Juan Pe­dro Apa­ri­cio reúne las jo­yas de la «li­te­ra­tu­ra cuán­ti­ca»

ABC (Andalucía) - - CULTURA - B. PAR­DO

Hay cier­tos pa­sa­jes den­tro de una no­ve­la que en­cie­rran un mun­do. A ve­ces es so­lo una fra­se que nos con­mue­ve y nos atra­pa, por lo que di­ce, por lo que de­ja de de­cir. Otras es un pá­rra­fo, o va­rios, los que nos in­ter­pe­lan de for­ma es­pe­cial. A ese ex­tra­ño fe­nó­meno el escritor Juan Pe­dro Apa­ri­cio le ha pues­to nom­bre: cuan­to (no cuen­to) in­te­gra­do. Es un con­cep­to de su cosecha, que se en­mar­ca en una teo­ría más gran­de, he­re­da­da de la fí­si­ca: la de la li­te­ra­tu­ra cúan­ti­ca. «En de­fi­ni­ción apro­xi­ma­da po­de­mos de­cir que un cuan­to es la can­ti­dad que la ener­gía pre­ci­sa pa­ra ha­cer­se vi­si­ble. ¿Qué se­ría un cuan­to en li­te­ra­tu­ra, se­gún mi pro­pues­ta? Si cam­bia­mos ener­gía por na­rra­ti­vi­dad ten­dría­mos la de­fi­ni­ción del cuan­to li­te­ra­rio. El mí­ni­mo de na­rra­ti­vi­dad ne­ce­sa­rio pa­ra ha­cer­se vi­si­ble. La na­rra­ti­vi­dad im­pli­ca mo­vi­mien­to, trans­for­ma­ción; pe­ro un mo­vi­mien­to o trans­for­ma­ción sig­ni­fi­ca­ti­vos, que con­mue­van, que ilu­mi­nen, que emo­cio­nen», ex­pli­ca el escritor.

Se­gún esa idea, exis­ten cuan­tos in­te­gra­dos (los que se es­con­den en una obra ma­yor, co­mo una no­ve­la) y exen­tos (los que se con­ci­ben co­mo mi­cro­rre­la­tos). Con am­bos ha ela­bo­ra­do una per­so­na­lí­si­ma an­to­lo­gía que lle­va por tí­tu­lo «Cien re­la­tos cuán­ti­cos de la li­te­ra­tu­ra es­pa­ño­la» (Eo­las). Ahí en­con­tra­mos tex­tos más o me­nos ex­ten­sos, pe­ro que en muy po­cos ca­sos ex­ce­den las qui­nien­tas pa­la­bras. Aun­que «la sin­gu­la­ri­dad del cuán­ti­co o mi­cro­rre­la­to no le vie­ne da­da por la po­ca ex­ten­sión, sino por la es­pe­cial re­la­ción que exis­te en­tre la elip­sis y la na­rra­ti­vi­dad». Juan Pe­dro Apa­ri­cio

Es­ta ta­rea, por cier­to, re­cuer­da en cier­to sen­ti­do a la em­pren­di­da por Adol­fo Bioy Ca­sa­res, Jor­ge Luis Bor­ges y Sil­vi­na Ocam­po en su «An­to­lo­gía de la li­te­ra­tu­ra fan­tás­ti­ca». «Bas­tan­tes de los re­la­tos allí re­co­gi­dos son pie­zas se­pa­ra­das –fra­ses, sen­ten­cias, pá­rra­fos–, de un con­jun­to más am­plio que, sin em­bar­go, po­seen en esas po­cas lí­neas el don de la na­rra­ti­vi­dad. Ese ha si­do mi ob­je­ti­vo en es­ta co­lec­ción», apun­ta Apa­ri­cio.

Un me­nú va­ria­do

Lo que nos ofre­ce aquí es un me­nú sa­bro­so y va­ria­do, con aro­mas más o me­nos añe­jos. «Es un pa­seo ame­ní­si­mo por un lu­gar re­bo­san­te de ma­ra­vi­llas, esas ad­mi­ra­bles pá­gi­nas de nues­tra me­jor li­te­ra­tu­ra, tan ri­ca y fe­cun­da, ca­paz de fer­ti­li­zar mu­chas otras, ame­ri­ca­nas y eu­ro­peas, re­cep­to­ra ella mis­ma de los me­jo­res fru­tos del Orien­te, due­ña de una in­fan­cia es­plén­di­da, por atre­vi­da y desen­vuel­ta, des­de los pri­me­ros bal­bu­ceos de nues­tras len­guas ro­man­ces has­ta la ma­du­rez de Cer­van­tes y Lo­pe o las crea­cio­nes de los gran­des au­to­res más cer­ca­nos a nues­tro tiem­po», pro­me­te el an­tó­lo­go.

Pa­ra abrir bo­ca, el cuan­to más bre­ve de es­te li­bro, re­co­gi­do de las «Ri­mas y leyendas» de Béc­quer: «En el ca­rro de los muer­tos / ha pa­sa­do por aquí; / lle­va­ba una mano fue­ra, / por ella la co­no­cí».

JOR­GE PETEIRO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.