Ayu­so vuel­ve a las esen­cias del PP con una ba­te­ría de pro­pues­tas li­be­ra­les

∑Pro­me­te «la ma­yor ba­ja­da de im­pues­tos», y de­fien­de la uni­dad de Es­pa­ña en un pro­gra­ma que ha­ce de Ma­drid un «ba­luar­te de li­ber­tad»

ABC (Andalucía) - - ESPAÑA - SARA MEDIALDEA

Isa­bel Díaz Ayu­so, la can­di­da­ta a pre­si­dir la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, se vis­tió ayer con el tra­je del PP y subió al atril a leer un dis­cur­so de in­ves­ti­du­ra que po­drían ha­ber fir­ma­do cual­quie­ra de sus an­te­ce­so­res: pu­ro Par­ti­do Po­pu­lar en va­rias de­ce­nas de pro­pues­tas de cor­te li­be­ral, fun­da­men­tal­men­te en lo eco­nó­mi­co, y en­tre las que se in­clu­yó –mar­ca de la ca­sa– una re­ba­ja de im­pues­tos que la can­di­da­ta anun­ció co­mo «la ma­yor de la his­to­ria de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid».

Con­cre­ta­men­te, la po­lí­ti­ca ma­dri­le­ña ha avan­za­do una re­ba­ja de la ta­ri­fa au­to­nó­mi­ca del IRPF, en to­dos los tra­mos de la mis­ma, pa­ra que «se lle­gue

a pa­gar has­ta un 5,5 por cien­to me­nos», ex­pli­có la can­di­da­ta. Se ha com­pro­me­ti­do a otros des­cen­sos de ta­ri­fas «pa­ra com­pen­sar, en lo po­si­ble, la vo­ra­ci­dad fis­cal del go­bierno so­cia­lis­ta». Tam­bién ha se­ña­la­do que ten­drá «to­le­ran­cia ce­ro» con la co­rrup­ción.

Ayu­so pro­me­tió li­ber­tad pa­ra ele­gir co­le­gio, me­jo­res ser­vi­cios sa­ni­ta­rios, más con­trol en re­si­den­cias de ma­yo­res, trans­por­te pú­bli­co más sos­te­ni­ble y gra­tis pa­ra los ma­yo­res... Des­li­zó tam­bién al­gu­nas fra­ses que pre­ten­dían con­ten­tar a sus so­cios de in­ves­ti­du­ra: Ciu­da­da­nos, con quie­nes co­go­ber­na­rá a par­tir de aho­ra, y Vox, coope­ra­dor ne­ce­sa­rio pa­ra que es­te eje­cu­ti­vo sal­ga ade­lan­te.

La for­ma­ción na­ran­ja vio re­fle­ja­das en sus pa­la­bras mu­chas de las 155 me­di­das acor­da­das en­tre am­bas for­ma­cio­nes «Abo­go por un go­bierno es­ta­ble que re­suel­va pro­ble­mas. Ha­ré del diá­lo­go y el con­sen­so la po­lí­ti­ca per­ma­nen­te» en su pac­to de go­bierno. A los de Vox in­ten­tó ga­nár­se­los con de­ta­lles co­mo in­cor­po­rar la obli­ga­to­rie­dad de los co­le­gios de anun­ciar pú­bli­ca­men­te sus con­te­ni­dos edu­ca­ti­vos y los de las char­las y ta­lle­res que se pro­gra­men; re­co­no­cer la ne­ce­si­dad de me­jo­rar el sis­te­ma de iden­ti­fi­ca­ción de me­no­res in­mi­gran­tes no acom­pa­ña­dos; o ha­cer re­fe­ren­cia a la vio­len­cia con­tra las mu­je­res pe­ro aña­dir a ren­glón se­gui­do que «to­da per­so­na pue­de ser víc­ti­ma de mal­tra­to».

Ex­pre­si­den­tes

Su dis­cur­so fue se­gui­do con aten­ción des­de la tri­bu­na pú­bli­ca por el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PP, Teo­do­ro Gar­cía Egea, y el al­cal­de de Ma­drid, Jo­sé Luis Mar­tí­nez-Al­mei­da. Pe­ro no es­tu­vie­ron nin­guno de los ex­pre­si­den­tes re­gio­na­les po­pu­la­res. Pa­blo Ca­sa­do en­vió un ca­ri­ño­so men­sa­je vía Twit­ter.

Muy tran­qui­la, Díaz Ayu­so le­yó ín­te­gra­men­te su in­ter­ven­ción, en la que co­men­zó re­co­no­cien­do la la­bor del pre­si­den­te «Me com­pro­me­to a erra­di­car la vio­len­cia con­tra las mu­je­res. Lu­cho con­tra el ma­chis­mo, no con­tra los hom­bres» en fun­cio­nes, Pe­dro Ro­llán, y ci­tó a Al­ber­to Ruiz-Ga­llar­dón, Es­pe­ran­za Agui­rre y Cris­ti­na Ci­fuen­tes. Ni una pa­la­bra, sin em­bar­go, so­bre Án­gel Ga­rri­do, el ex­pre­si­den­te au­to­nó­mi­co que se pa­só a las fi­las de Cs días an­tes de las elec­cio­nes ge­ne­ra­les de abril.

La can­di­da­ta po­pu­lar, que siem­pre ha in­clui­do en sus in­ter­ven­cio­nes men­sa­jes en cla­ve na­cio­nal, man­tu­vo ese tono ayer, y de­fen­dió la Cons­ti­tu­ción y el pa­pel del Rey. Sub­ra­yó su com­pro­mi­so con «el res­pe­to a los sím­bo­los del Es­ta­do: ban­de­ra, es­cu­do e himno», y pu­so el acen­to en que «que­rer a Es­pa­ña es el me­jor mo­do de go­ber­nar la Co­mu­ni­dad de Ma­drid».

Por eso, tam­bién se mos­tró be­li­ge­ran­te con res­pec­to a los mo­vi­mien­tos se­pa­ra­tis­tas, ase­gu­ran­do que fren­te a ellos «Ma­drid no va a per­ma­ne­cer ca­lla­da» aun­que «el ac­tual Go­bierno de la Na­ción pre­fie­ra mi­rar pa­ra otro la­do».

Por eso, des­de su po­si­ción co­mo pre­si­den­ta re­gio­nal ma­dri­le­ña, ejer­ce­rá su res­pon­sa­bi­li­dad «de­nun­cian­do cual

Re­no­vó su com­pro­mi­so con el res­pe­to a los sím­bo­los del Es­ta­do: ban­de­ra, es­cu­do e himno

Isa­bel Díaz Ayu­so, du­ran­te su dis­cur­so de in­ves­ti­du­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.