­tán ase­so­ran­do a la fa­mi­lia pa­ra en­cau­zar el ca­so por la vía ad­mi­nis­tra­ti­va mien­tras que la se­gun­da aso­cia­ción lo hace por la vía ju­di­cial.

In­ves­ti­ga­ción

Por otro la­do, la con­se­je­ría de Edu­ca­ción de la Ge­ne­ra­li­tat, que di­ri­ge el re­pu­bli­cano Jo­sep Bar­ga­lló, ha or­de­na­do a los Ser­vi­cios Te­rri­to­ria­les del de­par­ta­men­to en el Va­llès Oc­ci­den­tal que in­ves­ti­guen la pre­sun­ta agre­sión. Fuen­tes del de­par­ta­men­to in­di­ca­ron ayer a es­te dia­rio que «por aho­ra, lo úni­co que po­de­mos de­cir es que es­ta­mos ana­li­zan­do el ca­so». Des­de la di­rec­ción de la es­cue­la en la que ocurrieron los he­chos tam­bién rehu­ye­ron ha­cer de­cla­ra­cio­nes so­bre el ca­so.

La pla­ta­for­ma cons­ti­tu­cio­na­lis­ta S’ha Aca­bat (Se ha Aca­ba­do) im­pul­só ayer una cam­pa­ña de apo­yo a la me­nor en las re­des so­cia­les. «En el co­le­gio Font de l’Al­ba de Te­rras­sa una ni­ña ha si­do agre­di­da por su pro­fe­so­ra tras di­bu­jar una ban­de­ra de su país y un “vi­va Es­pa­ña”. No po­de­mos más que so­li­da­ri­zar­nos y os pro­po­ne­mos inun­dar Twit­ter de di­bu­jos co­mo el de la ni­ña se­gui­dor del hash­tag #YoTam­bié­nLaPin­to», ex­po­ne la pla­ta­for­ma.

La pla­ta­for­ma S’ha Aca­bat lan­za una cam­pa­ña de so­li­da­ri­dad con la me­nor en las re­des so­cia­les

ABC

En­tra­da del co­le­gio Font de l’Al­ba de Ta­rra­sa y men­sa­je de apo­yo con la fa­mi­lia de S’ha Aca­bat!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.