Sán­chez pi­de a Igle­sias una res­pues­ta a su ofer­ta sin mi­nis­te­rios

▶ Le ofre­ce de­sig­nar car­gos de se­gun­do ni­vel, pe­ro Po­de­mos no en­tra­rá en su jue­go

ABC (Castilla y León) - - ESPAÑA - VÍC­TOR R. AL­MI­RÓN/GRE­GO­RIA CA­RO MA­DRID

La ne­go­cia­ción en­tre PSOE y Po­de­mos es­tá dan­do bue­na mues­tra de có­mo am­bos se ne­ce­si­tan a la vez que se re­cha­zan. La des­con­fian­za pre­si­de los con­tac­tos. Ese es el mo­ti­vo por el que Pa­blo Igle­sias quie­re es­tar en el Consejo de Mi­nis­tros, no se fía de que el PSOE cum­pla con lo pac­ta­do y no quie­re co­rrer el ries­go de que los so­cia­lis­tas ca­pi­ta­li­cen las me­di­das. Y es tam­bién la des­con­fian­za en Igle­sias, aun­que no so­lo, lo que hace que Pe­dro Sán­chez no le quie­ra ni a él ni a los su­yos en su equi­po de mi­nis­tros.

En es­te cli­ma se desa­rro­llan unos con­tac­tos sin in­for­ma­ción cla­ra. En ab­so­lu­to se­cre­to y ba­jo el eu­fe­mis­mo de ser en­cuen­tros «dis­cre­tos». Tras co­no­cer­se que el lu­nes am­bos di­ri­gen­tes se ha­bían reuni­do, los so­cia­lis­tas con­tra­ta­ca­ban ma­ni­fes­tan­do que las po­si­cio­nes es­ta­ban «muy ale­ja­das». El Go­bierno no hi­zo pú­bli­co que su ofer­ta a Igle­sias fue que Po­de­mos ocu­pe pues­tos in­ter­me­dios en la Ad­mi­nis­tra­ción Ge­ne­ral del Es­ta­do, pe­ro no en el Consejo de Mi­nis­tros. La in­for­ma­ción apa­re­ció en la no­che del mar­tes en el «El País» y ayer ya se da­ba por he­cho por par­te de los so­cia­lis­tas.

Por su par­te, des­de el en­torno de Igle­sias re­pro­chan que en el PSOE no es­tán res­pe­tan­do la me­su­ra que Sán­chez e Igle­sias acor­da­ron en su úl­ti­mo en­cuen­tro en el Con­gre­so. «Cree­mos que nues­tro rol es ser dis­cre­tos y pro­te­ger una ne­go­cia­ción que va a su­frir mu­chas pre­sio­nes y mu­cho rui­do», di­je­ron ayer fuen­tes de Po­de­mos.

La vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno, Carmen Cal­vo, ase­gu­ró que «la ofer­ta que ha he­cho el pre­si­den­te no es­tá ubi­ca­da en el Consejo de Mi­nis­tros». Pe­ro sí en car­gos con res­pon­sa­bi­li­da­des «po­lí­ti­cas y ad­mi­nis­tra­ti­vas im­por­tan­tes en una Ad­mi­nis­tra­ción Ge­ne­ral del Es­ta­do im­por­tan­te pa­ra ha­cer una la­bor de ca­rác­ter po­lí­ti­co im­por­tan­te». Des­de Po­de­mos apun­tan a que des­co­no­cían esa ofer­ta y, a ma­yo­res, las pa­la­bras de la nú­me­ro dos del Go­bierno so­na­ron a ul­ti­má­tum: Cal­vo se­ña­ló que es­tán «es­pe­ran­do» la res­pues­ta de Po­de­mos y si la ofer­ta «le con­vie­ne o no a sus ob­je­ti­vos».

Con to­do, el re­que­ri­mien­to no sen­tó bien a los des­ti­na­ta­rios. El se­cre­ta­rio de Ac­ción de Go­bierno de Po­de­mos, Pa­blo Echenique, pi­dió ayer al PSOE que «no se ne­go­cie a tra­vés de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción» pa­ra evi­tar que el rui­do afec­te a las ne­go­cia­cio­nes. Tan­to Echenique co­mo la portavoz mo­ra­da en el Con­gre­so, Ire­ne Mon­te­ro, se­ña­la­ron una vez más que no se ba­jan del bar­co de un Go­bierno de coa­li­ción.

Por su par­te, Cal­vo apun­tó que lle­ga­do el ca­so a Sán­chez «no es a quien le to­ca­rá de­ter­mi­nar las per­so­nas que pue­dan es­tar en nom­bre de Uni­das Po­de­mos». Es de­cir, Igle­sias po­dría te­ner ca­pa­ci­dad pa­ra ele­gir las per­so­nas en de­ter­mi­na­dos pues­tos. Inés Arri­ma­das

Ba­jo se­cre­to Echenique exi­gió ayer al PSOE no ele­var la ne­go­cia­ción a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción

IG­NA­CIO GIL

Pe­dro Sán­chez y Pa­blo Igle­sias, tras su reunión en el Con­gre­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.