Don Fe­li­pe: «Es pre­ci­so que las ac­cio­nes del Rey se guíen por la ejem­pla­ri­dad»

∑ El Mo­nar­ca con­de­co­ró a 41 ciu­da­da­nos ejem­pla­res en el quin­to aniver­sa­rio del rei­na­do

ABC (Andalucía) - - ESPAÑA - AL­MU­DE­NA MAR­TÍ­NEZ-FORNÉS

El Rey vol­vió a in­sis­tir ayer en la idea de la ejem­pla­ri­dad. No so­lo se ro­deó de ciu­da­da­nos anó­ni­mos ejem­pla­res pa­ra ce­le­brar el quin­to aniver­sa­rio de su rei­na­do sino que, ade­más, reite­ró su ad­he­sión con es­te prin­ci­pio: «Es pre­ci­so que las ac­cio­nes del Rey se guíen por la ejem­pla­ri­dad y la dig­ni­dad, por la in­te­gri­dad, la ca­pa­ci­dad de sa­cri­fi­cio y la en­tre­ga sin reservas a Es­pa­ña», ma­ni­fes­tó.

Don Fe­li­pe hi­zo es­tas afir­ma­cio­nes en una ce­re­mo­nia ce­le­bra­da en el Pa­la­cio Real, acom­pa­ña­do por la Rei­na, la Prin­ce­sa de As­tu­rias y la In­fan­ta So­fía, y en la que el Rey con­de­co­ró a 41 «ciu­da­da­nos ejem­pla­res pro­ce­den­tes de to­da Es­pa­ña» con la Or­den del Mé­ri­to Ci­vil.

A to­dos ellos, les di­jo que son «un ver­da­de­ro mo­ti­vo de or­gu­llo» y les pu­so co­mo ejem­plo. «Gra­cias por ha­ber he­cho en ca­da mo­men­to lo que de­bíais, lo que os dic­ta­ba vues­tra con­cien­cia... gra­cias por vues­tro tra­ba­jo dia­rio... gra­cias por vues­tro co­ra­je, por vues­tra va­len­tía... gra­cias tam­bién por no es­pe­rar na­da a cam­bio... Que­ri­dos con­de­co­ra­dos, to­dos en de­fi­ni­ti­va os da­mos las gra­cias por ha­be­ros con­ver­ti­do en una re­fe­ren­cia éti­ca pa­ra nues­tro país».

Un re­fe­ren­te mo­ral

Don Fe­li­pe qui­so tras­la­dar a es­tos ciu­da­da­nos el pro­ta­go­nis­mo del quin­to aniver­sa­rio de su rei­na­do y, por ello, les de­di­có la ma­yor par­te de su dis­cur­so. «Sois un re­fe­ren­te mo­ral que nos ofre­ce un es­pe­jo en el que mi­rar­nos», les di­jo el Rey y aña­dió: «Sois vo­so­tros quie­nes, jun­to a mi­llo­nes de es­pa­ño­les, cons­truís Es­pa­ña día a día con es­fuer­zo, con sa­cri­fi­cios. Vues­tra ac­ti­tud, vues­tras ac­cio­nes y obras alen­ta­do­ras de­mues­tran que so­mos un gran país, ca­paz de su­pe­rar las ad­ver­si­da­des, de avan­zar y de pro­gre­sar; un país ge­ne­ro­so, lleno de vi­ta­li­dad y com­pro­me­ti­do con los va­lo­res de­mo­crá­ti­cos que, por to­do ello, no de­be te­mer al fu­tu­ro».

En­tre los con­de­co­ra­dos por el Rey

A los con­de­co­ra­dos

ha­bía pro­fe­so­res, vo­lun­ta­rios, una mon­ja mi­sio­ne­ra, un ma­ri­ne­ro, un api­cul­tor, mé­di­cos, un guar­dián de osos par­dos, un in­ge­nie­ro de mon­tes que ha de­di­ca­do su vi­da a con­ser­var­los, un in­mi­gran­te búl­ga­ro, in­ves­ti­ga­do­ras, on­có­lo­gos, un vi­si­ta­dor so­cial de la ON­CE y su perro Ma­ter, una en­fer­me­ra, un do­nan­te de san­gre que ha do­na­do 161 ve­ces, un mú­si­co, un bi­blio­te­ca­rio, un adies­tra­dor de pe­rros –que tam­bién acu­dió con el su­yo–, y un fun­cio­na­rio y un herrero que sal­va­ron en­tre los dos la vi­da de cua­tro per­so­nas en unas inun­da­cio­nes en Ba­lea­res. Así, has­ta 41 per­so­nas que «ha­cen el bien sin ha­cer rui­do» y que ayer se sen­tían sor­pren­di­das pe­ro agra­de­ci­das con el ho­me­na­je.

Neu­tra­li­dad de la Co­ro­na

Tras elo­giar a los con­de­co­ra­dos, Don Fe­li­pe de­di­có unas bre­ves pa­la­bras a su rei­na­do y rea­fir­mó su «com­pro­mi­so de ser­vi­cio al con­jun­to de los es­pa­ño­les», ayer en el Pa­la­cio Real que va uni­do –di­jo– «a una con­fian­za ple­na en nues­tro des­tino co­lec­ti­vo en de­mo­cra­cia y li­ber­tad». Ade­más, sub­ra­yó «la vo­ca­ción in­te­gra­do­ra de la Co­ro­na, su in­de­pen­den­cia y su neu­tra­li­dad».

Igual que el pri­mer aniver­sa­rio de su rei­na­do, el ac­to de ayer se ce­le­bró en el sa­lón de Co­lum­nas del Pa­la­cio Real, que es­ta­ba pre­si­di­do por las ban­de­ras de Es­pa­ña y las de las Co­mu­ni­da­des Au­tó­no­mas. La ce­re­mo­nia em­pe­zó con la in­ter­pre­ta­ción del himno na­cio­nal por un cuar­te­to de cuer­da in­te­gra­do por jó­ve­nes alum­nas de la Es­cue­la Su­pe­rior de Mú­si­ca Rei­na So­fía: Al­ma Oli­te (vio­lín), Sara Va­len­cia (vio­lín), Noe­mí Fú­nez (vio­la) y Eva Ar­de­rius (vio­lon­che­lo). A con­ti­nua­ción, los pre­sen­ta­do­res Ele­na Ochoa y Pa­blo Mo­tos le­ye­ron las sem­blan­zas de los con­de­co­ra­dos, y el Rey, acom­pa­ña­do por la Rei­na y sus hi­jas, im­pu­so las dis­tin­cio­nes an­tes de pro­nun­ciar unas pa­la­bras.

Una vez fi­na­li­za­da la ce­re­mo­nia, los con­de­co­ra­dos se hi­cie­ron una fo­to con la Fa­mi­lia Real, a la que se su­mó un gru­po de es­tu­dian­tes del Co­le­gio In­fan­ta Leo­nor que tie­nen la mis­ma edad que la In­fan­ta So­fía. Y, des­pués, los Re­yes y sus hi­jas ofre­cie­ron un vino es­pa­ñol a sus in­vi­ta­dos y a los asis­ten­tes al ac­to, al que tam­bién acu­die­ron el pre­si­den­te del Go­bierno en fun­cio­nes, Pe­dro Sán­chez, y el mi­nis­tro de Asun­tos Ex­te­rio­res, Jo­sep Bo­rrell.

Pa­ra la ce­re­mo­nia, Do­ña Le­ti­zia es

«Gra­cias por ha­be­ros con­ver­ti­do en una re­fe­ren­cia éti­ca pa­ra nues­tro país... Sois vo­so­tros quie­nes cons­truís Es­pa­ña día a día con es­fuer­zo y sa­cri­fi­cios» Com­pro­mi­so con Es­pa­ña «Quie­ro re­afir­mar el com­pro­mi­so de ser­vi­cio a los es­pa­ño­les», que va uni­do a «una con­fian­za ple­na en nues­tro des­tino co­lec­ti­vo en de­mo­cra­cia y li­ber­tad»

EFE

Los Re­yes, la Prin­ce­sa de As­tu­rias y la In­fan­ta So­fía, con los 41 ciu­da­da­nos con­de­co­ra­dos con la Or­den del Mé­ri­to Ci­vil,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.