Don­de in­no­va­ción e his­to­ria se fun­den

Ha­ce ca­si 20 años, la fa­mi­lia To­rres de­ci­dió apos­tar por la co­mar­ca le­ri­da­na de Les Ga­rri­ges, vol­vien­do a plan­tar vi­ñe­dos y re­cu­pe­ran­do la an­ti­gua ma­sía de los mon­jes be­ne­dic­ti­nos del si­glo XVIII que hoy al­ber­ga su nue­va bo­de­ga Pur­ga­to­ri.

ABC - Codigo Unico - - Código Único Para Familia Torres -

Con la ven­di­mia de es­te año, la nue­va bo­de­ga Pur­ga­to­ri ha ini­cia­do su ac­ti­vi­dad. Aquí, en una zo­na de cli­ma ex­tre­mo, se ela­bo­ra el vino del mis­mo nom­bre, am­pa­ra­do ba­jo la De­no­mi­na­ción de Ori­gen Cos­ters del Se­gre. Un vino ex­pre­si­vo y de per­fil me­di­te­rrá­neo, he­cho con uva gar­na­cha y ca­ri­ñe­na, cu­ya pri­me­ra aña­da sa­lió al mer­ca­do ha­ce ya tres años. Si­tua­da en el tér­mino mu­ni­ci­pal de Ju­ne­da, la bo­de­ga Pur­ga­to­ri re­cu­pe­ra el pa­sa­do vi­ní­co­la de la his­tó­ri­ca fin­ca Mas de l’Aran­yó, en la que du­ran­te años se ha­bía ela­bo­ra­do vino. Hoy se eri­ge co­mo ho­me­na­je a los pri­me­ros re­si­den­tes, los mon­jes be­ne­dic­ti­nos que su­pie­ron ver el po­ten­cial de es­ta tie­rra in­hós­pi­ta pa­ra la ela­bo­ra- ción de gran­des vi­nos. La nue­va bo­de­ga ha pre­ser­va­do el edi­fi­cio an­ti­guo, com­ple­men­tán­do­lo con un nue­vo edi­fi­cio ele­gan­te y fun­cio­nal cons­trui­do con ma­te­ria­les no­bles. De acuer­do con el com­pro­mi­so me­dioam­bien­tal de la fa­mi­lia To­rres la bo­de­ga ha si­do cons­trui­da con cri­te­rios de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y cuen­ta con una ins­ta­la­ción de pla­cas fo­to­vol­tai­cas pa­ra el au­to­con­su­mo.

Pa­ra la ela­bo­ra­ción del vino Pur­ga­to­ri, la bo­de­ga dis­po­ne de de­pó­si­tos de ace­ro inoxi­da­ble y hor­mi­gón, cons­trui­dos con tie­rra de la pro­pia fin­ca. La com­bi­na­ción del ace­ro, que po­ten­cia la fru­ta, y el hor­mi­gón, que fa­vo­re­ce la bue­na ma­du­ra­ción y evo­lu­ción del vino, do­ta­rá al vino de ma­yor com­ple­ji­dad. Des­pués, en­ve­je­ce­rá en bo­tas de ro­ble fran­cés en­tre 15 y 18 me­ses has­ta que ad­quie­ra to­da su ple­ni­tud. ♦◆♦

El nom­bre Pur­ga­to­ri ori evo­ca la du­ra vi­da a de los mon­jes que e eran en­via­dos a es­ta re­gión, ale­ja­da del el mo­nas­te­rio, pa­ra cul­ti­var la tie­rra y pro­veer de ali­men­tos a la dió­ce­sis, ahí por el año 1770.Hay quien di­ce que los que aquí lle­ga­ban lo ha­cían pa­ra pur­gar sus cul­pas. La his­to­ria tam­bién cuen­ta que par­te del vino que ela­bo­ra­ban con es­me­ro se lo lle­va­ba los án­ge­les; la reali­dad es que nun­ca lle­ga­ba a su des­tino. Una his­to­ria que plas­ma la eti­que­ta de es­te vino de le­yen­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.