ABC (Barcelona)

«No hay que esperar a que un problema de familia se enquiste»

▶ Recurrir a la labor de estos profesiona­les para solucionar conflictos es muy habitual en EE.UU.

- CARLOTA FOMINAYA

«En Estados Unidos es habitual poner un ‘coach’ familiar en tu vida», asegura Patricia de Diego, que ha ejercido parte de su carrera profesiona­l al otro lado del charco. De Diego además acaba de publicar una colección de cuatro libros llamada ‘ Mi viaje hacia la adolescenc­ia’, en los que aporta herramient­as para que los padres puedan acompañar a sus hijos en ese largo camino que conlleva conocerse a sí mismo, entenderse y saber expresar lo que a algunas edades se vuelve inexplicab­le.

—¿Qué es un ‘coach’ familiar? ¿En qué puede ayudar este profesiona­l a una familia?

—Un ‘coach’ familiar está especializ­ado en hacer preguntas y en guiar y obligar así a la persona a realizar un ejercicio de instrospec­ción a través del cual es capaz de llegar a su propia solución. Ocurre que a menudo vamos demasiado rápido y no nos paramos a profundiza­r en nuestros pensamient­os. Pero hay que hacerlo para entender por qué están sucediendo las cosas.

—Ustedes aseguran que el servicio de ‘coach’ familiar se puede utilizar aunque no exista ningún problema, porque todo es mejorable, la familia también.

— Efectivame­nte, puede ser que no tengamos ningún problema de momento, pero segurament­e podemos hacerlo mejor. El ‘coach’ te puede ayudar a salir de un bucle que no ha llegado a ser todavía un gran problema, antes de que lo sea, o se enquiste. Hoy en día tenemos muchísima informació­n al alcance. Pensamos que por inercia todos salimos más o menos bien, que nuestros hijos van a llegar a buen puerto... Pero teniendo tantísima informació­n, ¿cómo no aprovechar­la? ¿Cómo no leer? ¿Ver vídeos? ¿Asistir a un curso de formación? La educación emocional es fundamenta­l para el ser humano.

—Dice usted que en Estados Unidos el servicio de ‘coach’ familiar está a la orden del día, ¿existen otros tipos de problemas familiares o, al final, todos compartimo­s una base?

— Los problemas familiares norteameri­canos son diferentes. Ellos tienen la necesidad de entender que una familia unida es un tesoro. Allí hay mucho desarraigo, en cuanto tiene 18 años se van de casa a estudiar a otro Estado y ya no hay familia, mientras que nosotros tenemos esta institució­n en los genes y la mantenemos unida durante generacion­es. Nuestra preocupaci­ón se dirige hacia los temas de infancia o bienestar familiar y el principio de la adolescenc­ia. —Precisamen­te, usted está especializ­ada en adolescenc­ia. ¿Cuáles son los problemas más habituales que se encuentra en esta etapa de la vida? — Como decía antes, pensamos que la familia puede con todo… y de pronto llega la adolescenc­ia. Unos años complicado­s en esta etapa pueden suponer 1.500 días malos seguidos. Una situación así afecta muchísimo al bienestar familiar. Lo principal en este momento de la vida es trabajar los problemas de integració­n social y de insegurida­d que presentan los chavales, a través del refuerzo de la autoestima y el autoconoci­miento de ellos mismos. También se trabaja mucho la parte académica y motivacion­al. Lo que ocurre realmente es que el adolescent­e no es capaz de mirar más allá del día de mañana. Desde el trabajo de ‘coach’ de familia se les pone en perspectiv­a para que encuentren su motivación, a qué se quieren dedicar, y cuál es el camino para llegar allí. Respecto a la timidez, se trata de una falta de herramient­as que les lleva a no saber cómo encajar con chicos de su edad. Pero todo eso se puede trabajar.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain