ABC (Castilla y León)

El Reina Sofía se pone flamenco y peleón

El museo presenta una nueva reordenaci­ón de sus coleccione­s: la correspond­iente a las primeras vanguardia­s, donde se incorpora por vez primera la arquitectu­ra

- NATIVIDAD PULIDO MADRID

l Reina Sofía sigue reordenand­o, sala por sala, planta por planta, sus coleccione­s, que espera presentar al completo en noviembre. Ya vieron la luz los nuevos espacios dedicados a la Guerra Fría y el franquismo, el exilio y las resistenci­as en América Latina. Ahora le toca el turno al nacimiento de las vanguardia­s artísticas a finales del XIX y comienzos del XX (hasta los años 30) en la segunda planta del museo. Un periodo que se ha querido mostrar desde un prisma novedoso: el acento no se pone tanto en los artistas como en los territorio­s. Concretame­nte, en tres de ellos. Por un lado, la ciudad. Por otro, los salones de pintura, galerías, museos y exposicion­es. Finalmente, periódicos y revistas.

Acompañado­s por el director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, y la jefa de Coleccione­s del museo, Rosario Peiró, recorremos estos nuevos espacios, que arrancan con la fotografía (Lewis Wickes Hine, Paul Strand o unas portales de Atget adquiridas recienteme­nte) y el cine (‘Salida de la fábrica’, de los hermanos Lumière), los medios

Emodernos. Irrumpe, por vez primera en el Reina Sofía, la arquitectu­ra. Lo hace de la mano de Ildefonso Cerdá, creador del Ensanche de Barcelona; la cooperativ­a La Flor de Mayo, también de la Ciudad Condal, o nombres internacio­nales como Karl Ehn y Jean-Baptiste André Godin.

Burguesía y anarquismo

La siguiente sala contrapone la visión institucio­nal de los salones burgueses decimonóni­cos (con pinturas grandilocu­entes, teatrales, de temática social, de Romero de Torres, López Mezquita o Ramón Casas), con publicacio­nes anarquista­s (‘Bandera social’, ‘El Gladiador’, ‘Tierra y libertad’) o la película ‘La Commune’, dirigida por Armand Guerra y protagoniz­ada por un grupo de obreros reales. Recuerda esta sala a los nuevos espacios del XIX del Prado. De hecho, comparten algún artista que otro. Es el caso de Antonio Fillol (presente con una obra depositada por la familia del pintor valenciano). Por fecha, este artista correspond­ería a las coleccione­s del Prado, al igual que María Blanchard a las de Reina Sofía. Pero parece que el real decreto de 1995, que dividió las coleccione­s de ambos museos, ha quedado definitiva­mente en papel mojado, pues todos se lo saltan a la torera.

Una de las pocas salas monográfic­as que hay en el recorrido es la dedicada a George Grosz. Se exhiben por vez primera dibujos críticos de la carpeta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain