El SAS ten­drá que in­dem­ni­zar a una pa­cien­te gol­pea­da por una puer­ta

ABC (Andalucía) - - ANDALUCÍA - J.J. MADUEÑO MÁ­LA­GA

La mu­jer es­ta­ba sa­lien­do del cen­tro de sa­lud de Ca­pu­chi­nos en Má­la­ga, cuan­do la puer­ta au­to­má­ti­ca se ce­rró «sor­pre­si­va e ines­pe­ra­da­men­te» por un fa­llo en la mis­ma. Es­to oca­sio­nó la caí­da de la usua­ria, que su­frió le­sio­nes de di­ver­sa con­si­de­ra­ción. El De­fen­sor del Pa­cien­te in­for­ma de que los «nu­me­ro­sos pro­ble­mas» aca­rrea­dos por el ac­ci­den­te si­guen pa­san­do fac­tu­ra ac­tual­men­te, pe­se a que el su­ce­so ocu­rrió el pa­sa­do 12 de di­ciem­bre de 2014. An­te la re­cla­ma­ción de la pa­cien­te, el Ser­vi­cio An­da­luz de Sa­lud (SAS) ha es­ti­ma­do com­pen­sar con 21.709 eu­ros a la dam­ni­fi­ca­da.

La pro­pia je­fa de gru­po de la Uni­dad de Aten­ción del Usua­rio del ci­ta­do cen­tro sa­ni­ta­rio fue quien acu­dió a so­co­rrer, en un pri­mer mo­men­to, a la le­sio­na­da. En un in­for­me he­cho tras el ac­ci­den­te por es­ta pro­fe­sio­nal se con­fir­ma que «re­ci­bió un im­pac­to de la puer­ta al sa­lir del cen­tro de sa­lud» y que es­te le pro­vo­có «la caí­da al sue­lo, tras ce­rrar­se la puer­ta».

La re­cla­ma­ción re­la­ta­ba que el fa­llo de la puer­ta au­to­má­ti­ca le pro­du­jo dos frac­tu­ras: una de ca­de­ra y otra per­tro­can­té­ri­ca del fé­mur iz­quier­do. Co­mo con­se­cuen­cia de di­cha caí­da, fue in­ter­ve­ni­da qui­rúr­gi­ca­men­te en el Hos­pi­tal Ci­vil de Má­la­ga. Sus le­sio­nes su­frie­ron, tras la es­tan­cia hos­pi­ta­la­ria, un agra­va­mien­to que pre­sen­tó pos­te­rior­men­te una úl­ce­ra del sa­cro II-III. La mu­jer lle­gó a pre­ci­sar de si­lla de rue­das pa­ra des­pla­zar­se.

El SAS es­ti­ma la re­cla­ma­ción, pe­ro el equi­po ju­rí­di­co es­tu­dia la po­si­bi­li­dad de re­cu­rrir por­que «no cu­bre el efectivo da­ño cau­sa­do a la per­ju­di­ca­da». Ase­gu­ran des­de el De­fen­sor del Pa­cien­te que, a par­tir de ese mo­men­to, «ha que­da­do muy li­mi­ta­da pa­ra sus ac­ti­vi­da­des dia­rias». En un prin­ci­pio, la re­cla­ma­ción pe­día al­go más de 85.000 eu­ros por los da­ños oca­sio­na­dos.

Sin man­te­ni­mien­to

El ga­bi­ne­te ju­rí­di­co cree acre­di­ta­do «un error de fun­cio­na­mien­to en la puer­ta au­to­má­ti­ca del cen­tro y la pro­duc­ción de di­chas le­sio­nes a una pa­cien­te que no tie­ne el de­ber ju­rí­di­co de so­por­tar­las». El le­tra­do Da­mián Vázquez cri­ti­ca que en di­cha fe­cha es­ta puer­ta te­nía «pen­dien­tes de re­vi­sión las po­leas y co­rreas de trac­ción, sien­do evi­den­te que exis­tió un fa­llo en el me­ca­nis­mo in­terno de de­tec­ción de per­so­nas». «Lo más gra­ve» es que se ha re­co­no­ci­do que el SAS «no te­nía ni si­quie­ra con­tra­to de man­te­ni­mien­to».

JUAN JO­SÉ ÚBE­DA

Los dos con­de­na­dos du­ran­te la ce­le­bra­ción del jui­cio con ju­ra­do en la Au­dien­cia de Se­vi­lla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.