Jun­que­ras quie­re ir a las eu­ro­peas pa­ra in­ter­na­cio­na­li­zar el «pro­cés»

«Pre­sen­tar­se es la me­jor ma­ne­ra de de­nun­ciar la re­pre­sión del Es­ta­do», ase­gu­ra

ABC (Córdoba) - - ESPAÑA - AN­NA CA­BE­ZA

En vís­pe­ras de la ce­le­bra­ción del pri­mer aniver­sa­rio del 1-O, ERC em­pie­za a fra­guar sus pla­nes pa­ra, por enési­ma vez, in­ten­tar con­se­guir que las mi­ra­das in­ter­na­cio­na­les se pon­gan del la­do del dis­cur­so in­de­pen­den­tis­ta. El ex­vi­ce­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat y lí­der de ERC, Oriol Jun­que­ras, ac­tual­men­te en­car­ce­la­do, se ha ofre­ci­do a en­ca­be­zar la lista de los re­pu­bli­ca­nos de ca­ra a las pró­xi­mas elec­cio­nes eu­ro­peas de ma­yo de 2019, en un ges­to que quie­re mos­trar al mun­do la per­se­cu­ción del mo­vi­mien­to in­de­pen­den­tis­ta.

«Pre­sen­tar­se a Eu­ro­pa es la me­jor ma­ne­ra de de­nun­ciar el re­tro­ce­so de­mo­crá­ti­co y la re­pre­sión del Es­ta­do es­pa­ñol», ar­gu­men­ta Jun­que­ras en una car­ta a la mi­li­tan­cia es­cri­ta des­de la cár­cel de Lle­do­ners (Barcelona) que fue pu­bli­ca­da ayer y con la que se pos­tu­la co­mo can­di­da­to pa­ra vol­ver a una cá­ma­ra que ya pi­só co­mo eu­ro­dipu­tado re­pu­bli­cano en­tre 2009 y 2012.

Du­ran­te la mi­si­va, el di­ri­gen­te in­de­pen­den­tis­ta ha­bla abier­ta­men­te de que «hoy es más ne­ce­sa­rio que nun­ca in­ter­na­cio­na­li­zar la cau­sa de la li­ber­tad, de Ca­ta­lu­ña, y de­nun­ciar la cau­sa ge­ne­ral con­tra el in­de­pen­den­tis­mo», que a su jui­cio se ha con­ver­ti­do en una cru­za­da que va más allá del con­flic­to ins­ti­tu­cio­nal y que afec­ta a to­dos los es­pa­ño­les. «Po­de­mos vol­ver a ga­nar a la re­pre­sión con nues­tra me­jor arma: la de­mo­cra­cia», in­sis­te.

«Ver­güen­zas del reino»

Así, el to­da­vía pre­si­den­te de ERC des­ta­ca que es im­por­tan­te mos­trar a Eu­ro­pa «las de­bi­li­da­des y las ver­güen­zas del reino es­pa­ñol». «Quie­ro se­guir lu­chan­do, co­mo lo he he­cho siem­pre, por la li­ber­tad de mi país. Quie­ro de­fen­der mis de­re­chos po­lí­ti­cos y los de to­dos los re­pre­sa­lia­dos, que es lo que nos quie­ren arre­ba­tar», re­mar­ca en su es­cri­to. En es­te sen­ti­do, y con la efe­mé­ri­de que ma­ña­na se ce­le­bra de tras­fon­do, Jun­que­ras re­cuer­da que el 1-O «mos­tró a Eu­ro­pa y al mun­do una de las peo­res ca­ras del Es­ta­do».

El ex­vi­ce­pre­si­den­te, que lle­va cer­ca de on­ce me­ses en la cár­cel, aca­ba la car­ta re­cal­can­do que «siem­pre ha si­do un ho­nor asu­mir res­pon­sa­bi­li­da­des. Y en es­tos mo­men­tos, más que nun­ca» y de­ja cla­ro que se sien­te «con fuer­za y co­ra­je» pa­ra li­de­rar la lista, «siem­pre que así lo con­si­de­re el par­ti­do».

Aun­que las ba­ses ten­drán que for­ma­li­zar es­te nom­bra­mien­to, co­mo re­cuer­da el pro­pio Jun­que­ras, to­do apun­ta a que la estrategia es­tá to­tal­men­te de­ci­di­da. Ayer mis­mo, Pe­re Ara­go­nès vi­ce­pre­si­den­te del Go­vern y ac­tual hom­bre fuer­te de los re­pu­bli­ca­nos tras la des­ac­ti­va­ción de la an­te­rior cú­pu­la –con Jun­que­ras en Lle­do­ners y Mar­ta Ro­vi­ra fu­ga­da a Suiza–, vi­si­tó al ex­lí­der en la cár­cel jun­to a la vi­ce­se­cre­ta­ria ge­ne­ral de Estrategia de la for­ma­ción, Mar­ta Vilalta, y el eu­ro­dipu­tado Jor­di So­lé y de­jó cla­ro que és­te se­rá el ca­mino de los re­pu­bli­ca­nos. Ara­go­nès aca­bó le­yen­do en nom­bre de Jun­que­ras la car­ta a las puer­tas de la cár­cel y mos­tró su agra­de­ci­mien­to an­te su ofre­ci­mien­to.

«Por pri­me­ra vez los ciu­da­da­nos ten­drán la opor­tu­ni­dad de vo­tar a un je­fe po­lí­ti­co en­car­ce­la­do y de­nun­ciar así con sus vo­tos la re­pre­sión del Es­ta­do», reite­ró enér­gi­ca­men­te Ara­go­nès ho­ras des­pués, du­ran­te una vi­si­ta a Lé­ri­da. El «nú­me­ro 2» del Go­vern fue más allá y ani­mó a los ciu­da­da­nos de to­da Es­pa­ña a vo­tar a los re­pu­bli­ca­nos en se­ñal de de­nun­cia de la re­pre­sión ac­tual, apro­ve­chan­do que a los co­mi­cios eu­ro­peos se pre­sen­tan cir­cuns­crip­cio­nes úni­cas.

Jui­cio pen­dien­te

A pe­sar de su fir­me anun­cio de vol­ver a ser eu­ro­dipu­tado y de te­ner apa­ren­te­men­te el vis­to bueno de su for­ma­ción, lo cier­to es que Jun­que­ras sigue pen­dien­te del jui­cio por 1-O, que em­pe­za­ría a prin­ci­pios de 2019 se­gún fuen­tes del Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial. És­te po­dría du­rar en­tre tres se­ma­nas y dos o tres me­ses y po­dría aca­bar con el lí­der re­pu­bli­cano con­de­na­do o in­ha­bi­li­ta­do pa­ra car­go pú­bli­co por su par­ti­ci­pa­ción en el re­fe­rén­dum ile­gal del 1-O. Ade­más, hay que te­ner en cuen­ta que de con­ver­tir­se en eu­ro­dipu­tado, Jun­que­ras go­za­ría de un afo­ra­mien­to si­mi­lar al que tie­nen los miem­bros del Con­gre­so y, de acuer­do con el re­gla­men­to eu­ro­peo, ten­dría que ser juz­ga­do por la jus­ti­cia de Es­pa­ño­la y su si­tua­ción de­pen­de­ría del Tri­bu­nal Su­pre­mo.

Aun con es­tas va­ria­bles en el ai­re, a ERC su nue­va estrategia le sa­tis­fa­ce­ría por­que con­se­gui­ría el ob­je­ti­vo de in­ten­tar in­ter­na­cio­na­li­zar el «pro­cés».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.