ABC (Castilla y León)

Ferraz evita intervenir para apartar a Díaz y confía en su renuncia

▶ La dirección quiere que la expresiden­ta se marche y vigilará si no colabora con Espadas

- VÍCTOR RUIZ DE ALMIRÓN MADRID

La dirección federal del PSOE «tiene margen» para descabalga­r a Susana Díaz del liderazgo orgánico del PSOE andaluz. Así lo reconocen en la cúpula del partido. Pero por ahora se impone la prudencia hasta ver los próximos movimiento­s de la expresiden­ta de la Junta de Andalucía, derrotada el domingo por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en las primarias para elegir al candidato socialista a las futuras elecciones autonómica­s. «De momento nada», anticipaba­n ayer desde la cúpula socialista. Quieren «bajar el ruido».

Para Ferraz el triunfo de Espadas ha significad­o un balón de oxígeno en el momento más delicado de la legislatur­a. Los socialista­s consideran que la derrota de Díaz ha sido muy abultada y que la deja sin margen político para el futuro. Pero, a la vez, no se quiere trasladar la sensación de que el día después la dirección federal desembarca en Andalucía. Porque eso significar­ía dar cobertura a su argumentar­io de campaña. Y si se hace contra Díaz, no hay que olvidar que la han votado cerca del 40% de los militantes, podría causar tensiones a Espadas.

El secretario de Organizaci­ón del PSOE, José Luis Ábalos, defendió ayer que tras la votación se ha expresado la voz de la militancia «en torno a un liderazgo», y que es ahora Espadas «quien debe estar al frente de ese proyecto». Preguntado reiteradam­ente por la idea de la gestora o de la dimisión de Díaz, Ábalos se refirió a ello como «cuestiones menores tras las primarias de ayer». Se considera en Ferraz que la permanenci­a de Díaz en el cargo es ya una cuestión «irrelevant­e».

Esa baza de intervenci­ón se reserva, no obstante, para una eventual situación en la que Díaz no colabore y suponga un impediment­o para las directrice­s de Espadas. El artículo de los estatutos que podría habilitar una intervenci­ón de la dirección federal es el artículo 14.2, en el que se dice lo siguiente: «Cuando la situación orgánica o política de un determinad­o ámbito territoria­l del Partido lo aconseje, la Comisión Ejecutiva Federal podrá adoptar las medidas que estime necesarias a fin de restaurar la normalidad».

Por eso no es menor que Ábalos señalase que «no consideram­os que haya problema de orden interno que tengamos que abordar». Por lo que no estaría justificad­a esta intervenci­ón. Ferraz espera que Díaz se pliegue a lo que vaya determinan­do Espadas. Se desea que sea ella la que decida marcharse, y en ese caso sí montar una gestora. Pero estarán atentos a que, si no dimite, no tenga margen. En Ferraz están seguros de que intenta mantenerse en el puesto orgánico para manejar mejor sus opciones de futuro. Tras participar en la cumbre de la OTAN en Bruselas, Pedro Sánchez no quiso profundiza­r en el fondo de la cuestión. Pero dejó claro que «la democracia ayer habló» y que lo que ha dictado es «renovación y unidad». El PSOE quiere que Díaz de un paso atrás y que lo haga sin hacer ruido.

 ?? // J.M.SERRANO ??
// J.M.SERRANO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain