Gue­rra co­mer­cial y Bre­xit apa­gan ya los mo­to­res de la lo­co­mo­to­ra ale­ma­na

∑La in­cer­ti­dum­bre mun­dial ha­ce me­lla en Ale­ma­nia, don­de se tam­ba­lean sus dos ma­yo­res pi­la­res: la pro­duc­ción in­dus­trial y las ex­por­ta­cio­nes

ABC (Andalucía) - - ECONOMÍA - RO­SA­LÍA SÁN­CHEZ CORRESPONS­AL EN BER­LÍN

La eco­no­mía ale­ma­na ve có­mo se tam­ba­lean sus dos ma­yo­res pi­la­res, la pro­duc­ción in­dus­trial y las ex­por­ta­cio­nes. Hoy co­no­ce­re­mos el da­to de PIB del se­gun­do tri­mes­tre del año y se­rá ne­ga­ti­vo. A mo­do de ade­lan­to, el in­di­ca­dor de la con­fian­za de los in­ver­so­res ale­ma­nes (ZEW), pu­bli­ca­do ayer, se des­plo­mó a su ni­vel más bajo des­de 2011, de­bi­do se­gún los en­cues­ta­dos al em­peo­ra­mien­to de las pers­pec­ti­vas, a las dispu­tas co­mer­cia­les in­ter­na­cio­na­les y a las ma­yo­res po­si­bi­li­da­des de un Bre­xit sin acuer­do que la ad­mi­nis­tra­ción de EE.UU. apo­ya más o me­nos abier­ta­men­te. La Bol­sa de Fránc­fort to­có su mí­ni­mo de la se­sión tras la pu­bli­ca­ción del mal pre­sa­gio so­bre la eco­no­mía ale­ma­na, que cre­ce­rá so­lo un 0,5% se­gún las úl­ti­mas pre­vi­sio­nes de Ber­lín.

«Lo más pro­ba­ble es que es­to su­pon­ga una car­ga adi­cio­nal pa­ra el desa­rro­llo de las ex­por­ta­cio­nes y la pro­duc­ción in­dus­trial ale­ma­nas», la­men­ta­ba ayer el pre­si­den­te del ZEW, Achim Wam­bach, al pre­sen­tar el re­sul­ta­do de la encuesta y sub­ra­yar que apun­ta a un de­te­rio­ro sig­ni­fi­ca­ti­vo en las pers­pec­ti­vas. El in­di­ca­dor mi­de la va­lo­ra­ción de los in­ver­so­res so­bre las con­di­cio­nes ac­tua­les de la eco­no­mía. Cae des­de -1,1 en ju­lio has­ta -13,5 en agos­to, allí don­de los ana­lis­tas ha­bían pro­nos­ti­ca­do una lec­tu­ra de -7.0. «Es­ta­mos en una zo­na po­co de­fi­ni­da en­tre la des­ace­le­ra­ción y la re­ce­sión, ca­li­bra el eco­no­mis­ta Joerg Krae­mer de Com­merz­bank. «Es otra cla­ra se­ñal de ad­ver­ten­cia de re­ce­sión pa­ra la eco­no­mía ale­ma­na», au­gu­ra Uwe Bur­kert, eco­no­mis­ta je­fe de LBBW Re­search, «y sin que sir­va de con­sue­lo, Ale­ma­nia no se­rá un ca­so ais­la­do en el pa­no­ra­ma glo­bal».

El ins­ti­tu­to ale­mán Ifo con­fir­ma ese au­gu­rio. Su son­deo tri­mes­tral en­tre 1.200 ana­lis­tas en más de 110 na­cio­nes so­bre ex­pec­ta­ti­vas y con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas mues­tra un se­rio em­peo­ra­mien­to en el ter­cer tri­mes­tre. «Los ex­per­tos es­pe­ran un cre­ci­mien­to sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te dé­bil del co­mer­cio mun­dial», ha di­cho en la pre­sen­ta­ción el pre­si­den­te de Ifo, Cle­ments Fuest, que aña­dió que «los en­cues­ta­dos tam­bién es­pe­ran un me­nor con­su­mo pri­va­do y ac­ti­vi­dad de in­ver­sión, así co­mo un de­cli­ve de las ta­sas de in­te­rés de cor­to y lar­go pla­zo».

El Ifo ofre­ce ele­men­tos de es­pe­ran­za. Sus téc­ni­cos han rea­li­za­do una si­mu­la­ción de lo que ocu­rri­ría si EE.UU. im­po­ne aran­ce­les del 25% a las im­por­ta­cio­nes pro­ce­den­tes de Chi­na. Los paí­ses eu­ro­peos no sa­len tan mal pa­ra­dos. Ale­ma­nia in­clu­so au­men­ta sus in­gre­sos por ex­por­ta­cio­nes en 94 mi­llo­nes de eu­ros y Es­pa­ña en 25 mi­llo­nes, ba­sán­do­se en que cual­quier de­re­cho com­pen­sa­to­rio chino be­ne­fi­cia­ría las ven­tas eu­ro­peas. Pe­ro, es­te si­mu­la­dor no in­clu­ye los in­tan­gi­bles efec­tos ne­ga­ti­vos de la in­cer­ti­dum­bre en la in­ver­sión ni la pre­vi­si­ble de­va­lua­ción de la mo­ne­da chi­na.

La se­ma­na pa­sa­da, un dó­lar cos­tó más de sie­te yua­nes por pri­me­ra vez des­de 2008, y los ex­per­tos te­men aho­ra una es­ca­la­da de la gue­rra de divisas a tra­vés de la que el ban­co cen­tral chino in­ten­ta­ría in­fluir en los pre­cios. Pe­ro, EE.UU. y Chi­na son des­ti­nos im­por­tan­tes pa­ra las ex­por­ta­cio­nes de ma­nu­fac­tu­re­ras ale­ma­nas, de mo­do que los cre­cien­tes aran­ce­les en­tre las dos gran­des eco­no­mías es­tán te­nien­do un pro­fun­do im­pac­to en las fá­bri­cas ger­ma­nas. Los ana­lis­tas es­pe­ran que el PIB se ha­ya con­traí­do en el se­gun­do tri­mes­tre al­re­de­dor de un 0,1% y los in­di­ca­do­res so­bre la con­fian­za no an­ti­ci­pan una me­jo­ría pa­ra el pe­rio­do de ju­lio a sep­tiem­bre.

Los prin­ci­pa­les in­di­ca­do­res di­fun­di­dos en las úl­ti­mas se­ma­nas apun­tan en un mis­mo sen­ti­do. La Ofi­ci­na Fe­de­ral de Es­ta­dís­ti­ca (Des­ta­tis) ha in­for­ma­do que las ex­por­ta­cio­nes ale­ma­nas ca­ye­ron en ju­nio un 8% en tér­mi­nos in­ter­anua­les, la ma­yor caí­da de es­te in­di­ca­dor en los úl­ti­mos tres años. Es­to no quie­re de­cir exac­ta­men­te que se es­té de­rrum­ban­do el sec­tor ex­te­rior ale­mán, que acu­mu­ló en la pri­me­ra mi­tad del año un ju­go­so su­pe­rá­vit co­mer­cial de 109.900 mi­llo­nes de eu­ros, pe­ro el su­pe­rá­vit has­ta ju­nio es un 10% in­fe­rior al acu­mu­la­do en 2018 y esa com­pa­ra­ción ayu­da a em­pe­zar a cal­cu­lar la al­tu­ra del pre­ci­pi­cio por el que la eco­no­mía ale­ma­na pa­re­ce des­li­zar­se.

El da­to de la pro­duc­ción in­dus­trial de ju­nio in­vi­ta a la preo­cu­pa­ción. La con­trac­ción in­ter­anual era del 5,2%, la más pro­nun­cia­da en una dé­ca­da pa­ra un sec­tor fun­da­men­tal de la eco­no­mía ale­ma­na, pues su­po­ne el 20% de su PIB.

La ta­sa de in­fla­ción in­ter­anual se si­tuó en ju­lio en el 1,7%, lo que su­po­ne una li­ge­ra subida res­pec­to al 1,6% de ju­nio y de un 0,5% res­pec­to al mes an­te­rior, se­gún la Des­ta­tis. Pe­ro la le­tra pe­que­ña eli­mi­na cual­quier in­di­cio de que el con­su­mo es­té co­men­zan­do a bur­bu­jear. Lo que ha ocu­rri­do es que los pre­cios

El su­pe­rá­vit ale­mán has­ta ju­nio es un 10% in­fe­rior al acu­mu­la­do en 2018

An­ge­la Mer­kel, can­ci­ller ale­ma­na Pro­duc­ción in­dus­trial Chi­na y Es­ta­dos Uni­dos son des­ti­nos im­por­tan­tes pa­ra las ex­por­ta­cio­nes de ma­nu­fac­tu­ras ale­ma­nas, de mo­do que los aran­ce­les en­tre am­bas es­tán te­nien­do un gran im­pac­to en las fá­bri­cas del país ger­mano. La Ofi­ci­na Fe­de­ral de Es­ta­dís­ti­ca ha in­for­ma­do que las ex­por­ta­cio­nes ale­ma­nas ca­ye­ron en ju­nio un 8% en tér­mi­nos in­ter­anua­les. Ayer se pu­bli­có el in­di­ca­dor de la con­fian­za de los in­ver­so­res ale­ma­nes, que se des­plo­mó a ni­ve­les de 2011 de­bi­do al em­peo­ra­mien­to de las pers­pec­ti­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.