El Hos­pi­tal de la Cruz Ro­ja po­ne en ser­vi­cio una uni­dad ra­dio­ló­gi­ca in­fan­til

La nue­va do­ta­ción re­fuer­za la se­gu­ri­dad de las ra­dia­cio­nes ió­ni­cas de los ni­ños

ABC (Córdoba) - - Córdoba - RA­FAEL A. AGUI­LAR CÓR­DO­BA

El Hos­pi­tal Cruz Ro­ja de Cór­do­ba y Health Ti­me (HT), gru­po al que per­te­ne­ce HT Res­sal­ta, em­pre­sa de diag­nós­ti­co por ima­gen del Hos­pi­tal, ha am­plia­do sus ser­vi­cios pe­diá­tri­cos con la pues­ta en ser­vi­cio de la Uni­dad de ima­gen del ni­ño, que ofre­ce ser­vi­cios ra­dio­ló­gi­cos es­pe­cí­fi­cos pa­ra los más pe­que­ños.

En pa­la­bras de Fer­nan­do Veloso Gallego, di­rec­tor ge­ren­te del Hos­pi­tal Cruz Ro­ja de Cór­do­ba, «es­ta ini­cia­ti­va cons­ti­tu­ye un pa­so más en la lí­nea que el Hos­pi­tal di­bu­jó ha­ce ya mu­chos años, jun­to a sus co­la­bo­ra­do­res, co­mo HT Res­sal­ta, de po­ner al pa­cien­te en el cen­tro, en es­te ca­so a los ni­ños, ofre­cien­do así una aten­ción acor­de con sus ne­ce­si­da­des sa­ni­ta­rias».

Es­ta uni­dad, co­mo co­men­tó en la pre­sen­ta­ción de ayer el doc­tor An­to­nio Lu­na Fan­tony, pre­si­den­te de Health Ti­me, es ne­ce­sa­ria por­que es­tá es­pe­cia­li­za­da en ra­dio­lo­gía pe­diá­tri­ca, pues­to que «un ni­ño no es un adul­to pe­que­ño, sino que tie­ne mu­chas pe­cu­lia­ri­da­des mé­di­cas y pa­to­lo­gías per­fec­ta­men­te di­fe­ren­cia­das a las del adul­to, por lo que ne­ce­si­ta ra­dió­lo­gos con for­ma­ción es­pe­cí­fi­ca, co­mo los que te­ne­mos en es­ta uni­dad».

El nue­vo ser­vi­cio se ba­sa, so­bre to­do, en la se­gu­ri­dad del ni­ño. Y es que, co­mo co­men­tó el doc­tor Lu­na du­ran­te la pre­sen­ta­ción, «el ni­ño es es­pe­cial­men­te sen­si­ble a la ra­dia­ción ió­ni­ca por en­con­trar­se en una fa­se de de­sa­rro­llo y cre­ci­mien­to y por su lar­ga es­pe­ran­za de vi­da que pro­pi­cia que pue­da so­me­ter­se nu­me­ro­sas prue­bas ra­dio­ló­gi­cas a lo lar­go de su vi­da. Por ello, tra­ta­mos de sus­ti­tuir, siem­pre que es po­si­ble, los pro­ce­di­mien­tos que uti­li­zan los Ra­yos X, por otros que no irra­dian co­mo son la Re­so­nan­cia Mag­né­ti­ca y la eco­gra­fía».

El es­pe­cia­lis­ta in­sis­tió en que «he­mos im­plan­ta­do, den­tro del plan de se­gu­ri­dad del pa­cien­te, un sis­te­ma de ges­tión de do­sis ra­dio­ló­gi­ca que per­mi­te al­can­zar el equi­li­brio óp­ti­mo en­tre ca­li­dad de ima­gen y mí­ni­ma do­sis de ra­dia­ción sin po­ner en ries­go el diag­nós­ti­co del pa­cien­te».

El Hos­pi­tal de la Cruz Ro­ja dis­po­ne de una Re­so­nan­cia Mag­né­ti­ca abier­ta y de al­to cam­po, que «fa­ci­li­ta el que el ni­ño no se sien­ta ago­bia­do ya que los pa­dres le pue­den acom­pa­ñar y to­car du­ran­te el pro­ce­di­mien­to, sin que, por ser una re­so­nan­cia abier­ta, dis­mi­nu­ya la ca­li­dad de las imá­ge­nes».

RA­FAEL CAR­MO­NA

Res­pon­sa­bles de la Cruz Ro­ja con los nue­vos equi­pos, ayer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.