Fru­tas y ver­du­ras de tem­po­ra­da un gran acier­to

Se ave­ci­na el in­vierno y con él sus fru­tas y ver­du­ras de tem­po­ra­da: al­ca­cho­fas, acel­gas, ca­la­ba­zas, ca­nó­ni­gos, co­les, na­ran­jas, man­da­ri­nas, man­za­nas, agua­ca­tes… Co­mer ali­men­tos de tem­po­ra­da es bueno pa­ra la sa­lud y la lí­nea y, ade­más, ayu­da al me­dio am­bie

ABC - Codigo Unico - - Código Único Para Carrefour -

¿Al­ca­cho­fas en agos­to? Error. Nos he­mos acos­tum­bra­do a co­mer cual­quier fru­ta o ver­du­ra con in­de­pen­den­cia de si es­tán en tem­po­ra­da, pe­ro es un fac­tor que de­be­ría­mos te­ner más en cuen­ta. Gra­cias a los avan­ces tec­no­ló­gi­cos, se pue­de dis­fru­tar de cual­quier fru­ta o ver­du­ra du­ran­te to­do el año pe­ro la na­tu­ra­le­za nos ofre­ce en ca­da es­ta­ción lo que más ne­ce­si­ta­mos. Por ejem­plo, en in­vierno nues­tro or­ga­nis­mo re­quie­re una do­sis ma­yor de vi­ta­mi­na C, que con­se­gui­mos gra­cias a las na­ran­jas, po­me­los, pi­mien­tos o la co­li­flor, to­das pro­pias de la épo­ca y cul­ti­va­das cuan­do el cli­ma les es más fa­vo­ra­ble.

Se­gún los ex­per­tos en gas­tro­no­mía, las fru­tas y ver­du­ras de tem­po­ra­da lo­gran pla­tos de ma­yor ca­li­dad pues sus pro­pie­da­des or­ga­no­lép­ti­cas son me­jo­res: olor, sa­bor, tex­tu­ra… Ade­más, al igual que el sa­bor, las vi­ta­mi­nas, el agua y otras pro­pie­da­des se pier­den con el tiem­po. Pe­ro no só­lo lo que es be­ne­fi­cio­so pa­ra nues­tra die­ta tam­bién lo es pa­ra el me­dio am­bien­te. Con­su­mir pro­duc­tos de tem­po­ra­da co­la­bo­ra a re­du­cir la ener­gía y las emi­sio­nes de CO2, ya que no es ne­ce­sa­rio gas­tar tan­ta ener­gía en trans­por­te y dis­tri­bu­ción. Lo co­se­cha­do se re­co­ge en el pun­to óp­ti­mo de ma­du­ra­ción re­sul­tan­do más sa­bro­so y se evi­ta la im­plan­ta­ción de mo­no­cul­ti­vos in­ten­si­vos que ago­tan la tie­rra, fa­vo­re­cien­do la sos­te­ni­bi­li­dad del pla­ne­ta. To­do ello ayu­da a im­pul­sar a los pro­duc­to­res de pro­xi­mi­dad y a man­te­ner la eco­no­mía lo­cal.

Eso sin ol­vi­dar nues­tro pro­pio bol­si­llo. Pa­ra lle­var al mer­ca­do pro­duc­tos pro­pios de otras épo­cas han de im­por­tar­se. Sin em­bar­go, los agri­cul­to­res lo­ca­les pue­den ofre­cer pro­duc­tos fres­cos a me­jor pre­cio. Al com­prar lo pro­pio de la es­ta­ción, es­ta­mos ad­qui­rien­do pro­duc­tos de los que hay en abun­dan­cia, por lo que cues­ta me­nos su cul­ti­vo, co­se­cha y dis­tri­bu­ción.

Aun­que no siem­pre es fá­cil en­con­trar cer­ca del lu­gar don­de vi­vi­mos pro­duc­tos fres­cos, de tem­po­ra­da y eco­ló­gi­cos. Por eso, son ne­ce­sa­rias ini­cia­ti­vas co­mo las de Ca­rre­four y su com­pro­mi­so con los pro­duc­tos fres­cos y de tem­po­ra­da, jun­to a su de­ci­di­da apues­ta por po­ten­ciar los pro­duc­tos BIO, de pro­xi­mi­dad y ca­li­dad, siem­pre res­pe­tan­do el ori­gen. La ca­de­na de su­per­mer­ca­dos e hi­per­mer­ca­dos, –que con su com­pro­mi­so Act For Food quie­re de­mo­cra­ti­zar la ali­men­ta­ción or­gá­ni­ca y ga­ran­ti­zar la sos­te­ni­bi­li­dad y tra­za­bi­li­dad de sus pro­duc­tos– tra­ba­ja con la agri­cul­tu­ra que res­pe­ta los ci­clos na­tu­ra­les de pro­duc­ción evi­tan­do tra­ta­mien­tos quí­mi­cos y ofre­cien­do un sur­ti­do de pro­duc­tos BIO que res­pe­ta la es­ta­cio­na­li­dad por­que bus­car en el ori­gen sig­ni­fi­ca con­se­guir los me­jo­res pro­duc­tos.

-Las fru­tas y ver­du­ras de tem­po­ra­da lo­gran pla­tos de ma­yor ca­li­dad pues sus pro­pie­da­des or­ga­no­lép­ti­cas son me­jo­res: olor, sa­bor, tex­tu­ra…

Con­su­mir pro­duc­tos de tem­po­ra­da co­la­bo­ra a re­du­cir la ener­gía y las emi­sio­nes de CO2, ya que no es ne­ce­sa­rio gas­tar tan­ta ener­gía en trans­por­te y dis­tri­bu­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.