Ro­bert Mo­reno, re­cam­bio al apu­ro de Luis En­ri­que

▶La Fe­de­ra­ción acep­ta la re­nun­cia del as­tu­riano por su pro­ble­ma fa­mi­liar y nom­bra nue­vo se­lec­cio­na­dor es­pa­ñol a su ayu­dan­te des­de hace nue­ve años

ABC (Castilla y León) - - DEPORTES - JO­SÉ CAR­LOS CARABIAS MA­DRID

«De­bi­do a que los mo­ti­vos que me im­pi­die­ron desa­rro­llar con nor­ma­li­dad mis fun­cio­nes co­mo se­lec­cio­na­dor des­de el pa­sa­do mes de mar­zo con­ti­núan a día de hoy he de­ci­di­do de­jar di­cho car­go». Con es­tas pa­la­bras en una car­ta que la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol hi­zo pú­bli­ca, Luis En­ri­que ce­rró su pe­ri­plo co­mo má­xi­mo res­pon­sa­ble del equi­po de to­dos. Un pro­ble­ma per­so­nal de na­tu­ra­le­za fa­mi­liar le obli­ga a re­nun­ciar on­ce me­ses des­pués de asu­mir un pues­to que ha re­sul­ta­do mal­di­to en el ci­clo de un año. Lo­pe­te­gui, Fer­nan­do Hie­rro, Luis En­ri­que y, des­de hoy, Ro­bert Mo­reno, el ayu­dan­te del se­lec­cio­na­dor sa­lien­te des­de hace nue­ve años. «Luis En­ri­que creía en su equi­po y no­so­tros cree­mos en es­te pro­yec­to», re­su­mió el pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Luis Rubiales.

Des­de que fue nom­bra­do el 9 de ju­lio del año pa­sa­do, ca­si un mes des­pués del ca­ta­clis­mo Lo­pe­te­gui, Luis En­ri­que ha­bía apor­ta­do un se­llo a la se­lec­ción. Ha­bía di­ri­gi­do sie­te en­cuen­tros (cin­co triun­fos y dos de­rro­tas) y se ha­bía au­sen­ta­do en tres. El 26 de mar­zo el en­tre­na­dor as­tu­riano aban­do­nó pre­ci­pi­ta­da­men­te la con­cen­tra­ción del equi­po, que de­bía ju­gar en La Va­le­ta an­te Mal­ta en la se­gun­da jornada de cla­si­fi­ca­ción pa­ra la Eu­ro­co­pa 2020. Des­de en­ton­ces, su si­tua­ción pro­fe­sio­nal ha es­ta­do so­me­ti­da a una es­pe­cie de in­te­ri­ni­dad de­bi­do a esos mo­ti­vos per­so­na­les.

Ro­bert Mo­reno se sen­tó en el ban­qui­llo de Es­pa­ña en Mal­ta y tam­bién en la úl­ti­ma ventana de par­ti­dos, con­tra las Is­las Fe­roes y Sue­cia. Ha di­ri­gi­do los en­tre­na­mien­tos de la se­lec­ción y ha vin­cu­la­do su tra­ba­jo al es­cru­ti­nio de Luis En­ri­que, que se ayu­dó de cámaras ce­ni­ta­les pa­ra se­guir la pre­pa­ra­ción de los ju­ga­do­res. La tec­no­lo­gía ha ayu­da­do al en­tre­na­dor de Gi­jón a di­ri­gir al equi­po en la dis­tan­cia y a to­mar de­ci­sio­nes res­pec­to a convocator­ias y alineacion­es. El cam­bio en la por­te­ría, por ejem­plo, de Da­vid de Gea a Ke­pa.

Sin de­ta­lles

Des­de hace se­ma­nas se vie­ne ges­tan­do el re­cam­bio en la se­lec­ción, aun­que ayer ni Rubiales ni el di­rec­tor de­por­ti­vo Jo­sé Mo­li­na ni Ro­bert Mo­reno ofre­cie­ron de­ta­lles so­bre tiem­pos, pla­zos o ma­ne­ras. El sec­tor in­for­ma­ti­vo de la se­lec­ción ha man­te­ni­do la dis­cre­ción so­bre los pro­ble­mas per­so­na­les de Luis En­ri­que y, por su­pues­to, tam­bién sus co­la­bo­ra­do­res. «Es una de­ci­sión de Luis. Le doy las gra­cias, he­mos apren­di­do de él, es­ta­mos uni­dos a él, y le he­mos trans­mi­ti­do que tie­ne las puer­tas abier­tas de la se­lec­ción», ex­pli­có Rubiales.

«Pa­ra mí es un día agri­dul­ce, más agrio que dul­ce. Siem­pre es­pe­ré ser al­gún día pri­mer en­tre­na­dor pe­ro no de es­ta ma­ne­ra», ra­zo­nó el nue­vo se­lec­cio­na­dor. La Fe­de­ra­ción da con­ti­nui­dad a un plan, man­te­nien­do el con­tra­to de Luis En­ri­que has­ta el mis­mo pla­zo pa­ra Mo­reno, ju­lio de 2020, jus­to des­pués de la Eu­ro­co­pa que se dispu­tará por to­do el con­ti­nen­te.

Rubiales qui­so zan­jar la du­da que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.