Re­gis­tro en las ofi­ci­nas de Deuts­che Bank en Fránc­fort por pre­sun­to blan­queo de di­ne­ro

La ope­ra­ción po­li­cial se en­mar­ca en una in­ves­ti­ga­ción de­ri­va­da de los «pa­pe­les de Pa­na­má»

ABC (Barcelona) - - ECONOMIA - RO­SA­LÍA SÁN­CHEZ CO­RRES­PON­SAL EN BER­LÍN

Ha si­do una ope­ra­ción coor­di­na­da de to­das las au­to­ri­da­des fi­nan­cie­ras y de se­gu­ri­dad de Ale­ma­nia. Un to­tal de 170 fun­cio­na­rios de la Fis­ca­lía de Fránc­fort, la Ofi­ci­na Fe­de­ral de la Po­li­cía Cri­mi­nal, el de­par­ta­men­to de in­ves­ti­ga­ción fis­cal y de la Po­li­cía fe­de­ral se per­so­na­ron ayer sin pre­vio avi­so en la se­de del ma­yor ban­co de Ale­ma­nia, en la ciu­dad de Fránc­fort.

Se­gún la Fis­ca­lía, fue­ron re­gis­tra­dos ade­más otros seis edi­fi­cios de Deuts­che Bank en va­rias ciu­da­des. Y to­do ello por la sos­pe­cha de que des­de sus ofi­ci­nas se ha es­ta­do ayu­dan­do a los clien­tes a crear com­pa­ñías «offs­ho­re» –em­pre­sas pan­ta­lla–, en pa­raí­sos fis­ca­les. A es­to se su­ma que su­pues­ta­men­te se trans­fi­rió di­ne­ro pro­ce­den­te de de­li­tos pe­na­les a cuen­tas del Deuts­che Bank sin que el ban­co co­mu­ni­ca­ra sos­pe­cha al­gu­na de blan­queo de ca­pi­ta­les.

La Fis­ca­lía ac­túa des­pués de que la pren­sa ale­ma­na des­ta­pa­se el pa­sa­do oc­tu­bre una tra­ma en la que, a tra­vés de ope­ra­cio­nes con ne­go­cios bur­sá­ti­les, las au­to­ri­da­des fis­ca­les de va­rios paí­ses eu­ro­peos ha­brían de­ja­do de per­ci­bir 55.200 mi­llo­nes de eu­ros en im­pues­tos. «Se tra­ta del frau­de fis­cal más gran­de de la his­to­ria de Eu­ro­pa», juz­gó en­ton­ces el ca­te­drá­ti­co de Eco­no­mía, Ch­ris­toph Spen­gel, ci­ta­do por el se­ma­na­rio ale­mán «Die Zeit», uno de los crea­do­res del con­sor­cio de in­ves­ti­ga­ción «Co­rrec­tiv».

Los pri­me­ros in­di­cios se re­mon­tan al 7 de no­viem­bre de 2016, cuan­do uno de los res­pon­sa­bles del frau­de, a quien se iden­ti­fi­ca con el nom­bre fal­so de Ben­ja­min Frey, em­pe­zó a ser in­te­rro­ga­do por la fis­cal An­ne Bror­hil­ker. La fis­cal ex­ten­dió des­pués las in­ves­ti­ga­cio­nes a otros paí­ses don­de tam­bién ha pe­di­do que se re­gis­tren ofi­ci­nas y vi­vien­das.

El mo­de­lo que per­mi­tía el des­fal­co lle­va a que sus ac­to­res re­ci­ban del Es­ta­do de­vo­lu­cio­nes ma­yo­res que los im­pues­tos que ha­bían pa­ga­do, gra­cias a un sis­te­ma de cir­cu­la­ción de ac­cio­nes en los días en que se pa­gan di­vi­den­dos que ha­ce ca­si im­po­si­ble que el fis­co de­ter­mi­ne quién es el pro­pie­ta­rio de la ac­ción en el mo­men­to de­ci­si­vo.

Las in­ves­ti­ga­cio­nes de la fis­cal Bror­hil­ker ci­fran en 31.800 mi­llo­nes en­tre 2001 y 2016 la can­ti­dad eva­di­da. En Bél­gi­ca, Di­na­mar­ca, Aus­tria, No­rue­ga y Sui­za, pu­bli­ca Die Zeit, las au­to­ri­da­des con­fir­ma­ron, ofi­cial o ex­trao­fi­cial­men­te, ha­ber si­do víc­ti­mas de la tra­ma.

Las ac­cio­nes de Deuts­che Bank li­de­ra­ron las pér­di­das del DAX 30 de ayer, con una caí­da del 3,4%, has­ta un pre­cio de 8,30 eu­ros por ac­ción. En lo que va de año ha caí­do un 48%.

Pa­raí­sos fis­ca­les El fis­cal sos­pe­cha que des­de las ofi­ci­nas del ban­co se ayu­dó a clien­tes a crear em­pre­sas pan­ta­lla («offs­ho­re»)

EFE

La Po­li­cía re­gis­tra ofi­ci­nas de Deuts­che Bank por sos­pe­chas de blan­queo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.