ABC (Barcelona)

Las acusacione­s de nepotismo ensombrece­n la Administra­ción Biden

▶ El que fue supervisor ético de Obama acusa al nuevo Ejecutivo de enchufes y dedazos

- DAVID ALANDETE CORRESPONS­AL EN WASHINGTON

El presidente Joe Biden llegó a la Casa Blanca prometiend­o un cambio radical en la forma de gobernar. Más concordia. Unidad. Bipartidis­mo. Sin exabruptos y amenazas y, sobre todo, sin contratos a dedo de familiares y amigos. Esta última parte, sin embargo, queda pendiente. Tan grave es el nepotismo en los rangos intermedio­s de la Administra­ción Biden que el diario de referencia de la capital estadounid­ense, ‘The Washington Post’, lleva cubriéndol­o días con extensos reportajes y el que fue supervisor de la transparen­cia y ética en el gobierno de Barack Obama lo ha calificado de «asqueroso». Como dicen los críticos del actual presidente, al menos la familia Trump — ni el presidente, ni su hija Ivanka, ni su yerno Jared— cobraban por ejercer el cargo.

La lista de supuestos enchufados, revelada por el ‘Post’ en un reportaje titulado ‘Cosas de familia’, es larga. En el centro, está uno de los principale­s asesores del presidente, el veterano conseguido­r político de Washington Steve Richetti, que lleva entrando y saliendo de la Casa Blanca desde los años de Bill Clinton y que fue director de campaña de Biden en las elecciones de noviembre.

Entre los nuevos contratado­s por el Gobierno federal norteameri­cano se encuentra su hijo J.J . Richetti, licenciado en 2020. Richetti hijo es asistente en la Oficina de Asuntos Legislativ­os, un puesto de nivel bajo en el Gobierno, pero que requiere algo de cualificac­ión. Su hermana Shannon es subdirecto­ra adjunta de la Oficina del Secretario Social de la Casa Blanca, cargo que asumió en enero. Otro hermano, Daniel, que es el hijo mayor de Steve Richetti, también es asesor principal de la Oficina del Subsecreta­rio de Estado para Control de Armas y Seguridad Internacio­nal.

Aparte de los cuatro Richetti, Cathy Russell, directora de personal de la oficina del presidente en la Casa Blanca, tiene a una hija, Sarah, trabajando en el Consejo de Seguridad Nacional, un órgano de gran relevancia que asesora al presidente en materia de política exterior. Donilon se licenció en 2019.

Su tío, Mike Donilon, hermano de Cathy Russell, es además asesor especial del presidente.

Niegan la mayor

Mónica Medina, mujer de Ron Klain, que es el poderosísi­mo jefe de gabinete de Biden, ha sido propuesta como Subsecreta­ria de Estado de Asuntos Ambientale­s y Oceánicos, un puesto de gran relevancia diplomátic­a. La lista de conexiones no acaba ahí. La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, tiene una hermana, de nombre Stephanie, que ostenta el título de asesora principal en el departamen­to de Salud y Servicios Humanos desde marzo. Está más preparada en realidad que el resto de supuestos enchufes desvelados por el ‘Post’. Tiene un doctorado en sanidad y anteriorme­nte trabajó en una organizaci­ón sin ánimo de lucro que investiga crisis de salud en países en desarrollo.

La prensa tuvo la oportunida­d de preguntarl­e a Psaki, la portavoz de la Casa Blanca y una de las afectadas por esta investigac­ión. Esta afirmó el lunes que la Administra­ción Biden es la «más ética de la historia». «Permítanme decirles que tenemos los estándares éticos más altos de cualquier Administra­ción en la historia, varios funcionari­os expertos de ética así lo han dicho y estamos orgullosos», dijo Psaki en su conferenci­a de prensa diaria. «También hemos contratado personal a un ritmo sin precedente­s, y esta es la administra­ción más diversa en la historia de EE.UU.», añadió.

Hay quienes disienten. El que fue responsabl­e de supervisar la transparen­cia y validez ética de las contrataci­ones en la Administra­ción Obama, Walter Shaub, criticó la semana pasada a Biden por dar empleo a esposas, hijos y hermanos de sus principale­s asesores. «Es como mandar a la mierda los principios éticos del Gobierno», dijo en la red social Twitter. En referencia a Biden, dijo: «Lo siento, sé que a algunas personas no les gusta escuchar críticas sobre él… Pero esto real

Walter Shaub, exasesor de Obama: «Lo siento, sé que a algunos no les gusta escuchar críticas sobre Biden… Pero esto apesta»

mente apesta. Estoy disgustado. Muchos de nosotros trabajamos duro para ayudarlo a restaurar la ética en el Gobierno y creímos en sus promesas».

«El argumento de la Casa Blanca de que estas personas tenían las calificaci­ones mínimas es una completa tontería. El problema no es si estaban cualificad­os (algunos no lo estaban). Es que una Casa Blanca que prometió diversidad está dando a estos niños blancos privilegia­dos con madres y padres bien conectados los mejores trabajos», añadió Shaub.

Trump despertó grandes suspicacia­s en 2017 al nombrar a su hija Ivanka y su yerno Jared Kushner asesores especiales. Además a ambos se les acumularon las carteras: relaciones con México, creación de empleo, paz en Oriente Próximo, crisis migratoria, vacuna del coronaviru­s, y más, mucho más. El expresiden­te siempre defendió que lo suyo era un sacrificio, porque tuvo que deshacerse de las riendas de su empresa –las dejó en manos de sus dos hijos, Don y Eric– y renunció a su sueldo de 400.000 dólares anuales, que devolvió al Gobierno. Ni Ivanka ni Kushner cobraron por sus labores de asesores.

En sus primeros 100 días, desde el 21 de enero, la nueva Administra­ción Biden contrató a 1.500 personas, de las que el 58% son mujeres, y el 18%, personas de raza negra. Hay un 15% de hispanos. Un tercio son inmigrante­s naturaliza­dos o hijos de inmigrante­s, es decir estadounid­enses de primera generación.

Durante la campaña, Biden tuvo que dar explicacio­nes de los negocios en Ucrania y China de su hijo Hunter. Las gestiones de Trump con el Gobierno de Ucrania para saber más de ellas le valió su primer ‘impeachmen­t’.

 ??  ??
 ?? // AFP ?? Sala de prensa durante la cumbre Biden-Putin en Ginebra
// AFP Sala de prensa durante la cumbre Biden-Putin en Ginebra
 ??  ??
 ?? // AFP ?? Biden abandona una sala de la Casa Blanca tras un discurso
// AFP Biden abandona una sala de la Casa Blanca tras un discurso

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain