Un acu­sa­do ad­mi­te que se reunió con Gri­ñán por la par­ti­da de los ERE

ABC (Córdoba) - - Andalucía - MERCEDES BENÍTEZ SE­VI­LLA

La se­sión del jui­cio de los ERE de­pa­ró ayer una jor­na­da muy téc­ni­ca en la que fi­na­li­zó la de­cla­ra­ción del ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral téc­ni­co de la Con­se­je­ría de Tra­ba­jo Javier Aguado. Du­ran­te la mis­ma ase­gu­ró que la mo­di­fi­ca­ción pre­su­pues­ta­ria pa­ra la par­ti­da pre­su­pues­ta­ria de los ERE (31L) se ajus­ta­ba a la le­ga­li­dad y que ha­bía una fis­ca­li­za­ción de las par­ti­das pre­su­pues­ta­rias. Só­lo al fi­nal de su de­cla­ra­ción y a una pre­gun­ta del pre­si­den­te del tri­bu­nal, Aguado re­co­no­ció ha­ber asis­ti­do a «al­gu­na reunión con Gri­ñán» pa­ra ha­blar acer­ca del cré­di­to de la par­ti­da pre­su­pues­ta­ria de la 31L, más co­no­ci­da co­mo «fon­do de rep­ti­les».

Javier Aguado in­sis­tió en que la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral era un ór­gano de con­trol pe­ro no te­nía res­pon­sa­bi­li­dad fis­ca­li­za­do­ra ni au­di­to­ra y no le ex­tra­ñó que se pro­du­je­ran las mo­di­fi­ca­cio­nes e in­cre­men­tos de las par­ti­das pre­su­pues­ta­rias, al­go que in­clu­so pe­dían los par­la­men­ta­rios. De he­cho, Aguado de­cla­ró ayer an­te el tri­bu­nal que «no le re­sul­ta­ba ra­ro» esos in­cre­men­tos pre­su­pues­ta­rios por­que no se ayu­da­ba a las em­pre­sas sino a las co­mar­cas o a los ciu­da­da­nos. «Si no se ayu­da a la Fa­ja Pi­rí­ti­ca de Huel­va ce­rra­mos el Con­da­do», di­jo (aun­que se en­tien­de­que que­ría re­fe­rir­se a la co­mar­ca onu­ben­se del An­dé­va­lo o a la Cuen­ca Mi­ne­ra). Aguado, que con­tes­tó a las pre­gun­tas de su de­fen­sa, qui­so ra­ti­fi­car que no par­ti­ci­pó en nin­gu­na irre­gu­la­ri­dad y que no co­me­tió ile­ga­li­dad. «No he te­ni­do nin­gu­na se­ñal de aler­ta de que se es­tu­vie­ra co­me­tien­do nin­gu­na irre­gu­la­ri­dad», re­cal­có.

No ra­ti­fi­ca

Pos­te­rior­men­te com­pa­re­ció Lour­des Medina, ex se­cre­ta­ria ge­ne­ral téc­ni­ca de Em­pleo, que no qui­so ra­ti­fi­car su de­cla­ra­ción pres­ta­da an­te la juez Mercedes Ala­ya en enero de 2014 por­que, se­gún di­jo, el ac­ta fi­nal no re­co­ge fiel­men­te sus ma­ni­fes­ta­cio­nes. Medina Va­ro ad­mi­tió que co­no­cía al ex­dipu­tado so­cia­lis­ta, Ra­món Díaz, aun­que di­jo que no sa­bía exac­ta­men­te don­de tra­ba­ja­ba. Se­gún de­cla­ró, co­no­cía las lí­neas ge­ne­ra­les de la Con­se­je­ría, no las ac­tua­cio­nes con­cre­tas y tam­bién que des­de su car­go «no en­tra­ban» en las lí­neas ge­ne­ra­les de ayu­das. A pre­gun­tas del fis­cal, la pro­ce­sa­da pun­tua­li­zó que el al­can­ce de sus com­pe­ten­cias es­tá es­ta­ble­ci­do por ley y que ella no ges­tio­na­ba el pre­su­pues­to sino el per­so­nal y so­lo eran res­pon­sa­bles de la or­ga­ni­za­ción de las uni­da­des ad­mi­nis­tra­ti­vas y del per­so­nal aun­que se­ma­nal­men­te ana­li­za­ba los da­tos de eje­cu­ción de ca­da pro­gra­ma pre­su­pues­ta­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.