Pedro Sánchez eli­ge a los ri­va­les in­ter­nos de Susana Díaz pa­ra los car­gos cla­ve

El nom­bra­mien­to de Gó­mez de Ce­lis, re­fe­ren­te del an­ti­su­sa­nis­mo, en la De­le­ga­ción del Go­bierno, se une a los de Pla­nas, Cal­vo, Gui­rao y Mon­te­ro

ABC (Córdoba) - - Andalucía - STELLA BENOT SE­VI­LLA

To­da­vía que­da­ba al­gu­na es­pe­ran­za en el Go­bierno an­da­luz de que Pedro Sánchez pu­die­se te­ner un ges­to con Susana Díaz. Fal­ta­ba por nom­brar al de­le­ga­do del Go­bierno en An­da­lu­cía, hoy lo ha­rá el Con­se­jo de Mi­nis­tros, y lo ha­bi­tual has­ta aho­ra ha­bía si­do pac­tar a una per­so­na de con­sen­so pues­to que, ade­más, su tra­ba­jo prin­ci­pal va a con­sis­tir en ha­cer de en­la­ce en­tre las po­lí­ti­cas del Go­bierno cen­tral y las del Eje­cu­ti­vo an­da­luz. Ha ha­bi­do, in­clu­so, épo­cas no tan le­ja­nas en las que era el pro­pio pre­si­den­te de la Jun­ta quien ele­gía a la per­so­na a ocu­par la se­de ins­ti­tu­cio­nal de la Pla­za de Es­pa­ña.

Pe­ro la in­ten­ción de Pedro Sánchez no es con­ci­lia­do­ra. Ni mu­cho me­nos. Y lo ha de­ja­do cla­ro eli­gien­do pa­ra es­te car­go al prin­ci­pal ri­val po­lí­ti­co de la pre­si­den­ta. Al­fon­so Ro­drí­guez Gó­mez de Ce­lis (Se­vi­lla, 1970) el re­fe­ren­te del san­chis­mo en An­da­lu­cía, y quien se ha en­fren­ta­do a la pre­si­den­ta en to­dos los pro­ce­sos in­ter­nos del PSOE des­de que am­bos eran ca­si unos ado­les­cen­tes.

Des­de que em­pe­zó a ela­bo­rar su Go­bierno, Pedro Sánchez ha­bía pen­sa­do en Gó­mez de Ce­lis pa­ra ocu­par es­te car­go tan de­li­ca­do. Por eso se su­ce­dían los nom­bra­mien­tos y su nom­bre per­ma­ne­cía sin sa­lir pa­ra sor­pre­sa de mu­chos ya que Ce­lis ha es­ta­do jun­to a Pedro Sánchez des­de el ini­cio de su tra­yec­to­ria po­lí­ti­ca, abrién­do­le las agru­pa­cio­nes del PSOE an­da­luz en los tiem­pos más com­pli­ca­dos pa­ra el aho­ra lí­der so­cia­lis­ta.

El men­sa­je in­terno

La elec­ción de es­te so­cia­lis­ta se­vi­llano tie­ne, ade­más, un im­por­tan­te com­po­nen­te or­gá­ni­co que no pa­sa des­aper­ci­bi­do en los círcu­los in­ter­nos del PSOE. Gó­mez de Ce­lis es prác­ti­ca­men­te de la mis­ma edad que Susana Díaz (exac­ta­men­te cua­tro años ma­yor) por lo que es­tá en la ple­ni­tud de su vi­da po­lí­ti­ca y pue­de te­ner mu­cho fu­tu­ro en el PSOE an­da­luz, so­bre to­do, si se pro­du­je­se cual­quier cri­sis en el Go­bierno de la Jun­ta. Una po­si­bi­li­dad que, te­nien­do en cuen­ta las cir­cuns­tan­cias po­lí­ti­cas de los úl­ti­mos días, po­dría su­ce­der. Mu­cho más con­si­de­ran­do que se es­pe­ra la sen­ten­cia del ca­so ERE pa­ra me­dia­dos del pró­xi­mo año y que hay elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas pre­vis­tas pa­ra mar­zo de 2019.

De to­das ma­ne­ras, Pedro Sánchez no ha de­ja­do na­da al azar con res­pec­to al PSOE an­da­luz en es­ta se­gun­da vi­da po­lí­ti­ca que lo ha lle­va­do has­ta la Mon­cloa. El pre­si­den­te ha si­tua­do a va­rios so­cia­lis­tas an­da­lu­ces en pues­tos cla­ves del Go­bierno. Y to­dos, ca­sual­men­te, fue­ra de la in­fluen­cia de Susana Díaz o, abier­ta­men­te en­fren­ta­dos a ella. Eso ade­más de te­ner unos cu­rricu­los muy sol­ven­tes y de ser res­pe­ta­dos en sus res­pec­ti­vos ám­bi­tos pro­fe­sio­na­les.

En ese con­tex­to hay que en­ten­der los nom­bra­mien­tos de Car­men Cal­vo (vi­ce­pre­si­den­ta y mi­nis­tra de Igual­dad), quien lle­va años en­fren­ta­da al apa­ra­to de Susana Díaz en An­da­lu­cía, y el mi­nis­tro de Cul­tu­ra, Jo­sé Gui­ra­do, el úl­ti­mo fi­cha­je y que se atri­bu­ye a la in­fluen­cia pre­ci­sa­men­te de la vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno. El mi­nis­tro Luis Pla­nas ha si­do el úni­co an­da­luz que se atre­vió a plan­tar ca­ra a Susana Díaz en la pug­na in­ter­na por el li­de­raz­go en el par­ti­do en An­da­lu­cía.

Las tra­bas pa­ra con­se­guir el ele­va­do nú­me­ro de ava­les —pre­ci­sa­men­te el en­car­ga­do de re­co­ger­los fue Al­fon­so Ro­drí­guez Gó­mez de Ce­lis— le im­pi­die­ron lle­gar has­ta las urnas y Susana Díaz fue nom­bra­da por acla­ma­ción. Aho­ra Pla­nas es mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra, una ma­te­ria muy sen­si­ble en An­da­lu­cía y que él co­no­ce a la per­fec­ción.

Ma­ría Je­sús Mon­te­ro, la mi­nis­tra de Ha­cien­da, tam­bién po­dría te­ner un fu­tu­ro po­lí­ti­co ru­ti­lan­te, en el ca­so de que hi­cie­se fal­ta un nue­vo li­de­raz­go en An­da­lu­cía.

Pe­ro no se tra­ta so­lo de la pri­me­ra fi­la. En el prin­ci­pal nú­cleo de po­der del nue­vo Go­bierno, el Ga­bi­ne­te del pre­si­den­te, es­tá Fran­cis­co Sa­la­zar Ro­drí­guez, exal­cal­de de Mon­te­llano y una per­so­na muy cer­ca­na a Fran­cis­co Tos­cano, uno de los an­da­lu­ces que más cer­ca es­tá de la to­ma de de­ci­sio­nes de Sánchez aun­que lo ha­ga des­de su pue­blo de Dos Her­ma­nas don­de es al­cal­de o des­de su ca­sa en Al­ca­lá de Los Ga­zu­les (Cá­diz)

VA­NES­SA GÓ­MEZ

Luis Pla­nas M. J. Mon­te­ro Car­men Cal­vo Jo­sé Gui­rao Al­fon­so Ro­drí­guez Gó­mez de Ce­lis en una en­tre­vis­ta con ABC cuan­do fue nom­bra­do se­cre­ta­rio de Re­la­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les del PSOE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.