Más de 27 años de cár­cel por ase­si­nar al be­bé de su pa­re­ja

∑ La Au­dien­cia con­de­na tam­bién a la ma­dre a más de cua­tro años y me­dio por mal­tra­to

ABC (Andalucía) - - ANDALUCÍA - J. DÍAZ

La Au­dien­cia de Se­vi­lla, tras el ve­re­dic­to de cul­pa­bi­li­dad emi­ti­do por un ju­ra­do po­pu­lar, ha con­de­na­do a 27 años, sie­te me­ses y 15 días a Eze­quiel T.R. por mal­tra­tar y ase­si­nar en abril de 2016 al be­bé de 18 me­ses de la que fue­ra su pa­re­ja sen­ti­men­tal, Isabel R.M, quien tam­bién ha si­do con­de­na­da por mal­tra­tar a la víc­ti­ma y a su otro hi­jo de tres años.

En la sen­ten­cia, fa­ci­li­ta­da por el TSJA, la Au­dien­cia im­po­ne al va­rón, que se en­cuen­tra en pri­sión pro­vi­sio­nal, al pa­go de una in­dem­ni­za­ción al ni­ño de tres años de 130.000 eu­ros por el fa­lle­ci­mien­to del be­bé y con 2.000 eu­ros por los ma­los tra­tos. A la ma­dre se le prohí­be acer­car­se y co­mu­ni­car­se con su hi­jo du­ran­te cua­tro años y me­dio, pe­rio­do du­ran­te el que es­ta­rá in­ha­bi­li­ta­da pa­ra el ejer­ci­cio de la pa­tria po­tes­tad. De igual mo­do, ten­drá que in­dem­ni­zar a su hi­jo con 2.000 eu­ros por los ma­los tra­tos in­fli­gi­dos.

La Au­dien­cia in­ha­bi­li­ta a la in­ves­ti­ga­da, que ac­tual­men­te se en­cuen­tra en li­ber­tad, pa­ra el ejer­ci­cio de la pa­tria po­tes­tad so­bre su hi­jo ma­yor por­que «se ha pro­du­ci­do un se­rio ata­que al prin­ci­pio y a la obli­ga­ción de los pa­dres por ve­lar por sus hi­jos y el desa­rro­llo de su per­so­na­li­dad, que en el pre­sen­te ca­so de­be en­ten­der­se afec­ta­da».

En­tre fi­na­les de enero y prin­ci­pios de fe­bre­ro de 2016, los acu­sa­dos ini­cia­ron una re­la­ción sen­ti­men­tal y se fue­ron a vi­vir jun­tos a la vi­vien­da del con­de­na­do jun­to con los dos hi­jos me­no­res de ella. Du­ran­te la con­vi­ven­cia, y has­ta el mes de abril de 2016, «era fre­cuen­te» que am­bos en­cau­sa­dos agre­die­ran a am­bos ni­ños «a mo­do de cas­ti­go fí­si­co», con agre­sio­nes, du­chas frías o en­ce­rrán­do­los en su ha­bi­ta­ción ce­rra­da con pes­ti­llo des­de el ex­te­rior y sin luz.

El 23 de abril, el acu­sa­do, an­te el llan­to con­ti­nuo el be­bé, lo aga­rró fuer­te­men­te por los bra­zos» y «lo za­ran­deó bru­tal­men­te, al tiem­po que le cho­ca­ba su­ce­si­va­men­te la ca­be­za has­ta en tres oca­sio­nes» con una su­per­fi­cie pla­na no de­ter­mi­na­da, «pro­vo­can­do con la agre­sión la muer­te».La ma­dre, mien­tras tan­to, ha­bla­ba por te­lé­fono con una ami­ga y pre­pa­ra­ba la me­rien­da de su otro hi­jo, «deam­bu­lan­do en­tre el sa­lón y la co­ci­na sin oír lo que es­ta­ba ocu­rrien­do».

La acu­sa­ción par­ti­cu­lar ejer­ci­da por el pa­dre del be­bé pi­dió la pe­na de pri­sión per­ma­nen­te re­vi­sa­ble, pe­ro la Au­dien­cia lo re­cha­za ex­pli­can­do que la es­pe­cial vul­ne­ra­bi­li­dad de la víc­ti­ma por ra­zón de su edad in­te­gra la si­tua­ción de in­de­fen­sión que po­si­bi­li­ta la es­ti­ma­ción de la ale­vo­sía que ca­li­fi­có el ase­si­na­to, por lo que no de­be es­ti­mar­se do­ble­men­te es­ta cir­cuns­tan­cia pa­ra au­men­tar la pe­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.