Los ac­ci­den­tes con bi­ci­cle­tas su­man ca­si me­dio mi­llar en so­lo seis años

▶En­tre 2012 y 2017 se re­gis­tra­ron en la pro­vin­cia 494 si­nies­tros en los que el ci­clis­ta fue el más per­ju­di­ca­do. En cin­co de ellos hu­bo víc­ti­mas mor­ta­les

ABC (Córdoba) - - CÓRDOBA - IRE­NE CON­TRE­RAS

He­ri­dos de con­si­de­ra­ción La ma­yo­ría de los su­ce­sos fue­ron de ca­rác­ter le­ve: de los 953 afec­ta­dos só­lo 63 tu­vie­ron in­gre­so hos­pi­ta­la­rio

Res­pe­to y au­to­crí­ti­ca Los ci­clis­tas la­men­tan que la so­cie­dad no asi­mi­la la bi­ci co­mo un me­dio más y afean con­duc­tas de los in­frac­to­res

Las ca­rre­te­ras de la pro­vin­cia de Cór­do­ba han re­gis­tra­do en los úl­ti­mos seis años me­dio mi­llar de ac­ci­den­tes de trá­fi­co en los que ha­bía al­gu­na bi­ci­cle­ta im­pli­ca­da. De ellos, cin­co se sal­da­ron con víc­ti­mas mor­ta­les. El año 2015 fue el que más si­nies­tra­li­dad ci­clis­ta re­gis­tró con 119 ac­ci­den­tes, si bien la evo­lu­ción a lo lar­go del úl­ti­mo lus­tro no ha se­gui­do una ten­den­cia cons­tan­te: de los 51 su­ce­sos de 2012 se subió a 72 en 2013 y a 87 en 2014, pe­ro tras al­can­zar la men­cio­na­da ci­fra ré­cord en 2015 la si­nies­tra­li­dad ha vuel­to a dis­mu­nir en las es­ta­dís­ti­cas, con 85 ac­ci­den­tes en 2016 y 80 en el úl­ti­mo año del que hay da­tos, 2017.

Así se ex­trae de la in­for­ma­ción apor­ta­da en res­pues­ta par­la­men­ta­ria por el Go­bierno de la Na­ción a los dipu­tados del PSOE An­to­nio Hur­ta­do y Pa­blo Be­lli­do, que so­li­ci­ta­ron co­no­cer el nú­me­ro de ac­ci­den­tes pro­du­ci­dos en las ca­rre­te­ras es­pa­ño­las des­glo­sa­dos por pro­vin­cias y años. Los nú­me­ros pa­ra Cór­do­ba la co­lo­can muy le­jos de ser la pro­vin­cia con los da­tos más preo­cu­pan­tes de si­nies­tra­li­dad ci­clis­ta: el nú­me­ro de ac­ci­den­tes es ba­jo en re­la­ción a las ci­fras de po­bla­ción si se com­pa­ra con lu­ga­res ve­ci­nos y si­mi­la­res en nú­me­ro de ha­bi­tan­tes. En la pro­vin­cia de Gra­na­da, por ejem­plo, el nú­me­ro de ac­ci­den­tes con bi­ci­cle­tas in­vo­lu­cra­das fue muy su­pe­rior al de Cór­do­ba.

Otra de las con­clu­sio­nes que se ex­traen de la ob­ser­va­ción de los da­tos apor­ta­dos por el Eje­cu­ti­vo cen­tral es la es­ca­sa gra­ve­dad de la gran ma­yo­ría de los ac­ci­den­tes. Los ca­sos en los que se re­qui­rió de hos­pi­ta­li­za­ción pa­ra aten­der a la víc­ti­mas fue­ron es­ca­sos: del to­tal de 953 per­so­nas que se vie­ron in­vo­lu­cra­das en los 494 ac­ci­den­tes des­de 2012, só­lo 63 tu­vie­ron que ser tras­la­da­das a un cen­tro hos­pi­ta­la­rio. Se tra­ta de un por­cen­ta­je muy pe­que­ño: el 6,6 por cien­to del to­tal. En un ac­ci­den­te de trá­fi­co con bi­ci­cle­tas im­pli­ca­das, quien sue­le sa­lir peor pa­ra­do por mo­ti­vos de vul­ne­ra­bi­li­dad es el ci­clis­ta, y así lo re­fren­dan las es­ta­dís­ti­cas: de los 63 hos­pi­ta­li­za­dos por es­ta cues­tión, só­lo cin­co no iban a lo­mos de una bi­ci.

Sin em­bar­go, pe­se a que la ma­yo­ría de los si­nies­tros tu­vie­ron un ca­rác­ter le­ve, no hay que per­der de vis­ta que los ac­ci­den­tes en ca­rre­te­ra han aca­ba­do con la vi­da de cin­co per­so­nas en seis años, se­gún re­ve­lan es­tos da­tos. En con­cre­to, el año 2012 se sal­dó con una víc­ti­ma mor­tal en un ac­ci­den­te con bi­ci­cle­tas im­pli­ca­das, en 2013 hu­bo dos fa­lle­ci­dos y los ejer­ci­cios de 2015 y 2017 tam­bién ce­rra­ron con un fa­lle­ci­do en sus es­ta­dís­ti­cas de si­nies­tra­li­dad ci­clis­ta.

La re­la­ción de da­tos apor­ta­da por el Go­bierno no es­pe­ci­fi­ca cuán­tos de los ac­ci­den­tes se pro­du­je­ron den­tro de la ciu­dad y cuán­tos en ca­rre­te­ras, pe­ro tan­to quie­nes acos­tum­bran a usar la bi­ci­cle­ta co­mo me­dio de trans­por­te co­mo los que la uti­li­zan con vo­ca-

ción de­por­ti­va coin­ci­den en que a Cór­do­ba, co­mo a tan­tas otras ciu­da­des es­pa­ño­las, le que­da aún mu­cho ca­mino por re­co­rrer has­ta asi­mi­lar al ci­clis­ta co­mo un ele­men­to más de su reali­dad vial. Así lo ha de­nun­cia­do en va­rias oca­sio­nes la Pla­ta­for­ma Ca­rril Bi­ci de Cór­do­ba, que en abril del año pa­sa­do con­vo­có una ma­ni­fes­ta­ción en bi­ci «por el res­pe­to vial» con el ob­je­ti­vo de sen­si­bi­li­zar tan­to a con­duc­to­res co­mo a los pro­pios ci­clis­tas de la im­por­tan­cia de cum­plir las nor­mas y res­pe­tar a aque­llos con quie­nes se com­par­te ca­rre­te­ra sea cual sea el me­dio de trans­por­te en el que se des­pla­ce. «El mal uso de unos po­cos per­ju­di­ca de­ma­sia­do la ima­gen y el buen ha­cer de la ma­yo­ría de los ci­clis­tas.

Es­ta aso­cia­ción si­gue muy de cer­ca las obras del cin­tu­rón ci­clis­ta que es­tá lle­van­do a ca­bo la Jun­ta de An­da­lu­cía en el mar­co del Plan An­da­luz de la Bi­ci­cle­ta y tam­bién pi­de al Ayun­ta­mien­to que su dis­cur­so a fa­vor de una mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble pa­se de la pa­la­bra a los he­chos. En­tre otras cues­tio­nes plan­tean la do­ta­ción de per­so­nal de la Ofi­ci­na Mu­ni­ci­pal de la Bi­ci­cle­ta a la que el Pleno dio luz ver­de en enero de 2011 pe­ro que en la prác­ti­ca sim­ple­men­te no exis­te.

Ci­clis­tas a lo­mos de sus bi­ci­cle­tas en una de las mar­chas de la Se­ma­na de la Mo­vi­li­dad

VALERIO ME­RINO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.