El «in­fluen­cer» es­pa­ñol

Se lla­ma Jor­ge Coll y bus­ca arra­sar en­tre los jó­ve­nes

ABC - Cultural - - Arte - JESÚS CANO

Zwir­ner, Wei­wei, Lowry… Son al­gu­nos de los ape­lli­dos más in­flu­yen­tes del ar­te. Lo di­ce Ar­tRe­view. En el úl­ti­mo Po­wer 100, el ga­le­ris­ta ocu- pa el pues­to 5, el ar­tis­ta chino el 13 y el di­rec­tor del MoMA, el 17. En la lis­ta, nin­gún re­pre­sen­tan­te es­pa­ñol.

Re­cien­te­men­te, The New York Ti­mes reunió a los an­tes men­cio­na­dos y a otros miem­bros del club de los 100 en Berlín pa­ra ana­li­zar el mer­ca­do del ar­te. Y, sor­pre­sa, en­tre tan­tos ilus­tres con­fe­ren­cian­tes, se cue­la un bar­ce­lo­nés de 39 años: Jor­ge Coll.

Coll es mar­chan­te. Con su so­cio Ni­co­lás Cor­tés di­ri­ge des­de 2005 Coll & Cor­tés. Lo de­be­rie­ron ha­cer bien, ya que 10 años des­pués com­pra­ron la ga­le­ría in­gle­sa Col­nag­hi. Una ins­ti­tu­ción de 1760 que en un mis­mo año –1911– pue­de ven­der tres ver­meers. El res­to del tiem­po son leo­nar­dos, rem­brandts, go­yas o ti­zia- nos. En­tre sus úl­ti­mas ven­tas, una do­lo­ro­sa de Mu­ri­llo de 7 ci­fras. Uno de los mé­ri­tos de es­ta pa­re­ja es­tá sien­do rom­per las ba­rre­ras en­tre lo clá­si­co y lo ac­tual. No tie­nen pu­dor en or­ga­ni­zar ce­nas ti­tu­la­das El Pre­cio Jus­to don­de los nue­vos co­lec­cio­nis­tas de­ben acer­tar –¿lo adi­vi­nan?– el va­lor de esos vie­jos pe­ro ac­tua­les maes­tros. «Es cues­tión de co­no­ci­mien­to. Tie­nes que apre­ciar el ar­te. Es lo que de­cía Pi­cas­so, “no se tra­ta de pa­sa­do o fu­tu­ro. To­das las obras maes­tras de­be­rían vi­vir en el pre­sen­te y si no, no de­be­rían ser con­si­de­ra­das”. Es un cam­bio, es ins­pi­ra­dor. Mi­ras de dón­de vie­nes pa­ra sa­ber a dón­de quie­res ir», es­cu­cha­mos de­cir en Berlín.

En­tre los em­pe­ños de Coll es­tá atraer a la ge­ne­ra­ción de Ins­ta­gram. Pa­ra ello, se han in­ven­ta­do Grand Tour. En dis­tin­tas cuen­tas en la red so­cial, el pú­bli­co po­drá re­vi­vir a tra­vés del ar­chi­vo de Col­nag­hi y los he­chos na­rra­dos en los dia­rios de ilus­tres via­je­ro la ex­pe­rien­cia. «Pa­ra no­so­tros, se tra­ta de la co­mu­ni­dad; que­re­mos crear ex­pe­rien­cias», con­fie­sa Coll. «Que­re­mos crear aman­tes del ar­te; los aman­tes del ar­te se con­ver­ti­rán en co­lec­cio­nis­tas». Es­to es se­gu­ro: con­táis con mi li­ke.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.