EL IN­DE­PEN­DEN­TIS­MO PIER­DE EL CON­TROL SO­BRE SU JAU­RÍA

Pro­te­gi­dos y ja­lea­dos por el Go­bierno ca­ta­lán des­de el gol­pe, los CDR ata­can aho­ra a los Mos­sos en Barcelona pa­ra im­pe­dir una ma­ni­fes­ta­ción pro Guar­dia Ci­vil y Po­li­cía

ABC (Córdoba) - - PORTADA - MI­QUEL VE­RA

El «a por ellos» vol­vió a re­tum­bar ayer en las ca­lles de Barcelona. A po­cas ho­ras del pri­mer aniver­sa­rio del re­fe­rén­dum ile­gal del 1-O, la ca­pi­tal ca­ta­la­na vol­vió a las es­ce­nas de ten­sión con el cho­que de dos ma­ni­fes­ta­cio­nes de signo opues­to con­vo­ca­das –ex­pre­sa­men­te– de for­ma si­mul­tá­nea. Una, or­ga­ni­za­da por po­li­cías, la otra, por in­de­pen­den­tis­tas ra­di­ca­les. Una tor­men­ta per­fec­ta que pu­so al lí­mi­te la ca­pa­ci­dad de los Mos­sos d’Es­qua­dra de man­te­ner el or­den en un día que aca­bó con seis de­te­ni­dos y de­ce­nas de he­ri­dos.

Si bien los po­li­cías y guar­dias ci­vi­les de «Ju­sa­pol» mar­cha­ban pa­ra exi­gir una ma­yor equi­dad sa­la­rial, ha­bían es­co­gi­do la Ciu­dad Con­dal, jus­ta­men­te en es­tos días, pa­ra reivin­di­car tam­bién la la­bor de los uni­for­ma­dos que pro­ta­go­ni­za­ron la «Ope­ra­ción Co­pér­ni­co» que tra­tó de abor­tar el 1-O.

La con­vo­ca­to­ria ha­bía in­dig­na­do al co­lec­ti­vo in­de­pen­den­tis­ta, que lo in­ter­pre­tó co­mo una «pro­vo­ca­ción» y que an­ti­ci­pó su res­pues­ta ocu­pan­do des­de la no­che an­te­rior la pla­za Sant Jau­me. Con el am­bien­te ya muy cal­dea­do des­de pri­me­ra ho­ra, am­bas mar­chas en­con­trán­do­se en Via Laie­ta­na. Po­co an­tes del me­dio­día, una so­no­ra tra­ca marcó el ini­cio de la ba­ta­lla cam­pal en for­ma de «Fies­ta Ho­li». Así, al so­nar los pe­tar­dos, cen­te­na­res de jó­ve­nes de mo­vi­mien­tos «an­ti­fas­cis­tas» em­pe­za­ron a lan­zar pin­tu­ra en pol­vo y pe­tar­dos con­tra

An­te­ce­den­tes

El se­ce­sio­nis­mo lle­va­ba días ver­tien­do ata­ques con­tra los Mos­sos y, so­bre to­do, con­tra Mi­quel Buch

De­te­ni­dos

La ma­ni­fes­ta­ción aca­bó con seis de­te­ni­dos, un in­ves­ti­ga­do y un mos­so d’Es­qua­dra he­ri­do

los Mos­sos, que in­ten­ta­ban evi­tar el cho­que mien­tras es­cu­cha­ban pro­cla­mas co­mo «No me­re­céis la “sen­ye­ra” que lle­váis» o «Fue­ra las fuer­zas de ocu­pa­ción».

El agre­si­vo en­vi­te de los ma­ni­fes­tan­tes fue res­pon­di­do con car­gas por los mos­sos. Es­tas fue­ron de una du­re­za po­co ha­bi­tual des­de el ini­cio del pro­ce­so in­de­pen­den­tis­ta, eta­pa mar­ca­da por la con­ni­ven­cia en­tre la Po­li­cía ca­ta­la­na y el mo­vi­mien­to an­ti­sis­te­ma, tan pre­sen­te en Barcelona.

En Via Laie­ta­na hu­bo los pri­me­ros en­fren­ta­mien­tos y car­gas, que se ex­ten­die­ron du­ran­te más de dos ho­ras por to­do el cen­tro de la ciu­dad. Tien­das ce­rra­das, tu­ris­tas des­orien­ta­dos y ca­rre­ras por ca­lle­jo­nes di­bu­ja­ban un pa­no­ra­ma caó­ti­co en el que los cán­ti­cos con­tra el con­se­je­ro de In­te­rior, Mi­quel Buch, y al pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Quim To­rra, se re­pe­tían sin ce­sar.

Las car­gas co­gie­ron a al­gu­nos ma­ni­fes­tan­tes por sor­pre­sa. «Des­de los des­alo­jos del 15-M no re­cor­da­ba al­go así», ex­pli­ca­ba a ABC uno de ellos. Lo cier­to es que la mar­cha or­ga­ni­za­da por Arran, la CUP y los CDR iba des­de un pri­mer mo­men­to en­fo­ca­da a «ajus­tar cuen­tas» con los agen­tes de los Mos­sos. No en vano, el se­ce­sio­nis­mo lle­va­ba días ver­tien­do ata­ques con­tra los Mos­sos, y, so­bre to­do, con­tra Buch por con­tra­de­cir la pe­ti­ción del pre­si­den­te To­rra de ini­ciar una «mo­vi­li­za­ción per­ma­nen­te». La ten­sión au­men­tó an­tea­yer, cuan­do de­ce­nas de mos­sos des­alo­ja­ron por sor­pre­sa la acam­pa­da in­de­pen­den­tis­ta mon­ta­da an­te la Ge­ne­ra­li­tat.

La CUP y la ca­be­za de Buch

Las car­gas de los Mos­sos ener­va­ron a la CUP y su lí­der, Car­les Rie­ra, exi­gió la «di­mi­sión in­me­dia­ta» del con­se­je­ro de In­te­rior. «A la Po­li­cía y a la Guar­dia Ci­vil ya no le ha­ce fal­ta re­pri­mir el mo­vi­mien­to de­mo­crá­ti­co de nues­tro pue­blo por­que de eso ya se en­car­gan los Mos­sos del se­ñor Buch», ase­ve­ró Rie­ra an­tes de exi­gir al Go­vern que ex­pli­ca­ra los mo­ti­vos por los que sos­te­nía en el car­go al con­se­je­ro. A la es­pe­ra de que hoy si­gan los ac­tos por el 1-O, se an­ti­ci­pa una cri­sis que pue­de ha­cer tam­ba­lear la es­ta­bi­li­dad del go­bierno de To­rra.

Agen­tes de los Mos­sos tra­tan de con­te­ner a los ra­di­ca­les ayer en el cen­tro de Barcelona

ORIOL CAMPUZANO

De­ce­nas de ma­ni­fes­tan­tes aco­san­do a los mos­sos

EFE

Los Mos­sos car­gan con­tra los se­pa­ra­tis­tas en la con­cen­tra­ción de ayer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.