EL CO­LEC­CIO­NIS­TA

Marc La­dreit de La­cha­rriè­re.

ABC - Codigo Unico - - SUMARIO - Por SER­GIO MUÑOZ

Su for­tu­na per­so­nal al­can­za, se­gún For­bes, los 3.500 mi­llo­nes de dó­la­res. Na­ci­do en Ni­za (Fran­cia) en 1940, Marc La­dreit de La­cha­rriè­re fue alumno de la pres­ti­gio­sa Éco­le Na­tio­na­le d’Ad­mi­nis­tra­tion, la es­cue­la de ne­go­cios don­de se for­ma la éli­te fran­ce­sa. Apro­ve­chó bien esa edu­ca­ción fi­nan­cie­ra: en 1991 fun­dó Fimalac, una de las fir­mas pro­pie­ta­rias de Fitch Ratings, la ter­ce­ra agen­cia de

rating más im­por­tan­te del mun­do. Hoy po­see el 20 por cien­to del ac­cio­na­ria­do de la com­pa­ñía. Ade­más, el que es con­si­de­ra­do uno de los hom­bres más ri­cos de Fran­cia, per­te­ne­ce al con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de un buen pu­ña­do de em­pre­sas, en­tre ellas, L’Orèal, Re­nault, Cas­si­na o Ca­nal Plus.

Pe­ro, fue­ra de los ne­go­cios, su gran pa­sión son las artes. O, qui­zá, ha sa­bi­do mez­clar muy bien pa­sión y ne­go­cio, ya que ha di­ver­si­fi­ca­do par­te de sus in­ver­sio­nes y hoy ges­tio­na un cen­te­nar de sa­las de es­pec­tácu­los en Fran­cia. Tam­bién es un re­fi­na­do co­lec­cio­nis­ta de ar­te. En 1965 em­pe­zó com­pran­do pie­zas an­ti­guas de Gre­cia y Egip­to, pa­ra más tar­de ad­qui­rir tam­bién obras de épo­cas pos­te­rio­res, tam­bién mo­derno. No es un es­pe­cia­lis­ta en ar­te, co­mo él mis­mo ha di­cho, así que, a la ho­ra de ha­cer­se con una obra se guía por la emo­ción que le pro­du­ce. «El ar­te es la me­jor res­pues­ta a la ig­no­ran­cia», ha ase­gu­ra­do. Qui­zá pa­ra ven­cer la nue­va irra­cio­na­li­dad que nos ace­cha en Eu­ro­pa, el año pa­sa­do do­nó al Mu­seo de Quai-Branly –el et­no­grá­fi­co de Pa­rís– una co­lec­ción de 36 obras de ar­te de Áfri­ca y Ocea­nía va­lo­ra­da en 50 mi­llo­nes de eu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.