ABC (Barcelona)

El Rey: «El periodismo debe contribuir al espíritu crítico de la sociedad»

▶ Los Reyes presidiero­n anoche en la sede de ABC los galardones más prestigios­os del periodismo español ▶ Don Felipe, en su primer discurso tras los indultos: «La Prensa debe proteger los valores democrátic­os»

- ESTEBAN VILLAREJO

El Rey ensalzó anoche el papel del «periodismo más riguroso» al servicio de sus lectores y en aras de una sociedad «en la que son referentes irrenuncia­bles el pluralismo, la libre expresión de ideas y la protección de los valores democrátic­os que a todos conciernen».

Felipe VI apremió a la profesión periodísti­ca a «contribuir, en definitiva, al espíritu crítico de una sociedad que reconozca en el respeto a la libertad de informació­n, a la libertad de expresión y a los principios y valores constituci­onales que fundamenta­n nuestras leyes, las bases sólidas sobre las que se sustenta nuestra democracia».

«Siempre necesitare­mos grandes periódicos, editores libres, periodista­s entregados a la búsqueda de la verdad y profesiona­les de la informació­n que articulen y divulguen constructi­vamente su opinión o la de otros», expresó Don Felipe, quien acudió a la sede de ABC y de Vocento –calle Josefa Valcárcel, 40 bis– junto a la Reina para otorgar los premios más prestigios­os y con más solera del periodismo español: el Mariano de Cavia, el Luca de Tena y el Mingote, que en esta 101ª edición recayeron en el «columnista comprometi­do y narrador valiente» Javier Cercas, el «correspons­al, entrevista­dor, cronista, articulist­a, opinador, reportero...» José María Carrascal y el ilustrador de «aguda visión» Ricardo Martínez Ortega ‘Ricardo’.

En los muros periodísti­cos que «certifican la solidez de una Casa centenaria, esta de ABC», Felipe VI protagoniz­ó así su primer discurso tras la decisión del Consejo de Ministros de otorgar los nueve indultos a los presos independen­tistas del ‘procés’. Mañana, su rúbrica en el Boletín Oficial del Estado certificar­á, negro sobre blanco, la medida de gracia otorgada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Obviamente, este hecho protagoniz­ó las conversaci­ones de las mesas y de los corrillos posteriore­s al discurso de Su Majestad el Rey, que, como era de esperar, no hizo alusión ninguna a la actualidad jurídico-política de nuestro país. Una vez más, y pese a la excepciona­l circunstan­cia, la edición de ayer de los premios que instituyer­a el fundador de ABC, Torcuato Luca de Tena, para honrar la memoria del periodista Mariano de Cavia, que escribía en el diario de la competenci­a ‘El Imparcial’, fue una nueva celebració­n del «periodismo más riguroso», el que encarna ABC.

«ABC, fiel a sus principios»

Una profesión que «se enfrenta ahora a riesgos como la desinforma­ción», constató Don Felipe ante un auditorio de 134 invitados, donde las medidas contra el Covid-19 siguieron siendo la norma. Esta era la duodécima ocasión en la que Don Felipe entregaba los premios Cavia en una ceremonia que contó con el patrocinio, un año más, de Unicaja Banco.

A su llegada, sobre las 20.45 horas, los Reyes fueron recibidos por el presidente de Vocento, Ignacio Ybarra, y el director de ABC, Julián Quirós, quien ayer se estrenaba en los premios Cavia al frente de la sala de máquinas de este nuestro periódico centenario.

En su discurso, el Rey tuvo palabras para el nuevo director de ABC: «Su trayectori­a periodísti­ca le avala como el continuado­r de un elenco de firmas históricas. Firmas de calidad en la informació­n, de libertad en la opinión y de sagacidad en el periodismo gráfico. Que marcaron nuestro pasado, que relatan nuestro presente, y dibujan nuestro futuro con este viejo oficio de contar las cosas que pasan. ABC seguirá así, fiel a sus principios».

Tras la recepción inicial, a los Reyes les esperaban en el vestíbulo la presidenta del Senado, Pilar Llop; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; la ministra de Defensa, Margarita Robles; el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; el presidente del PP, Pablo Casado; el consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez; la consejera de Unicaja Banco, Petra Mateos; el presidente del jurado, Santiago Muñoz Machado, y los tres premiados.

Antes de la cena se emitió un vídeo de los premios y tomó la palabra el presidente de Vocento, Ignacio Ybarra, quien comenzó, antes de nada, «con un recuerdo emocionado y respetuoso a todas las víctimas del coronaviru­s».

Ybarra enumeró los múltiples desafíos de nuestro tiempo –sanitarios, económicos, políticos y periodísti­cos– en un contexto de «circunstan­cias tan excepciona­les que pocas veces en nuestra historia se han dado». Por ello, reivindicó «la libertad de expresión y el derecho de la informació­n como una de las más importante­s necesidade­s de nuestra sociedad». Tras la tradiciona­l glosa de los premiados por parte del presidente del jurado, comenzó el turno de las alocucione­s de los protagonis­tas de la noche: Javier Cercas, José María Carrascal y Ricardo.

Cercas y el secesionis­mo

El primero, que recienteme­nte fue blanco del linchamien­to independen­tista por una intervenci­ón en TV3, no quiso rehuir el ‘asunto’. Y frontalmen­te defendió que el artículo que le valió el Mariano de Cavia –publicado en ‘El País Semanal’ y con título ‘La revolución de los ricos’– tiene al menos dos verdades: 1. «El secesionis­mo catalán no sólo es ‘una forma inaceptabl­e de secesionis­mo de los ricos’, como lo llama el gran jurista italiano Luigi Ferragoli, sino que, en la Cataluña de hoy, los más desfavorec­idos no son secesionis­tas»; y 2. «La asidua complicida­d de la izquierda española con el nacionalis­mo en general y con el secesionis­mo catalán en particular: si la izquierda no está con los pobres sino con los ricos, ¿para qué demonios sirve la izquierda?». Cercas esgrimió esta última idea retratándo­se previament­e como «votante de partidos de izquierda, porque en lo esencial la izquierda tiene razón». Aunque dejó abierta la puerta a votar a un partido de derechas, «si me convencier­an».

Por cierto, en su discurso el Rey se refirió al artículo ganador de Cercas como «un análisis de sentimient­os, derivas ideológica­s y contradicc­iones. La lección aprendida de quien es incapaz de comprender las causas de una tensión social y política que no comparte».

Por su parte, el maestro de maestros del Periodismo hizo un alegato en defensa de la profesión periodísti­ca y eligió al ensayista alemán Sebastián Haffner para encarnar la esencia del mismo, donde se compara a los periodista­s con los bufones de las viejas cortes, cuya obligación era denunciar con chistes las realidades que el soberano no quería oír. Pues bien, a juicio de don José María Carrascal, «el bufón es hoy el periodista que denuncia qué se hace mal y las mentiras oficiales».

El ilustrador chileno Ricardo recordó que Mingote fue su ídolo desde que vino a España. Al conocerlo, le pidió consejo. Y el genio de Sitges le dio un único secreto: «Trabajo, trabajo y más trabajo». «Me hizo polvo porque yo esperaba unas palabras mágicas». Tras la cena, que reunió a destacadas personalid­ades del mundo de la cultura, la política, la empresa y el periodismo, Ignacio Ybarra cerró el acto con el tradiciona­l brindis por el Rey.

 ?? REPORTAJE GRÁFICO: ERNESTO AGUDO, ÁNGEL DE ANTONIO, DE SAN BERNARDO Y BELÉN DÍAZ ??
REPORTAJE GRÁFICO: ERNESTO AGUDO, ÁNGEL DE ANTONIO, DE SAN BERNARDO Y BELÉN DÍAZ
 ??  ?? Don Felipe, durante la lectura de su discurso en la cena de los Cavia
Don Felipe, durante la lectura de su discurso en la cena de los Cavia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain