«Torpe­do» Erre­jón con­tra Igle­sias

El lí­der de Más Ma­drid in­sis­te en que to­da­vía hay un es­pa­cio en la iz­quier­da pa­ra un pro­yec­to que no sea Po­de­mos

ABC (Andalucía) - - ESPAÑA - GREGORIA CARO

El 17 de enero, el día de su quin­to cum­plea­ños, Po­de­mos es­ta­lló por los ai­res des­pués de que el co­fun­da­dor Íñi­go Erre­jón rom­pie­ra con el pro­yec­to que creó pa­ra pre­sen­tar­se a las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas del 26-M bajo la mar­ca de Más Ma­drid. Pa­blo Igle­sias se que­dó sin su apues­ta es­tre­lla en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid: Erre­jón era el nú­me­ro uno en su lis­ta en la re­gión y tu­vo que me­dir­se con­tra una pla­ta­for­ma que les san­gró 20 dipu­tados en las ur­nas.

El aho­ra ex­dipu­tado de Po­de­mos ad­mi­tió en aquel mo­men­to que sus hon­das dis­cre­pan­cias con la di­rec­ción em­pe­za­ron en 2016, cuan­do Igle­sias tum­bó la in­ves­ti­du­ra de Pe­dro Sán­chez y un Go­bierno PSOE-Ciu­da­da­nos. Ocho me­ses des­pués de su gran torpe­do, al hoy di­ri­gen­te de Más Ma­drid no le tiem­bla la voz al ha­blar de los erro­res que, a su jui­cio, si­guen co­me­tien­do Igle­sias y la cú­pu­la mo­ra­da. Erre­jón se ha em­plea­do en los úl­ti­mos me­ses en tras­la­dar la idea de que hay un es­pa­cio en la iz­quier­da pa­ra un pro­yec­to le­jos del par­ti­dis­mo de Po­de­mos y no ha des­car­ta­do que­rer ocu­par­lo.

Du­ran­te una en­tre­vis­ta con el dia­rio fran­cés «Le Mé­dia Pres­se», pu­bli­ca­da el pa­sa­do 6 de agos­to, Erre­jón va­lo­ró que el rum­bo ideo­ló­gi­co que ha to­ma­do el par­ti­do morado es­tá sien­do su

prin­ci­pal las­tre de­mos­có­pi­co. «Co­me­ti­mos mu­chos erro­res, pe­ro hu­bo una de­ci­sión es­tra­té­gi­ca e ideo­ló­gi­ca, y que yo no com­par­tí en su mo­men­to, que creo que es­tá lle­van­do a un cier­to de­cli­ve de Po­de­mos», arran­ca el con­fun­da­dor. «En 2017 Po­de­mos ra­ti­fi­có su vo­lun­tad de acer­car­se a Iz­quier­da Uni­da y con­ver­tir­se ideo­ló­gi­ca, dis­cur­si­va y sim­bó­li­ca­men­te en una for­ma­ción po­lí­ti­ca post­co­mu­nis­ta a la iz­quier­da del PSOE», la­men­ta.

Una es­tra­te­gia que rom­pe con la idea pri­mi­ti­va de un par­ti­do que, se­gún ex­pli­ca, «no con­si­guió cin­co mi­llo­nes de vo­tos por­que fue­ra una fuer­za po­lí­ti­ca que le ha­bla­ra so­lo a la iz­quier­da sino que le ha­bla­ba al con­jun­to de los es­pa­ño­les que ha­bían su­fri­do la es­ta­fa de­mo­crá­ti­ca y la co­rrup­ción, y les pro­po­nía una re­ge­ne­ra­ción».

Erre­jón lle­gó a de­cir es­te año que Po­de­mos «co­rre el ries­go de oxi­dar­se» y que por eso apos­tó por una fuer­za más trans­ver­sal co­mo Más Ma­drid, que le per­mi­te ade­más desa­rro­llar un es­pa­cio po­lí­ti­co más abier­to que en Po­de­mos no le per­mi­tían. Así, Más Ma­drid ate­rri­zó el 26-M en la Asam­blea de Ma­drid con un 14,6% de los vo­tos, sien­do la cuar­ta fuer­za au­to­nó­mi­ca y des­pla­zan­do a Po­de­mos a la sex­ta.

Des­de La Mon­cloa apro­ve­cha­ron es­ta bre­cha en ju­lio du­ran­te las ne­go­cia­cio­nes de la in­ves­ti­du­ra pa­ra pre­sio­nar a Igle­sias con el da­ño que le pro­du­ci­ría la pre­sen­cia de Erre­jón a ni­vel na­cio­nal si se ade­lan­tan los co­mi­cios. «En po­lí­ti­ca he apren­di­do a no des­car­tar ca­si na­da», ex­pre­só Erre­jón en una en­tre­vis­ta en El Mun­do, pre­gun­ta­do so­bre si Más Ma­drid con­cu­rri­ría en unas se­gun­das elec­cio­nes el 10 de no­viem­bre. «Hay cla­ra­men­te si­tio pa­ra otra fuer­za pro­gre­sis­ta no sec­ta­ria», ati­zó des­pués. «Yo sí hu­bie­ra acep­ta­do la ofer­ta de Sán­chez», di­jo en El País. « Torpe­do» Erre­jón.

La Mon­cloa usa la po­si­ble pre­sen­cia de Erre­jón el 10-N pa­ra pre­sio­nar a Po­de­mos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.