El Cór­do­ba, por los sue­los, so­lo con­si­gue un em­pa­te

ABC (Córdoba) - - ENFOQUE -

El Cór­do­ba so­lo con­si­guió un em­pa­te an­te un ri­val di­rec­to por la per­ma­nen­cia, el Ra­yo Ma­ja­dahon­da, en uno de los peo­res par­ti­dos que se re­cuer­dan en es­ta tem­po­ra­da. El equi­po es­tu­vo gé­li­do, sin ideas, ni pul­so. Con una evi­den­te in­fluen­cia de lo ex­tra­de­por­ti­vo, co­mo la ex­pul­sión de Ayt­ha­mi, que se lle­vó una so­no­ra bronca del pú­bli­co en un mo­men­to en el que es­tá for­zan­do su sa­li­da gra­tui­ta a la Unión De­por­ti­va Las Pal­mas. Isaac Car­ce­lén apro­ve­chó un cla­mo­ro­so fa­llo de­fen­si­vo del Cór­do­ba pa­ra ade­lan­tar al Ra­yo Ma­ja­dahon­da y obli­gar que fue­se el equi­po lo­cal a quien se abrie­se. El gol del em­pa­te lo pu­so Pio­vac­ca­ri en el se­gun­do tiem­po y que no sir­ve ni pa­ra sal­var los mue­bles. En una jor­na­da co­mo la de ayer, con un ri­val di­rec­to y con la per­ma­nen­cia a tres pun­tos, a los blan­qui­ver­des so­lo le con­ta­ba la vic­to­ria. El pú­bli­co hi­zo ver su pa­re­cer en una so­no­ra bronca con­tra el equi­po y con­tra la di­rec­ti­va. Co­mo anéc­do­ta, el exen­tre­na­dor del Real Ma­drid Zi­na­di­ne Zidane asis­tió al par­ti­do. Su hi­jo En­zo jue­ga en el equi­po ma­dri­le­ño.

FO­TOS: VALERIO ME­RINO

Jo­va­no­vic se la­men­ta de un lan­ce ten­di­do en el cés­ped

Zidane, que asis­tió al par­ti­do pa­ra ver a su hi­jo En­zo ju­gar, es­col­ta­do has­ta su asien­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.