«La In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial per­mi­ti­rá to­mar de­ci­sio­nes más ra­cio­na­les»

∑ La CEO de Li­be­lium ex­pli­ca a ABC que es­te es uno de los pi­la­res de la po­lí­ti­ca mo­der­na

ABC (Andalucía) - - SOCIEDAD - MA­RÍA LO­ZANO

Ali­cia Asín, co­fun­da­do­ra y CEO de Li­be­lium y ex­per­ta en In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial (IA) ex­pli­có ayer en los en­cuen­tros «La cien­cia y el sec­tor em­pre­sa­rial» có­mo pue­de el «in­ter­net de las co­sas» me­jo­rar la trans­pa­ren­cia y la de­mo­cra­cia. Las jor­na­das es­ta­ban im­pul­sa­das por el Cen­tro Su­pe­rior de In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas (CSIC), el Círcu­lo de Em­pre­sa­rios y la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid, te­nían co­mo ob­je­ti­vo acer­car es­tos dos mun­dos que , se­gún Asín, es­tán «de­ma­sia­do se­pa­ra­dos» en Es­pa­ña en com­pa­ra­ción con el res­to de paí­ses. «No he co­no­ci­do si­tio don­de la uni­ver­si­dad e in­ves­ti­ga­ción y em­pre­sa se mi­ren tan de le­jos co­mo su­ce­de aquí», ase­gu­ró.

«Se per­ci­be cier­to des­pre­cio en­tre los dos. La uni­ver­si­dad tie­ne la vi­sión de que en las cor­po­ra­cio­nes no se hace una in­ves­ti­ga­ción tan pu­ra y des­de la em­pre­sa se cree que en la uni­ver­si­dad no tie­nen sen­ti­do de ur­gen­cia y los pla­zos son muy lar­gos. Pe­se a es­to, ve­mos eco­sis­te­mas co­mo Stand­ford o Cam­brid­ge don­de am­bos mun­dos van to­tal­men­te de la mano y acom­pa­ña­dos de las he­rra­mien­tas fi­nan­cie­ras ade­cua­das y los re­sul­ta­dos sal­tan a la vis­ta. De­be­ría­mos apren­der bas­tan­te de ellos», se­ña­ló la tec­nó­lo­ga. Aun así, con­si­de­ra que Es­pa­ña es el Si­li­con Va­lley eu­ro­peo en lo que a ciu­da­des in­te­li­gen­tes se re­fie­re.

«Du­ran­te la cri­sis hu­bo una se­rie de fac­to­res que ge­ne­ra­ron lo que se lla­ma una tor­men­ta per­fec­ta. Pri­me­ro las em­pre­sas te­nían que bus­car­se la vi­da in­no­van­do. Lue­go las per­so­nas que aca­ba­ban de sa­lir al mer­ca­do la­bo­ral pen­sa­ron que em­pren­der era mu­cho más fá­cil que en­con­trar un pues­to de tra­ba­jo. Esos jó­ve­nes in­no­va­ron, es­tán in­ves­ti­gan­do y son los que aho­ra es­tán desa­rro­llan­do pro­yec­tos, ya que las gran­des com­pa­ñías tu­vie­ron que ti­rar de las py­mes y en­con­tra­ron en Es­pa­ña lo que ne­ce­si­ta­ban», ex­pli­có Asín.

«Da­to­cra­ti­za­ción»

Lo que en­con­tra­ron esas gran­des com­pa­ñías son pe­que­ñas em­pre­sas es­pe­cia­li­za­das en tec­no­lo­gía muy in­no­va­do­ra, co­mo la IA o la mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble. Una de ellas era la su­ya. Li­be­lium, la em­pre­sa que fun­dó jun­to a su so­cio Da­vid Gas­cón, es una de las que ha triun­fa­do en el sec­tor tec­no­ló­gi­co. Su la­bor se cen­tra en crear ciu­da­des in­te­li­gen­tes a ba­se de sen­so­res y jus­to el tema de su char­la en los en­cuen­tros Ali­cia Asín, co­fun­da­do­ra y CEO de Li­be­lium del CSIC ver­só so­bre có­mo pue­de el «In­ter­net de las Co­sas» me­jo­rar la trans­pa­ren­cia y la de­mo­cra­cia. «En un fu­tu­ro va a ha­ber al­cal­des que to­men de­ci­sio­nes ba­sa­das en da­tos cap­tu­ra­dos. Con la da­to­cra­ti­za­ción y la IA se po­drán to­mar de­ci­sio­nes más ra­cio­na­les y me­nos ideo­ló­gi­cas y yo creo que ese es un gran pa­so», in­di­có la ex­per­ta. Es­te es, se­gún Asín, uno de los pi­la­res de la po­lí­ti­ca mo­der­na jun­to con la ren­di­ción de cuen­tas. «El he­cho de que no­so­tros ten­ga­mos sen­so­res y po­da­mos cuan­ti­fi­car cual­quier co­sa hace que, si se pue­de me­dir, au­to­má­ti­ca­men­te de­ba­mos ha­cer­lo», afir­mó. «Y es­to nos lle­va a la "cul­tu­ra de la da­to­cra­ti­za­ción"».

Des­pués de 13 años, Li­be­lium ven­de a unos 140 paí­ses y ex­por­ta el 90% de su fac­tu­ra­ción. Pa­ra im­pul­sar es­tas tec­no­lo­gías la ex­per­ta con­si­de­ra im­pres­cin­di­bles es­te ti­po de en­cuen­tros que co­nec­tan in­ves­ti­ga­do­res y uni­ver­si­da­des con em­pre­sas. Tam­bién «son cla­ve» otro ti­po de even­tos co­mo los pre­mios. La CEO de Li­be­lium fue la pri­me­ra mu­jer es­pa­ño­la en re­ci­bir el Pre­mio Jo­ven Em­pre­sa­rio y en 2017 el Pre­mio Rey Jaime I. Ya en 2018 ga­nó el se­gun­do pre­mio del Wo­men In­no­va­tors Award de la Unión Eu­ro­pea. So­bre es­te ti­po de ga­lar­do­nes pa­ra mu­je­res la tec­nó­lo­ga tie­ne una opi­nión muy cla­ra: «Ojalá no tu­vié­ra­mos que te­ner­los, ojalá no hi­cie­ra fal­ta dar una dis­tin­ción».

«La reali­dad es tan cla­ra y abrup­ta en es­te sen­ti­do que los ado­les­cen­tes son in­ca­pa­ces de nom­brar­te una cien­tí­fi­ca o una em­pre­sa­ria de éxi­to. Es­to hace que ne­ce­si­te­mos po­ner re­fe­ren­cias fe­me­ni­nas en la sociedad. No po­de­mos per­mi­tir­nos es­pe­rar 108 años pa­ra re­sol­ver la bre­cha de gé­ne­ro», ad­vir­tió Asín. Ade­más, se­ña­la que en un mun­do que se es­tá vol­vien­do ca­da vez más di­gi­tal, «la ma­tri­cu­la­ción de mu­je­res en ca­rre­ras téc­ni­cas es­tá ca­yen­do to­tal­men­te en pi­ca­do. Es­to po­dría con­si­de­rar­se co­mo una cues­tión de pre­fe­ren­cias, pe­ro no lo es», con­clu­yó.

IG­NA­CIO GIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.