Scot­ta 1985.

Todo em­pe­zó ha­ce 15 años con una mo­to y unos di­se­ños de ro­pa ‘sport’. Hoy, con su es­ti­lo ‘bri­tish’ y co­lo­ris­ta, Scot­ta 1985 se ha con­ver­ti­do en la ima­gen de una nue­va ge­ne­ra­ción.

ABC - Codigo Unico - - Sumario - POR ELE­NA CASTELLÓ FO­TO­GRA­FÍAS DA­NIEL MÉNDEZ

Con una scoo­ter blan­ca di­bu­ja­da so­bre un pa­pel de co­lor. Así na­ció lo que hoy es Scot­ta 1985. La idea par­tió de Na­cho Ruiz, ami­go y com­pa­ñe­ro de es­tu­dios de Car­los Se­rra y Fe­li­pe Ro­ca. Se­vi­lla­nos y ami­gos des­de la in­fan­cia, Car­los y Fe­li­pe, que hoy tie­nen 38 años, ha­bían op­ta­do por la ad­mi­nis­tra­ción de em­pre­sas, mien­tras Na­cho ha­bía de­ci­di­do de­di­car­se al mar­ke­ting. Con el lo­go di­se­ña­do por Ruiz na­ció una em­pre­sa de ro­pa mas­cu­li­na que se em­pe­zó a ven­der en la tien­da de la ma­dre de Na­cho y en sus ca­sas. Em­pe­zó lla­mán­do­se Backs­li­de. «Nos gus­tó mu­cho, y so­mos cons­cien­tes de que mu­chos clien­tes aún hoy lle­gan a no­so­tros gra­cias al lo­go –ase­gu­ra Car­los Se­rra–. Es lla­ma­ti­vo y trans­mi­te un es­ta­do de áni­mo fe­liz».

Sin em­bar­go, lo que ha con­ver­ti­do a Scot­ta en un éxi­to es la ca­li­dad de sus di­se­ños y sus te­ji­dos. Sus ca­mi­sas Ox­ford, sus cár­di­gans de la­na y sus cal­ce­ti­nes ha­cen fu­ror en el guar­da­rro­pa de to­da una ge­ne­ra­ción. «Nos gus­ta tra­ba­jar con co­lo­res que no sean fá­ci­les de de­fi­nir: que nues­tro ver­de sea me­dio ver­de me­dio azu­la­do, por ejem­plo –pro­si­gue Se­rra–. Pe­ro cui­da­mos, so­bre todo, la ca­li­dad. Ha­ce­mos es­to por­que nos di­vier­te y no es­ta­mos dis­pues­tos a que nin­gún ami­go nos pon­ga la ca­ra co­lo­ra­da por­que una ca­mi­sa nues­tra se le ha ro­to a los 15 días de

usar­la», di­ce con gra­cia se­vi­lla­na una de las dos mi­ta­des de la em­pre­sa.

La aven­tu­ra na­ció en 2003. El nú­me­ro de clien­tes em­pe­zó a cre­cer. Tiem­po des­pués, Na­cho Ruiz aban­do­nó el pro­yec­to. Y en 2012 se re­no­vó la mar­ca, que pa­só a lla­mar­se Scot­ta 1985. Pe­ro el lo­go no cam­bió. «La gen­te no era ca­paz de re­cor­dar el nom­bre», ase­gu­ra Car­los. La cri­sis, en 2012 les mos­tró que es­ta­ban cre­cien­do de­ma­sia­do y de­ci­die­ron ha­cer una pau­sa du­ran­te un par de años. Hoy ven­den en 44 pun­tos mul­ti­mar­ca.

En 2015, fac­tu­ra­ron 300.000 eu­ros; en 2017, 1,2 mi­llo­nes y es­te año, las ci­fras de fac­tu­ra­ción van a ron­dar los 2,5 mi­llo­nes.

«2016 fue un año en el que nos ex­pan­di­mos mu­chí­si­mo y nos vi­mos pre­pa­ra­dos pa­ra cre­cer, tan­to en tien­das, co­mo en fran­qui­cias», di­ce Car­los Se­rra. Abrie­ron el pri­mer Scot­ta, co­mo fran­qui­cia, en Lisboa, y en fe­bre­ro de 2018 dos cór­ne­res en El Cor­te In­glés de Po­zue­lo de Alar­cón (Ma­drid) y en el de Pal­ma de Ma­llor­ca. Aho­ra, la mar­ca tie­ne ade­más tien­das en So­to­gran­de, Se­vi­lla y Va­len­cia (es­tas dos, fran­qui­cias). «Es un cre­ci­mien­to con­tro­la­do, pe­ro sos­te­ni­do, por­que lo que au­men­tan son nues­tras ven­tas por ca­da clien­te, no nues­tro nú­me­ro de tien­das», di­ce Fe­li­pe Ro­ca. de lo­cos por ha­cer­lo», ase­gu­ra Se­rra) es el ta­lla­je: des­de la XS a la 4XL

«A no­so­tros nos gus­ta de­cir que con­vi­vi­mos con otras mar­cas en lo que yo lla­mo dis­tin­tas ‘fran­jas ho­ra­rias’ –ex­pli­ca Fe­li­pe Ro­ca–. Hay ro­pa que se uti­li­za pa­ra ir a tra­ba­jar, pe­ro lue­go se usa la nues­tra des­pués del tra­ba­jo o en el fin de se­ma­na». «Aun­que sue­ne cur­si, es una ro­pa sin­ce­ra», aña­de Car­los. La pren­da de es­ta tem­po­ra­da es la ame­ri­ca­na. Y el cal­za­do, de an­te con he­bi­llas, con bor­la o de cor­do­nes con sue­la de go­ma. Es otro de los com­ple­men­tos que va cre­cien­do en los es­tan­tes de Scot­ta.

¿Y el fu­tu­ro? «Va­mos a se­guir cre­cien­do –di­ce Se­rra–, pe­ro de for­ma con­tro­la­da. Te­ne­mos mu­chas pe­ti­cio­nes de cór­ne­res y fran­qui­cias, pe­ro va­mos a un rit­mo co­me­di­do. Al tiem­po, he­mos em­pe­za­do a dis­tri­buir en Eu­ro­pa en mul­ti­mar­cas». El equi­po es uno de los ele­men­tos de ese cre­ci­mien­to. «Un equi­po com­pro­me­ti­do y al que le di­vier­ta nues­tro con­cep­to». Pe­ro, de mo­men­to, siem­pre en for­ma de fran­qui­cia. 

“Nues­tras pren­das son idea­les pa­ra des­pués del tra­ba­jo o el fin de se­ma­na. Te­ne­mos des­de la ta­lla XS a la 4XL. Y aun­que sue­ne cur­si, es una ro­pa sin­ce­ra”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.