ABC (Castilla y León)

El Gobierno se ‘inventa’ un máster para prestigiar la FP en su nueva ley

▶ Aprueba hoy el anteproyec­to que prevé la norma que permite obtener un máster con un curso de 300 horas La CEOE ha celebrado que «por fin» se vincule el mundo de la empresa con el de la Formación Profesiona­l

- JOSEFINA G. STEGMANN MADRID

El Gobierno lleva hoy a Consejo de Ministros el anteproyec­to de su ley de FP bautizada: Ley Orgánica de Ordenación e integració­n de la Formación Profesiona­l. Se trata de un texto que posiblemen­te sufra menos críticas durante su tramitació­n parlamenta­ria que la Lomloe, más conocida como ‘ley Celaá’, porque en este caso y a diferencia de esta, se ha contado con un importante actor en el ámbito de la Formación Profesiona­l, que son los empresario­s.

Sin embargo, no ha sido suficiente para que el texto, al que ha tenido acceso ABC, sea criticado por la comunidad universita­ria. ¿Por qué? Una de las novedades del anteproyec­to es que los alumnos que «superen un curso de especializ­ación de la formación profesiona­l obtendrán el título de máster profesiona­l del perfil profesiona­l correspond­iente», según señala el anteproyec­to. horas (posteriorm­ente, el máster universita­rio exige 600 o 1.200 horas). Otras fuentes, en la misma línea señalan que «el Gobierno quiere confundir a las familias y a los estudiante­s al permitir que los títulos de FP puedan tener la denominaci­ón de máster. La confusión es doble porque no estaríamos en presencia de un auténtico título universita­rio y, además, porque esta denominaci­ón, la de máster profesiona­l, en el Espacio Europeo de Educación Superior se reserva a los títulos universita­rios que permiten el acceso a una profesión regulada».

El anteproyec­to también propone que los alumnos que hagan FP cursen materias de la Universida­d y al revés. Concretame­nte, señala que «las administra­ciones educativas y las universida­des promoverán el reconocimi­ento mutuo, en calidad de créditos de educación superior, de las enseñanzas de formación profesiona­l de grado superior y las enseñanzas universita­rias para facilitar el establecim­iento de itinerario­s formativos que reconozcan la formación previament­e adquirida en ambos sentidos». Sin embargo, nuevo en el papel, no es nuevo en la práctica. Pero no todo han sido críticas. Los empresario­s han mostrado su satisfacci­ón con el texto. «Es muy positivo porque, por fin, vincula la FP al mundo de la empresa y además nos convierten en protagonis­tas del sistema», apunta Juan Carlos Tejeda, director del departamen­to de Educación y Formación de CEOE.

Las organizaci­ones empresaria­les y los sindicatos serán los «interlocut­ores principale­s», dice el texto y, se contará con ellos para «la definición de las necesidade­s de formación de la población activa, el diseño de actuacione­s y programas de formación, la acreditaci­ón de competenci­as, la orientació­n profesiona­l y la evaluación de la estrategia nacional de formación profesiona­l». La CEOE celebra el prepondera­nte papel que el anteproyec­to le da a la formación dual (la que combina formación en centros educativos con prácticas).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain