El en­sa­yo de un mi­sil nu­clear en Ru­sia ele­vó la ra­dia­ción 16 ve­ces

∑ En Se­ve­rod­vinsk la po­bla­ción te­me al­go pa­re­ci­do a la ca­tás­tro­fe de Cher­nó­bil

ABC (Andalucía) - - INTERNACIO­NAL - RA­FAEL MAÑUECO CORRESPONS­AL EN MOSCÚ

En­tre 4 y 16 ve­ces subie­ron los ni­ve­les de ra­dia­ción en la ciu­dad ru­sa de Se­ve­rod­vinsk, en el mar Blanco (Ár­ti­co), el pa­sa­do 8 de agos­to, tras la ex­plo­sión de un mi­sil nu­clear de cru­ce­ro du­ran­te unos en­sa­yos. Así lo ase­gu­ró ayer en un co­mu­ni­ca­do del Ser­vi­cio Me­teo­ro­ló­gi­co de Ru­sia en su pá­gi­na web. Aquel ac­ci­den­te cau­só la muer­te de cin­co in­ge­nie­ros ru­sos.

«Al me­dio­día del 8 de agos­to de 2019 en seis de ocho pun­tos ob­ser­va­dos en Se­ve­rod­vinsk se re­gis­tró un au­men­to de la do­sis de ra­dia­ción gam­ma de en­tre 4 y 16 ve­ces en com­pa­ra­ción con el ni­vel ha­bi­tual pa­ra es­te te­rri­to­rio», re­za la no­ta ofi­cial di­fun­di­da por el Ser­vi­cio Me­teo­ro­ló­gi­co ru­so. Aquel día, las au­to­ri­da­des lo­ca­les ad­mi­tie­ron que se de­tec­tó ra­dia­ción en la ciu­dad, pe­ro mi­ni­mi­za­ron el ries­go se­ña­lan­do que las do­sis fue­ron muy ba­jas.

El Mi­nis­te­rio de De­fen­sa ru­so y el Krem­lin guar­dan si­len­cio en re­la­ción con el ti­po de mi­sil que hi­zo ex­plo­sión en Se­ve­rod­vinsk, aun­que ad­mi­tie­ron

En­tie­rro de los vie­jos tra­ta­dos

Aca­ba de ser en­te­rra­do el Tra­ta­do de con­trol de Fuer­zas Nu­clea­res de Al­can­ce In­ter­me­dio (INF) y pe­li­gra la su­per­vi­ven­cia del START, de mi­si­les es­tra­té­gi­cos o de lar­go al­can­ce. Pu­tin fir­mó el mes pa­sa­do el de­cre­to que po­ne fin a las obli­ga­cio­nes de Moscú an­te el INF, ru­bri­ca­do en 1987 por el lí­der so­vié­ti­co Mi­jaíl Gor­ba­chov y el pre­si­den­te de EE.UU. Ro­nald Rea­gan.

El mes pa­sa­do, en otro en­sa­yo de nue­vos ar­ma­men­tos en el mar de Bá­rents, un in­cen­dio a bor­do de un sub­ma­rino ató­mi­co AS-31 aca­bó con la vi­da de 14 al­tos car­gos de la Ma­ri­na ru­sa. que el in­ci­den­te tu­vo ca­rác­ter ató­mi­co y que se tra­ta­ba de un en­sa­yo. Sin em­bar­go, los es­pe­cia­lis­tas creen que se tra­ta del mi­sil de cru­ce­ro hi­per­só­ni­co Bu­re­vést­nik, SSC-X-9 Sky­fall, se­gún la de­no­mi­na­ción de la OTAN.

Es­ta ar­ma, se­gún ex­pli­có me­dian­te una ani­ma­ción en pan­ta­lla gi­gan­te el pro­pio pre­si­den­te Vla­dí­mir Pu­tin el 1 de mar­zo de 2018 en su dis­cur­so anual an­te las dos Cá­ma­ras del Par­la­men­to, es­tá do­ta­da de pro­pul­sión ató­mi­ca gra­cias a un pe­que­ño reac­tor, lo que le con­fie­re una au­to­no­mía ili­mi­ta­da. Es ade­más de ran­go in­ter­con­ti­nen­tal, pue­de ir pro­vis­ta de ca­be­zas nu­clea­res y su vue­lo a ba­ja al­tu­ra la ha­ce, al pa­re­cer, im­po­si­ble de in­ter­cep­tar.

Reac­ción de Trump

Uno de los me­dios que es­pe­cu­lan con que el cohe­te que ha pro­vo­ca­do con­ta­mi­na­ción ra­diac­ti­va en Se­ve­rod­vinsk es «The New York Ti­mes», que ci­ta­ba el pa­sa­do lu­nes fuen­tes de la In­te­li­gen­cia es­ta­dou­ni­den­se. El pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano, Do­nald Trump, de­cla­ró ayer a tra­vés de Twit­ter que «Es­ta­dos Uni­dos es­tá apren­dien­do mu­cho de la fa­lli­da ex­plo­sión del mi­sil en Ru­sia. Te­ne­mos tec­no­lo­gía si­mi­lar, aun­que más avan­za­da». Afir­mó que la ex­plo­sión «tie­ne a la gen­te preo­cu­pa­da». Y es que en Se­ve­rod­vinsk la po­bla­ción te­me al­go pa­re­ci­do a la ca­tás­tro­fe de Cher­nó­bil. Las far­ma­cias de la ciu­dad ven­die­ron en po­cas ho­ras to­das sus exis­ten­cias de yo­do, ele­men­to quí­mi­co que ayu­da a evi­tar la ab­sor­ción de isó­to­pos ra­diac­ti­vos.

El pa­sa­do lu­nes, la agen­cia ató­mi­ca ru­sa Ro­sa­tom anun­ció que, pe­se a lo su­ce­di­do en Se­ve­rod­vinsk, con­cre­ta­men­te en una ba­se mi­li­tar que fun­cio­na des­de 1954 pa­ra en­sa­yos de mi­les de la Ar­ma­da ru­sa, Moscú con­ti­nua­rá desa­rro­llan­do ar­mas nue­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.