La he­ren­cia eco­nó­mi­ca que de­ja Ra­joy a Sánchez en el Go­bierno

∑ Es­pa­ña cuen­ta con más PIB y brío ex­te­rior, pe­ro tam­bién con una deu­da pú­bli­ca ma­yor

ABC (Castilla y León) - - ECONOMÍA - JA­VIER TAHIRI MA­DRID

Los Pre­su­pues­tos de 2018 en­tra­rán en vi­gor el pró­xi­mo lu­nes huér­fa­nos de Go­bierno, co­mo le­ga­do pós­tu­mo de la he­ren­cia eco­nó­mi­ca que de­ja el Eje­cu­ti­vo de Ra­joy al de Sánchez. Tras vi­vir la tra­mi­ta­ción más im­bri­ca­da de la de­mo­cra­cia, la ho­ja de ru­ta de las cuen­tas pú­bli­cas pa­ra es­te año sim­bo­li­za así la en­tre­ga de­fi­ni­ti­va de las rien­das eco­nó­mi­cas al nue­vo Go­bierno, que in­clu­ye una ac­ti­vi­dad que ha cam­bia­do con­si­de­ra­ble­men­te des­de fi­na­les de 2011. Des­pués de 35 tri­mes­tres pa­ra re­cu­pe­rar su ni­vel, al mi­rar­se al es­pe­jo, el PIB ha cre­ci­do aho­ra a una al­tu­ra su­pe­rior a la que te­nía an­tes de la cri­sis y man­tie­ne una ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro que do­bla a la de la Eu­ro­zo­na. El Ban­co de Es­pa­ña cons­ta­tó ha­ce es­ca­sos días que el PIB re­pun­tó un 0,7% en el se­gun­do tri­mes­tre, fren­te al 0,3% de la Eu­ro­zo­na.

Co­mo coin­ci­den la ma­yor par­te de los or­ga­nis­mos, la eco­no­mía cre­ce­rá es­te año a rit­mos cer­ca­nos al 3% y se man­ten­drá el pró­xi­mo trie­nio so­bre el 2%. Cuan­do es­ta­lló la cri­sis del eu­ro en 2011 y co­men­zó la le­gis­la­tu­ra de Ra­joy la si­tua­ción era muy di­fe­ren­te: Es­pa­ña se zam­bu­llía en una lar­ga re­ce­sión an­te el te­mor a una ruptura de la mo­ne­da úni­ca en lo que le lle­va­ría a tres años de des­truc­ción de em­pleo y ac­ti­vi­dad has­ta te­ner un 27% de pa­ro en 2013.

Em­pleo al al­za

Aho­ra el pa­no­ra­ma es dis­tin­to y Es­pa­ña re­co­ge una iner­cia po­si­ti­va en crea­ción de em­pleo y ac­ti­vi­dad: de 2013 a 2017 ha crea­do 1,65 mi­llo­nes de pues­tos de tra­ba­jo. Es­pa­ña se en­cuen­tra aho­ra a me­dio ca­mino de re­cu­pe­rar los tres mi­llo­nes de pues­tos de tra­ba­jo des­trui­dos du­ran­te la cri­sis. El pa­ro ha ba­ja­do a su me­dia his­tó­ri­ca des­de 1980, el 16,7%, pe­ro aún su­po­ne el do­ble que an­tes del es­ta­lli­do de la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria. Es de­cir, Es­pa­ña pro­du­ce más que en 2008 con un mi­llón y me­dio me­nos de em­plea­dos.

El ca­pí­tu­lo que acu­mu­la lu­ces y ame­na­zas en el ho­ri­zon­te es el de la com­po­si­ción de la eco­no­mía que ha re­sur­gi­do. La ac­ti­vi­dad aho­ra de­pen­de me­nos de sec­to­res co­mo el in­mo­bi­lia­rio, cuen­ta con un ma­yor múscu­lo de las ex­por­ta­cio­nes y tie­ne em­pre­sas más sa­nea­das, pe­ro tam­bién arro­ja una apor­ta­ción me­nor de los sa­la­rios, un pa­ro aún ele­va­do y una ló­bre­ga som­bra en for­ma de deu­da pú­bli­ca.

La cons­truc­ción ha re­du­ci­do su em­pu­je en 57.000 mi­llo­nes fren­te al má­xi­mo pre­cri­sis. De re­pre­sen­tar un 10% del PIB en 2008, nue­ve años des­pués su­po­ne un 5%. El otro pi­lar de la cri­sis, los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, han men­gua­do en 16.000 mi­llo­nes des­de su má­xi­mo ni­vel de 2008: de su­po­ner el 5% del PIB al 3,6% de 2017 por la re­es­truc­tu­ra­ción del sec­tor lle­va­da a ca­bo. La in­dus­tria aún es­tá 7.000 mi­llo­nes por de­ba­jo de su apor­ta­ción en 2008.

A cam­bio, Es­pa­ña ha ga­na­do pe­so en ex­por­ta­cio­nes –unos 75.000 mi­llo­nes más en el PIB– y en ser­vi­cios, con 64.000 mi­llo­nes de in­cre­men­to, so­bre to­do co­mer­cio y hos­te­le­ría. Las ven­tas al ex­te­rior mar­can ré­cord y ya su­po­nen el 34,1% del PIB, fren­te al 25% en el que es­ta­ban en 2008. Es­ta re­cu­pe­ra­ción de la com­pe­ti­ti­vi­dad tam­bién se ha re­fle­ja­do en un he­cho iné­di­to que des­ta­có ha­ce unos días el «think tank» Eu­ro­pe G: por pri­me­ra vez, Es­pa­ña ha sa­li­do de una cri­sis sin dé­fi­cits con el ex­te­rior e in­clu­so fi­nan­cian­do al res­to del mun­do. Nues­tro país lle­va cin­co años, des­de 2012, al­can­zan­do su­pe­rá­vit ex­te­rior. Al­go que no ha­bía ocu­rri­do en me­dio si­glo, de acuer­do a las es­ta­dís­ti­cas de la UE que arran­can en 1960. So­lo en­tre 1971 y 1973 Es­pa­ña lo­gró ex­ce­den­te con el ex­te­rior, que el año pa­sa­do fue de ca­si un 2% del PIB.

Des­per­tar sa­la­rial

Don­de aún de­be lle­gar la re­cu­pe­ra­ción es al bol­si­llo. El con­su­mo de los ho­ga­res aún es­tá 28.000 mi­llo­nes por de­ba­jo de su ni­vel pre­cri­sis por el le­tar­go de los sa­la­rios, lo que lastra la de­man­da in­ter­na, prin­ci­pal mo­tor de la eco­no­mía. El pe­so de los sa­la­rios en el PIB de Es­pa­ña, por am­bos fac­to­res, es del 47,3%, fren­te al 50% de 2008 y su ni­vel más ba­jo des­de los ochen­ta. La re­mu­ne­ra­ción de los asa­la­ria­dos aún es­tá a 9.500 mi­llo­nes de su ni­vel pre­cri­sis, cuan­do mar­có 559.777 mi­llo­nes. El pac­to pa­ra su­bir los suel­dos en­tre un 2% y un 3% en­tre agen­tes so­cia­les y los gui­ños a em­plea­dos pú­bli­cos des­per­ta­rán las nó­mi­nas es­te año, tras lle­var des­de 2015 per­dien­do po­der ad­qui­si­ti­vo.

El Ban­co de Es­pa­ña ha aler­ta­do de que el au­men­to de los be­ne­fi­cios em­pre­sa­ria­les no se es­tá tras­la­dan­do a las nó­mi­nas de los tra­ba­ja­do­res. En ello tam­bién re­per­cu­te la ca­li­dad del em­pleo: el mer­ca­do la­bo­ral es ca­paz de crear tra­ba­jos con brío, pe­ro li­de­ra la tem­po­ra­li­dad de Eu­ro­pa, con ta­sas del en­torno del 30%, y cuen­ta aún con 3,7 mi­llo­nes de pa­ra­dos, ca­si dos mi­llo­nes más que an­tes de la cri­sis.

Otro gran ries­go en el ho­ri­zon­te es cua­drar las cuen­tas. El Go­bierno de­be tra­tar de equi­li­brar la re­duc­ción del dé­fi­cit, que es­te año de­be ajus­tar­se en 10.000 mi­llo­nes de eu­ros al 2,2% del PIB, con el cre­ci­mien­to de la ac­ti­vi­dad. So­bre la me­sa del Go­bierno es­tá la idea de ele­var los im­pues­tos en 6.500 mi­llo­nes de eu­ros, so­bre to­do a em­pre­sas, pe­ro al­gu­nos co­mo la subida a los car­bu­ran­tes –de 600 mi­llo­nes en un año pa­ra gra­var más el dié­sel e igua­lar­lo po­co a po­co con la ga­so­li­na– afec­tan a cla­ses me­dias. El ma­yor gas­to com­pro­me­ti­do, por el al­za de las pen­sio­nes del 1,6% y de­más gui­ños que in­clu­yen las cuen­tas, ha­cen pe­li­grar la ba­ja­da del dé­fi­cit. Pe­se a su re­duc­ción des­de el 9% de 2011 al 3,1% del PIB de 2017, la deu­da pú­bli­ca ha au­men­ta­do en ca­si 400.000 mi­llo­nes des­de 2012 has­ta al­can­zar el ma­rean­te ré­cord de 1,14 bi­llo­nes de eu­ros, un 98% del PIB que de­be ir ba­jan­do los pró­xi­mos años con ra­pi­dez. De lo con­tra­rio, Es­pa­ña se en­con­tra­rá ex­pues­ta con se­rie­dad en la si­guien­te cri­sis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.