La pa­si­vi­dad de los Mos­sos per­mi­te a los CDR cor­tar la AP-7

▶ Los ra­di­ca­les in­de­pen­den­tis­tas se en­va­len­to­nan con la co­ber­tu­ra de To­rra

ABC (Córdoba) - - ESPAÑA - DA­NIEL TER­CE­RO

La de­ci­sión de To­rra de no de­fen­der la ac­ción de los agen­tes en las car­gas po­li­cia­les de Ge­ro­na y Ta­rra­sa (Bar­ce­lo­na) del jue­ves tu­vo su re­fle­jo prác­ti­co ayer mis­mo, al de­jar los Mos­sos d’Es­qua­dra que ape­nas me­dio cen­te­nar de ra­di­ca­les cor­ta­sen la AP-7 a la al­tu­ra de la Am­po­lla (Ta­rra­go­na) du­ran­te to­do el día. En­tre las 7.00 y las 22.00 ho­ras, va­rias de­ce­nas de en­ca­pu­cha­dos cor­ta­ron la cir­cu­la­ción de la AP-7, tan­to en su di­rec­ción nor­te co­mo en el sen­ti­do sur, im­pi­dien­do así que los vehícu­los cir­cu­la­sen por la vía rá­pi­da que re­co­rre gran par­te de la cos­ta Me­di­te­rrá­nea y une Es­pa­ña con Fran­cia. Los ra­di­ca­les, iden­ti­fi­ca­dos co­mo miem­bros del CDR de Cam­brils (Ta­rra­go­na), de­ja­ron por la ma­ña­na la cal­za­da lle­na de neu­má­ti­cos, pie­dras, ma­le­za, tron­cos y da­ña­ron guar­da­rraí­les al uti­li­zar­los co­mo va­llas pa­ra im­pe­dir el pa­so de los au­to­mó­vi­les.

Al po­co de cor­tar la au­to­pis­ta, va­rias do­ta­cio­nes de los Mos­sos d’Es­qua­dra ya te­nían con­tro­la­dos a los CDR y des­via­ban la cir­cu­la­ción de la AP-7 por la N-340. Sin em­bar­go, los agen­tes no efec­tua­ron nin­gu­na ac­tua­ción y per­mi­tie­ron que los ra­di­ca­les to­ma­sen la cal­za­da has­ta la no­che. Al ver la pa­si­vi­dad de los po­li­cías, los au­to­de­no­mi­na­dos CDR pi­die­ron «re­fuer­zos» –a tra­vés de las re­des so­cia­les de in­ter­net– pa­ra que se unie­sen a la ac­ción de pro­tes­ta. La lla­ma­da no ob­tu­vo la res­pues­ta es­pe­ra­da y a lo lar­go del día el cor­te de la au­to­pis­ta con­cen­tró, en el mo­men­to de ma­yor afluen­cia, a un cen­te­nar de per­so­nas. Aun­que los CDR se ha­bían pre­pa­ra­do pa­ra pa­sar la no­che en la au­to­pis­ta, los Mos­sos les ad­vir­tie­ron a las 20.00 ho­ras de que a me­dia­no­che de­bían des­alo­jar la AP-7. Ha­cia las 22.00, los CDR de­ci­die­ron ir­se des­pués de ocu­par la au­to­pis­ta unas quin­ce ho­ras.

Por la ma­ña­na, la si­tua­ción de­ri­vó en en­fren­ta­mien­tos ver­ba­les con al­gu­nos con­duc­to­res, tan­to de tu­ris­mos co­mo de ca­mio­nes, que re­pro­cha­ron a los CDR una ac­ción in­cí­vi­ca y sin ni­gún se­gui­mien­to. An­te la ne­ga­ti­va de los CDR de desis­tir, la po­li­cía per­mi­tió a los co­ches dar la vuel­ta en los dos pun­tos (nor­te y sur) cor­ta­dos pa­ra que pu­die­ran se­guir has­ta sus des­ti­nos por la N340, una de­ci­sión que pa­ra los ca­mio­nes y los au­to­bu­ses se de­mo­ró has­ta cin­co ho­ras por la di­fi­cul­tad de ma­nio­bra de vehícu­los de gran­des di­men­sio­nes.

«El pue­blo man­da»

A las 18.00 ho­ras, los ra­di­ca­les to­da­vía anun­cia­ron que se­gui­rían cor­tan­do la AP-7 has­ta que se cum­plie­ran sus exi­gen­cias. Unas con­di­cio­nes de má­xi­mos: la im­ple­men­ta­ción de la re­pú­bli­ca ca­ta­la­na de­cla­ra­da el 27 de oc­tu­bre de 2017; la di­mi­sión del con­se­je­ro de In­te­rior, Mi­quel Buch, por las car­gas de Ge­ro­na y Ta­rra­sa; la li­ber­tad de los políticos pre­sos y la vuel­ta sin con­se­cuen­cias ju­rí­di­cas de los fu­ga­dos de la Justicia. El le­ma de la ac­ción, que pin­ta­ron en ama­ri­llo –con fal­ta de or­to­gra­fía in­clui­da– en la cal­za­da de la au­to­pis­ta, era elo­cuen­te: «So­mos re­pú­bli­ca. El pue­blo man­da. El gobierno obe­de­ce».

Hoy To­rra se re­uni­rá con el con­se­je­ro de In­te­rior, Mi­quel Buch, pa­ra ana­li­zar las car­gas de los Mos­sos d’Es­qua­dra del jue­ves. El ob­je­ti­vo de To­rra es de­pu­rar las po­si­bles res­pon­sa­bi­li­da­des de unas car­gas que el mis­mo 6 de di­ciem­bre fue­ron de­fen­di­das por An­dreu Mar­tí­nez, di­rec­tor ge­ne­ral de la Po­li­cía au­to­nó­mi­ca. No es­tá pre­vis­to que tras­cien­da el con­te­ni­do de la reu­nión, se­gún in­di­ca­ron ayer a ABC fuen­tes de la Pre­si­den­cia de la Ge­ne­ra­li­tat. Y en prin­ci­pio se es­pe­ra­rá a la reu­nión or­di­na­ria se­ma­nal del

gobierno au­to­nó­mi­co –el pró­xi­mo mar­tes– pa­ra in­for­mar de los de­ta­lles de la pur­ga anun­cia­da.

Crí­ti­cas de la opo­si­ción

La pa­si­vi­dad mos­tra­da ayer por los Mos­sos d’Es­qua­dra fue mo­ti­vo de dis­cu­sión po­lí­ti­ca. La lí­der de Cs en Ca­ta­lu­ña, Inés Arri­ma­das, cri­ti­có el ac­to de Bru­se­las (Bél­gi­ca) pa­ra pre­sen­tar el Con­sell per la Re­pú­bli­ca, al que asis­tió To­rra, y en­vió un men­sa­je al Gobierno: «Mien­tras To­rra es­tá crean­do otro chi­rin­gui­to pa­ra su re­pú­bli­ca ima­gi­na­ria, en Ca­ta­lu­ña los co­man­dos se­pa­ra­tis­tas si­guen cam­pan­do a sus an­chas, boi­co­tean­do a los ciu­da­da­nos y co­me­tien­do ac­tos vio­len­tos. ¿Qué más tie­ne que pa­sar pa­ra que Sán­chez reac­cio­ne?». En el mis­mo sen­ti­do se ma­ni­fes­tó An­drea Levy (PP).

La AP-7 a su pa­so por la Am­po­lla (Ta­rra­go­na), ayer, con la cal­za­da cor­ta­da por la in­va­sión de los CDR, que obli­ga­ron a des­viar el trá­fi­co por la N-340

EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.