La nor­ma­li­dad de los Reyes en una si­tua­ción ex­cep­cio­nal

Don Fe­li­pe y Do­ña Le­ti­zia de­fen­die­ron en Ca­ta­lu­ña su «pro­yec­to in­te­gra­dor»

ABC (Castilla y León) - - ESPAÑA - AL­MU­DE­NA MAR­TÍ­NEZ-FORNÉS CAL­DAS DE MA­LA­VE­LLA (GE­RO­NA)

Los Reyes com­ple­ta­ron ayer con re­la­ti­va nor­ma­li­dad su es­tan­cia de dos días en Ge­ro­na, a pe­sar de la si­tua­ción ex­cep­cio­nal que vi­ve Ca­ta­lu­ña. De na­da sir­vie­ron los es­fuer­zos de los se­pa­ra­tis­tas, que llevan ca­si un año in­ten­tan­do boi­co­tear cual­quier ac­to de la Co­ro­na en esa co­mu­ni­dad au­tó­no­ma y, en con­cre­to, los de la Fun­da­ción Prin­ce­sa de Gi­ro­na.

’Con el fin de im­pe­dir su ce­le­bra­ción, los in­de­pen­den­tis­tas ve­ta­ron pri­me­ro el uso del Au­di­to­rio mu­ni­ci­pal de Ge­ro­na, es­ce­na­rio de los ac­tos de la Fun­da­ción des­de sus co­mien­zos, ha­ce nue­ve años. Des­pués, el Ayun­ta­mien­to de es­ta ciu­dad de­cla­ró per­so­na non gra­ta al Rey. A con­ti­nua­ción, las au­to­ri­da­des se­pa­ra­tis­tas ca­ta­la­nas, in­clui­da la al­cal­de­sa de Ge­ro­na, Mar­ta Ma­dre­nas, alen­ta­ron a los lla­ma­dos co­mi­tés de de­fen­sa de la re­pú­bli­ca a pro­tes­tar con­tra la pre­sen­cia de los Reyes. Y, fi­nal­men­te, fue el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Joa­quim To­rra, quien di­mi­tió co­mo vi­ce­pre­si­den­te de la fun­da­ción, se au­to­ex­clu­yó de los ac­tos de la Co­ro­na y prohi­bió tam­bién que acu­die­ran a los miembros de su go­bierno au­to­nó­mi­co.

Pe­ro, a pe­sar del ase­dio in­de­pen­den­tis­ta, Don Fe­li­pe y Do­ña Le­ti­zia pu­die­ron des­pla­zar­se a Ca­ta­lu­ña, trans­mi­tie­ron su men­sa­je in­te­gra­dor y pre­si­die­ron, un año más, los ac­tos de la Fun­da­ción Prin­ce­sa de Gi­ro­na, que reunió en Ge­ro­na a 750 per­so­nas en­tre el jue­ves y el vier­nes.

Es­pa­cios al­ter­na­ti­vos

A fal­ta de Au­di­to­rio, los Reyes bus­ca­ron es­ce­na­rios al­ter­na­ti­vos, y si el jue­ves en­tre­ga­ron los pre­mios en Mas Ma­rroch (Vi­la­bra­reix), el es­pa­cio en­tre tie­rras de cul­ti­vo que les ce­die­ron los her­ma­nos Ro­ca; ayer se reunie­ron con cer­ca de tres­cien­tos jó­ve­nes en el ho­tel Ca­mi­ral (Cal­das de Ma­la­ve­lla), un es­ta­ble­ci­mien­to ale­ja­do del nú­cleo ur­bano y ro­dea­do de cam­pos de golf. Con el fin de que los se­pa­ra­tis­tas no re­ven­ta­ran los ac­tos ni mo­les­ta­ran a los asis­ten­tes, se re­for­za­ron las me­di­das de se­gu­ri­dad en los ac­ce­sos, don­de la pre­sen­cia de los agen­tes di­sua­dió a las po­cas de­ce­nas de ma­ni­fes­tan­tes que in­ten­ta­ron acer­car­se. Ayer, ape­nas una vein­te­na de ellos se ma­ni­fes­tó an­te la en­tra­da del ho­tel que al­ber­gó el ac­to.

Si el jue­ves fue el día de la en­tre­ga de los pre­mios y el dis­cur­so ins­ti­tu­cio­nal del Rey, ayer los pro­ta­go­nis­tas fue­ron los cer­ca de tres­cien­tos jó­ve­nes que par­ti­ci­pa­ron en el pro­gra­ma «Res­ca­ta­do­res del ta­len­to» cu­yo ob­je­ti­vo es ayu­dar a en­con­trar el pri­mer em­pleo. En esas cir­cuns­tan­cias, el Rey se qui­tó la cor­ba­ta y se pu­so una ve­ra­nie­ga cha­que­ta mil ra­yas pa­ra re­unir­se con los jó­ve­nes, la ma­yo­ría de los cua­les eran los pri­me­ros miembros de sus fa­mi­lias que han pa­sa­do por la Uni­ver­si­dad. El ob­je­ti­vo de es­te pro­gra­ma es con­tri­buir a la igual­dad de opor­tu­ni­da­des, así co­mo fo­men­tar la mo­vi­li­dad en­tre Co­mu­ni­da­des Au­tó­no­mas. Una ex­pe­rien­cia que, se­gún el Rey, «con­tri­bui­rá de­ci­si­va­men­te a la me­jo­ra de su em­plea­bi­li­dad».

El Si­tio de Ge­ro­na

Du­ran­te su es­tan­cia en Ca­ta­lu­ña, el Rey lu­ció en la so­la­pa de su cha­que­ta la in­sig­nia de la con­de­co­ra­ción con­me­mo­ra­ti­va del Si­tio de Ge­ro­na, que re­cuer­da la re­sis­ten­cia de la ciu­dad en la Gue­rra de la In­de­pen­den­cia Es­pa­ño­la con­tra la in­va­sión de los fran­ce­ses. A pe­sar de to­das las di­fi­cul­ta­des crea­das por los se­pa­ra­tis­tas, los Reyes pu­die­ron cum­plir tan­to el jue­ves co­mo el vier­nes su pro­gra­ma pre­vis­to en Ge­ro­na y apo­yar lo que Don Fe­li­pe de­fi­nió co­mo «un pro­yec­to in­te­gra­dor y sin ex­clu­sio­nes» en una Ca­ta­lu­ña pro­fun­da­da­men­te di­vi­di­da. «Cons­truir pa­ra los jó­ve­nes es lo que siem­pre ha he­cho la Fun­da­ción Prin­ce­sa de Gi­ro­na», afir­mó el Rey. «Siem­pre cons­truir. Ayer, hoy y ma­ña­na. Y cons­truir pa­ra los jó­ve­nes es lo que se­gui­rá ha­cien­do».

INÉS BAUCELLS

Don Fe­li­pe y Do­ña Le­ti­zia, en el pro­gra­ma «Res­ca­ta­do­res de ta­len­to»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.