«To­dos su­fri­mos y per­di­mos con el ‘‘co­rra­li­to’’»

El jo­ven ac­tor ar­gen­tino man­tie­ne un pul­so in­ter­pre­ta­ti­vo con su pa­dre, Ri­car­do Da­rín, en «La odi­sea de los Gi­les»

ABC (Andalucía) - - ABC VERANO GENTE DEL - LUPE PI­ÑEI­RO

Con un ape­lli­do que es cé­le­bre tan­to en Ar­gen­ti­na co­mo en Es­pa­ña, el pri­mer tra­ba­jo ci­ne­ma­to­grá­fi­co al ali­món del ac­tor Ri­car­do Da­rín (62 años) y su vás­ta­go ho­mó­ni­mo, más co­no­ci­do co­mo Chino (30), pa­re­ce te­ner el éxi­to ase­gu­ra­do: «La odi­sea de los Gi­les», fil­me que pa­dre e hi­jo pro­ta­go­ni­zan y pro­du­cen. Es­te jue­ves lle­ga a las pan­ta­llas ar­gen­ti­nas y su pre­sen­ta­ción in­ter­na­cio­nal ten­drá lu­gar el pró­xi­mo mes de sep­tiem­bre, en el Fes­ti­val de Ci­ne de To­ron­to.

No es fá­cil la ta­rea que les to­ca a los ac­to­res por­te­ños. A par­tir de una si­tua­ción par­ti­cu­lar, la pe­lí­cu­la re­crea uno de los mo­men­tos más dra­má­ti­cos de la his­to­ria de Ar­gen­ti­na: la fa­mo­sa «cri­sis de 2001», que su­mió al país en un caos in­terno del que el en­ton­ces pre­si­den­te, el re­cien­te­men­te fa­lle­ci­do Fer­nan­do de la Rúa, es­ca­pó en un he­li­cóp­te­ro, ima­gen que dio la vuel­ta al mun­do.

Al otro la­do del hi­lo te­le­fó­ni­co des­de su Bue­nos Ai­res na­tal, Chino Da­rín des­cri­be «La odi­sea de los Gi­les» co­mo «un hi­to, el pro­yec­to más im­por­tan­te en el que me in­vo­lu­cré». Y ase­gu­ra que el tra­ba­jo fue jun­to a su pa­dre, y no a su som­bra: «Es­tu­vi­mos pre­sen­tes en ca­da pa­so y de­ci­sión de la pe­lí­cu­la. Fue­ron más de tres años de la­bor pre­via y lle­gué al ro­da­je con un ca­mino an­da­do», ex­pli­ca.

La cri­sis de 2001

A tra­vés de Ken­ya Films, la pro­duc­to­ra re­gis­tra­da por am­bos a co­mien­zos del año 2016, pa­dre e hi­jo ad­qui­rie­ron los de­re­chos de la no­ve­la «La no­che de la Usi­na», del escritor ar­gen­tino Eduar­do Sa­che­ri. En el film, Ri­car­do Da­rín se po­ne en la piel de Fer­mín Per­las­si, un ex­fut­bo­lis­ta que di­ri­ge a un gru­po de ve­ci­nos que fue­ron víc­ti­mas de una es­ta­fa du­ran­te la gran cri­sis na­cio­nal y bus­can sa­lir ade­lan­te. Chino in­ter­pre­ta a su hi­jo, Ro­dri­go. «Tra­ta un te­ma que ge­ne­ra mu­cha em­pa­tía por­que el ‘‘co­rra­li­to’’ lo su­fri­mos to­dos y to­dos per­di­mos en 2001», ex­pli­ca el ac­tor. Pe­ro, al mis­mo tiem­po, in­di­ca que «esa si­tua­ción es un dis­pa­ra­dor pa­ra de­cir otra co­sa. La pe­lí­cu­la ha­bla de no ba­jar los bra­zos, de no ren­dir­se». Más allá del in­te­rés pro­pio que ge­ne­ra la tra­ma, en las tie­rras del tan­go ge­ne­ra gran expectació­n el he­cho de ver a su ac­tor más in­ter­na­cio­nal jun­to a su hi­jo. So­bre es­te pun­to, Chino se­ña­la que «mez­clar fa­mi­lia y tra­ba­jo pue­de ser di­fí­cil, pe­ro en es­te ca­so no se tra­ta de un tra­ba­jo de por vi­da, sino de un pro­yec­to con­cre­to». Y ad­mi­te que, inevi­ta­ble­men­te, du­ran­te la pre­pa­ra­ción del lar­go­me­tra­je los asun­tos la­bo­ra­les «se co­la­ron» en la so­bre­me­sa de los Da­rín. «Tra­ba­jar con la fa­mi­lia ha­ce que a ve­ces se pier­dan los lí­mi­tes. La pe­lí­cu­la fue un te­ma a la ho­ra de co­mer, Sus afec­tos Arri­ba, Chino y Ri­car­do Da­rín en Bue­nos Ai­res. A la iz­quier­da, con Úr­su­la Cor­be­ró don­de par­ti­ci­pa­ban mi ma­má (Flo­ren­cia Bas) y mi her­ma­na (Cla­ra)», re­la­ta. Chino con­fie­sa que hay otro as­pec­to en el que las en­se­ñan­zas del gran Ri­car­do Da­rín le re­sul­ta­ron vi­ta­les: su re­la­ción con la fa­ma. «Mi pa­pá sen­tó las ba­ses de la ma­ne­ra en la que yo me ma­ne­jo por­que hay una pér­di­da del ano­ni­ma­to y una in­tro­mi­sión en la vi­da pri­va­da», cuen­ta el ac­tor que pre­ci­sa­men­te es pa­re­ja de Úr­su­la Cor­be­ró (30), una de las ac­tri­ces más po­pu­la­res del mo­men­to. Y aña­de: «Lo vi­vo así des­de muy pe­que­ño».

«Mi pa­pá sen­tó las ba­ses en las que yo me ma­ne­jo an­te la pér­di­da del ano­ni­ma­to»

FO­TOS: EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.